«Flexibilizar» el Mercosur no es «creíble»; los socios tienen que «sincerarse» y reformular los tratados para crear zona de libre comercio en la que cada uno pueda negociar con terceros por su lado, dice economista argentina Beatriz Nofal

Foto: Alberto Fernández: Juan MABROMATA / POOL / AFP – Luis Lacalle Pou: Daniel Rodríguez /adhocFOTOS

Argentina, que ejerce la presidencia pro témpore del Mercosur, convocó para el 22 de este mes a una sesión especial del Consejo de Mercado Común del bloque. La resolución fue comunicada este martes, pocas horas después de que el canciller uruguayo solicitara ese encuentro en una carta que dirigió a su colega Felipe Solá.

En la próxima reunión, según trascendió, el gobierno de nuestro país presentará una propuesta formal y concreta de flexibilización del acuerdo de integración. Esa vieja aspiración de Uruguay, que esta administración ha tomado como una de sus banderas principales, provocó antes de semana de Turismo un roce verbal entre el presidente Luis Lacalle Pou y su par argentino Alberto Fernández.

Recordemos, el viernes 26 de marzo, en la cumbre del Mercosur organizada para celebrar los 30 años de la firma del Tratado de Asunción, Brasil y Uruguay coincidieron en la propuesta de reformar la normativa interna para que los países miembro puedan negociar acuerdos comerciales con terceros sin tener que pedir permiso a los otros socios.

El presidente Lacalle Pou lo planteó de manera muy directa.

«Obviamente que el Mercosur y su producción pesa en el concierto internacional. Lo que no puede ser es un lastre. Nosotros no estamos dispuestos a que sea un corset en el que nuestro país no se pueda mover. Y por eso hemos hablado con todos los presidentes de la flexibilización», dijo el mandatario.

Esas expresiones molestaron al presidente Fernández, que reservó un pasaje de su discurso de cierre de la cumbre para responder al mandatario uruguayo.

«No queremos ser lastre de nadie, si somos un lastre, que tomen otro barco. Pero lastre no somos de nadie», dijo Fernández. 

¿Qué trasfondo hay detrás de estas discrepancias entre Argentina y Uruguay? ¿Cómo juega Brasil? ¿Qué salida tiene el bloque luego de esta controversia?

Aquí, En Perspectiva, ya profundizamos en la visión del gobierno argentino sobre este tema el lunes 29 de marzo, cuando entrevistamos a Jorge Neme, Secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la cancillería argentina. Hoy les proponemos volver a Buenos Aires para recoger otro punto de vista, el de una experta argentina de larga trayectoria en estos asuntos.

Conversamos con Beatriz Nofal, doctora en Economía, que en el gobierno de Raúl Alfonsín (1983-1989) fue subsecretaria de Desarrollo Industrial (1986-88) y, desde ese cargo, Negociadora principal del Programa de integración ente Argentina y Brasil, que precedió al Mercosur. Más tarde fue diputada nacional por la UCR (1999-2002). Luego, entre 2006 y 2010 (en los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner), fue presidenta de la Agencia Nacional de Desarrollo de Inversiones del Ministerio de Economía, en el gobierno de Mauricio Macri fue representante Especial para Asuntos Relativos al Grupo de los 20 de la Cancillería Argentina. Ha sido además asesora de organismos internacionales y desde 1989 dirige, con interrupciones, la consultora Eco Axis.

Destaques de la entrevista:

  • «El Mercosur tiene problemas irresueltos en su agenda interna. Las principales diferencias están en la visión sobre la inserción en el mundo».
  • «Se requiere en el Mercosur, un profundo diálogo y un aggiornamiento de su estrategia de inserción».
  • «Las estrategias del Mercosur para insertarse y desarrollarse tienen que aggiornarse, se requiere diálogo sin dogmas, sin tenazas políticas, sin tenazas por divergencias económicas, estas pueden existir pero, como países democráticos, el diálogo tiene que permanecer».
  • Sobre el cruce entre Luis Lacalle Pou y Alberto Fernández: “Me dolió ver una cumbre de presidentes donde ese fuera el nivel de diálogo”.
  • «No está claro si Uruguay quiere flexibilizar la negociación externa para poder negociar un acuerdo con terceros países, por ejemplo China, para exportar a China pero a su vez para que los productos de China entren al mercado uruguayo o que entren al mercado del Mercosur».
  • «Brasil, hasta Bolsonaro, fue el principal defensor de la unión aduanera y del arancel externo común».
  • «Argentina cree que una mejor opción es perfeccionar la unión aduanera y avanzar hacia un mercado común. Sin embargo, esa opción, en 30 años de construcción del Mercosur no la hemos podido llevar a la práctica».
  • «Eso requiere cierto grado de políticas comunes y cierta construcción de instituciones que en el Mercosur han sido muy difíciles de realizar».
  • «Esto ocurre porque nosotros representamos el 10% de las exportaciones totales de Brasil. Es muy difícil que el país grande renuncie a grados de libertad en la formulación de su política interna si la interdependencia económica y comercial es más grande».

Enlaces relacionados
El Mercosur, a 30 años: una hoja de ruta. Columna de Beatriz Nofal en Clarín

Jorge Neme (Cancillería República Argentina) llamó a Uruguay a que presente por escrito propuesta para flexibilizar Mercosur: que explique cómo instrumentar una negociación por fuera del bloque y qué impactos tendría

Mercosur: Uruguay debe buscar una «aprobación informal pero razonablemente clara» de Brasil para negociar por fuera del bloque. Análisis económico de Exante

Agustín Dorce

Notas Relacionadas

1 Comentario

  • Muy buena entrevista, gracias! Ojalá se genere y se cumpla esa hoja de ruta común de la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *