Tambos robotizados se imponen «no por una cuestión de ahorro de mano de obra o de mayor calidad de leche, sino buscando mejores condiciones laborales»

Transcripción de la entrevista con Santiago Fariña

Imaginen un tambo en el que ni una persona participa en el proceso de ordeñe. Las vacas entran por sí solas, son ordeñadas por una máquina automática y salen luego a comer. Cuando los trabajadores se despiertan, la leche fresca ya está en los tanques. Parece de ciencia ficción, pero nos vamos acercando: hoy, ya, en el departamento de Colonia puede verse uno de estos tambos robotizados.

“Sistema voluntario de ordeñe automatizado”, ese es el nombre completo de esta tecnología, que en Uruguay viene probando el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA). Este tambo futurista quedó instalado en setiembre del año pasado en la estación experimental La Estanzuela, sobre la ruta 1, a pocos kilómetros de Colonia del Sacramento. Desde entonces se trabajó en formato de prueba piloto, y el mes pasado se terminó el entrenamiento de las vacas y el sistema quedó funcionando de manera normal.

¿En qué consiste esta innovación? ¿Qué impacto puede tener en el sector lechero nacional? En Perspectiva lo conversó con el ingeniero agrónomo Santiago Fariña, director del programa de Lechería del INIA.

Transcripción de la entrevista con Santiago Fariña

***

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

2 Comentarios - Escribir un comentario

Escribir Comentario: