Wilson Netto (Codicen): “La confrontación le ha dado réditos a mucha gente que tiene de rehén a la educación”

Los docentes de secundaria de Montevideo levantaron ayer la huelga pese a su disconformidad con la propuesta salarial del gobierno. De todas maneras los gremios de la enseñanza seguirán en conflicto llevando a cabo varias movilizaciones. En diálogo con En Perspectiva, el presidente del Codicen, Wilson Netto, aseguró que las clases perdidas se recuperarán “gradualmente” según el nivel de avance en el calendario establecido en cada lugar del país. En caso de que no se llegue a tiempo con los cursos se buscarán “salidas puntuales” para cada centro de estudio.

EN PERSPECTIVA
Jueves 03.09.2015, hora 10.19

EMILIANO COTELO (EC) —“Fin del conflicto docente que dividió a la izquierda”, ese es el título con el que abre su tapa hoy el diario El País. Agrega: “Profesores se quedan con oferta salarial que rechazaron hace 10 días”.

El Observador titula: “Levantan la huelga: volverán las clases pero el conflicto se mantiene”, claro, se vuelve a clases sobre todo en liceos, y por ahí pone el acento La República: “A clases: liceos vuelven pero el conflicto continúa”, [y agrega:] “Luego de varios días de paro en la educación, ayer los escolares retomaron las clases en los departamentos de Montevideo y Canelones. El conflicto continúa y el viernes por la tarde los docentes (que ayer levantaron su huelga) volverán a movilizarse hacia la Torre Ejecutiva, y el miércoles próximo se sumarán a la marcha que convoca la FEUU” [Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay].

En el caso de la diaria el tema no está en tapa pero sí adentro, en página 6, y ahí el título es “Lo que queda”. “Pese a disconformidad de gremios con propuesta salarial, hoy no se implementan paros en la educación” [agrega].

ROMINA ANDRIOLI (RA) —Vamos a profundizar en este tema, estamos en línea con el presidente del Consejo Directivo Central [Codicen] de la Administración Nacional de Educación Pública [ANEP], Wilson Netto.

Hoy en el semanario Búsqueda aparece una información en la que se señala que el domingo 23, cuando la ministra [de Educación y Cultura] María Julia Muñoz le avisó a usted que se iba a decretar la esencialidad, también le manifestó que sería ella la encargada de opinar públicamente y que la ANEP debía mantenerse al margen, según informaron fuentes del Poder Ejecutivo al semanario. Es más, se señala que les dijo: “Ustedes no hablen”, y les transmitió esta orden que, por lo que se vio en estos últimos días, ustedes cumplieron.

¿Efectivamente fue así, la ministra muñoz le pidió que se mantuvieran al margen del conflicto una vez que el gobierno decretó la esencialidad?

WILSON NETTO (WN) —No toda la información que se hace pública puede tener una validez real, en definitiva nosotros lo que hemos hecho es, desde nuestro lugar, intentar encontrar distintos caminos para contribuir a una salida a esta problemática, generando y profundizando los espacios de diálogo y tratando de retomar, como pasa hoy en el país entero, la normalidad de los cursos. Las dinámicas, las construcciones que se hacen a partir de informaciones que desconozco, correrán claramente por parte de los actores que la suministran.

RA —De todas formas lo que percibió la población es que los integrantes del Codicen no salieron públicamente, sobre todo en los primeros días, sí se los vio el día que se firmó el acta final, pero se mantuvieron al margen de la discusión pública en los primeros días. Por eso es que se plantea esta información de Búsqueda en base a estas fuentes del Poder Ejecutivo.

WN —Está bien, nosotros entendimos que podíamos contribuir a la resolución de esta problemática tomando determinados roles y trabajando fuertemente en la búsqueda de acuerdos y consensos no necesariamente a nivel público. Ese rol creo que lo cumplimos, hicimos el esfuerzo, y en conjunto con otros esfuerzos ha dado la posibilidad de recuperar estos espacios de diálogo y la normalidad en el desarrollo de los cursos.

RA —O sea que usted estaban activos pero a un nivel más silencioso para la opinión pública, o en lo que tiene que ver con las negociaciones con los gremios pero en otros ámbitos.

WN —No todas las actividades que se desarrollan, le pasa a la gran mayoría de los uruguayos, se ponen de relieve o aparecen ante la opinión pública. Cada uno asume y entiende qué postura debe tomar respecto a la situación que se vive y qué condiciones son las más adecuadas para que uno pueda contribuir desde el lugar en el cual está.

EC —Ahora, ustedes en la ANEP, ¿compartían la idea de un decreto de servicios esenciales en la educación pública? ¿Lo solicitaron ustedes?

WN —No, en ningún momento nosotros participamos de esa decisión. Sí, insisto, trabajamos fuertemente para encontrar caminos de salida generando mayores ámbitos de diálogo, y por supuesto también de negociación, para lograr el equilibrio, tan difícil, tan sensible, y cómo impacta y ha impactado esto en toda su magnitud en lo que tiene que ver con la vida cotidiana de las familias y, fundamentalmente, en lo que involucra a los aprendizajes y los espacios de construcción de ciudadanía que se desarrollan en escuelas, liceos y UTUs del país. Nuestro compromiso ha estado siempre en ese lugar y hemos entendido que teníamos que tomar ese rol en esa etapa. Hoy tendríamos que pensar y ver cómo reconstruir los elementos que se han perjudicado por distintos motivos en esta educación que cada vez debe ser más personalizada, que requiere más acompañamiento, y que cualquier interrupción no planificada, por cualquier motivo, genera elementos que tendríamos que estar evaluando en los próximos días.

EC —Usted dijo recién que no participaron de ninguna forma en esa resolución, la de los servicios esenciales, ¿no debieron haberlo hecho, no debió haber sido incluso iniciativa de la ANEP? ¿Cuánto juega ahí la autonomía?, porque hay quienes sostienen que el Poder Ejecutivo pasó por arriba de la autonomía con una decisión como la que tomó.

WN —Me parece que hay que estudiar mejor la Constitución y las normas nacionales. La ANEP se maneja a través del artículo 102 de la Constitución, tiene su autonomía respecto a lo que esto implica, pero hay otras potestades y normativas que están dadas en el seno del Poder Ejecutivo que también son parte del compendio de normas que tiene la nación. Para poder opinar en ese sentido tal vez haya que informarse más de cómo se establecen y están caracterizadas los distintos grados de normativa a nivel nacional.

Creo que es una situación hoy superada y que tenemos que seguir afrontando los desafíos que nos hemos propuesto en las transformaciones educativas que claramente Uruguay tiene que llevar adelante.

RA —Justamente yendo a eso, ¿qué saldo le deja a usted el conflicto? Porque una pregunta que se está haciendo mucha gente es si se podrá aplicar efectivamente la reforma educativa que se ha anunciado con este antecedente que hay en materia de conflictividad sindical. ¿Usted es optimista respecto a esto?

WN —Yo creo que acá hay alguna denominación que entorpece la sana discusión de este problema. Nosotros entregamos un presupuesto que fue muy discutido de modo ampliamente participativo con cada uno de los consejos y los actores y que habla de transformaciones profundas del sistema, porque acá no hay una sola persona a nivel docente que no esté planteando que tenemos que transformar el sistema para poder avanzar a una escala con mayor impacto y profundidad que la que hemos hecho en estos años. Pero esto de ninguna manera ha sido basado en la confrontación; generar [la idea de] que existe una transformación deseada y que la metodología adecuada para llevarla a cabo es confrontando con los docentes -con un presupuesto presentado que se construyó en forma absolutamente colaborativa y participativa en el que se muestran los cambios a realizar en acuerdo con los colectivos docentes- es traer una temática que más allá de buscar algún perfilismo particular, personal o grupal, respecto a que la confrontación parece que rinde, da resultado y rédito… otra cosa no logro comprender en ese sentido.

El hecho de seguir las trayectorias educativas, de transformar el sistema y haber estado trabajando durante dos años para transformar esto que es la ANEP de un sistema fragmentado a algo que tiene la capacidad de mirarse a sí mismo, de transformarse y asumir las responsabilidades que quedaban libradas a los niños y adolescentes o a sus familiares, asumirlo en la ANEP, en el seguimiento claro de trayectorias, generando especificaciones de logro para los perfiles de tercero y sexto de escuela, los perfiles de egreso a nivel de educación básica, el ingresar ya con niños de tres años a universalizar el acceso a la demanda… son desafíos tan importantes que se están dando en un proceso de fuerte transformación del sistema. Pensar en generar la discusión de que los cambios hoy van a estar imposibilitados por la confrontación que debería desarrollarse con los docentes, es una mirada realmente equivocada.

Se ve que la confrontación permanentemente le ha dado réditos a mucha gente a través de tener como rehén a la educación y todo lo que implica en ella. Aquí hay un presupuesto que se ha entregado que plantea transformaciones importantes en la ANEP, en la organización del conocimiento, en los tiempos y la forma de organización de los territorios para revertir situaciones que no nos conforman y que están claramente diagnosticadas… Se ha hecho en trabajo conjunto en cada consejo y en todo el sistema…

RA —¿Pero dice que todas esas transformaciones ya cuentan con el apoyo y el visto bueno de los gremios?

WN —Las transformaciones que están desarrolladas en el presupuesto nacional, que son las que creemos que va a ser viables llevar adelante en el período, han sido trabajadas. Por eso, generar un nuevo frente de confrontación entre los colectivos docentes y la ANEP en algo absolutamente estéril, que no significa y no aporta nada a los cambios reales y sustantivos que tenemos que provocar en el sistema, realmente a uno a esta altura lo sorprende.

RA —¿Cómo se recuperarán las clases perdidas tanto en Primaria como en Secundaria?

WN —La ANEP ha fijado el comienzo de clases y luego cada plan de estudios tiene un conjunto de días o semanas para desarrollarse. Primaria viene trabajando entre 180 y 185 días de clase, en la Educación Media Básica está establecido que sean 35 semanas, en la Educación Media Superior 32 semanas, y la Formación en Educación 38 semanas. Por tanto: la ANEP fijó el comienzo de clases y estos calendarios escolares tendrán que desarrollarse en función de que son construidos inclusive por cada uno de nosotros en otros roles de orden técnico y académico, y que de alguna manera dan cuenta de que es el tiempo necesario para poder llevar adelante las currículas construidas. Por tanto las clases irán terminando gradualmente según se alcance en cada lugar del país lo establecido en los planes de estudio del calendario establecido, y en situaciones en las que esto se complejice veremos, como lo hemos hecho en otros momentos, una salida puntual y concreta.

RA —Todavía no están definidas las fechas concretas de fin de cursos, entonces.

WN —La ANEP ha fijado el principio de cursos, otra cosa importante es que de acá en adelante lo único que resta a nivel de exoneraciones por parte de la ANEP es el 2 de setiembre, que es el día del maestro, continuaremos trabajando hasta que se completen los tiempos, el calendario de día y semanas de clase previstas en los planes de estudio. Insisto: eso determinará que las culminaciones sean diferentes en todo el país según la situación que se haya vivido…

RA —Y puede llevar a que se tenga clase hasta la última clase de diciembre, por ejemplo.

WN —Podría ser, hay que ajustar situaciones que tienen que ver que se están analizando y discutiendo, en función de que también hay todo un proceso de evaluación que implica ciertos tiempos que no pueden terminar conspirando y perjudicando a los propios estudiantes. Son situaciones que tendremos que discutir y manejar teniendo siempre eso por delante: el centro son los estudiantes, las propuestas las construimos los docentes y por tanto tenemos que buscar el mayor esfuerzo para que se desarrollen en su completitud.

RA —¿Cómo está previsto que se les descuenten los paros a los docentes?

WN —Con los mecanismos que el sistema tiene adaptados a cada una de las partes del sistema. Con la normalidad que correspondería…

RA —¿Pero cómo es?, ¿se descuentan en el mismo mes todos juntos?

WN —Depende de los sistemas, son diferentes en Primaria, Secundaria y UTU. Esa diferencia puede estar dada en el entorno de algunas semanas por la llegada de la información y la concreción. Se va a proceder, en principio, con la misma normalidad que se ha procedido siempre que existe una ausencia al lugar de trabajo.

RA —Se lo preguntaba porque referentes en educación del Partido Nacional, como Pablo da Silveira, habían manifestado que se daba esta sucesión de paros porque a los docentes les cuesta poco el hecho de parar y no dar clases. ¿Qué opina de eso?

WN —¿Que les cuesta poco?

RA —Sí, que económicamente normalmente se llega a un arreglo, se diluyen en el tiempo los descuentos, no se hacen todos juntos…

WN —Pensé que decía que le cuesta poco en función del escaso ingreso que puede ser el salario de un docente. Si es por alguna argumentación de orden de negociación, no está previsto en la ANEP en estos momentos ni está sobre la mesa en estos días algo en ese sentido.

***

Transcripción: Andrea Martínez

 

 

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: