Fundación Canguro: Decenas de voluntarios brindan “nutrición afectiva” a bebés apartados de sus familias

La presidente de Fundación Canguro, Pamela Moreira, contó sobre su trabajo con los bebés del Pereira Rossell. Rosario Castellanos estuvo en el Hospital Pereira Rossell conversando con los voluntarios y observando su trabajo.

Se podría pensar que un bebé recién nacido no sabe si está recibiendo o no cariño. Que con alimento y un lugar calentito para dormir le alcanza. Si lo miman o no, no debería hacerle la diferencia. Pero la nutrición afectiva resulta fundamental para el desarrollo de los bebés.

Tiene sentido, ¿no? Un bebé solo, sin nadie que le dé afecto, es de las imágenes más tristes del mundo. Y no solo es triste: la nutrición afectiva favorece la adquisición del lenguaje, las habilidades sociales, hasta las capacidades cognitivas. Su falta puede golpear duramente el desarrollo del bebé.

La Fundación Canguro trabaja para que a los bebés apartados de sus familias en el Hospital Pereira Rossell no les haga falta cariño. Los voluntarios sostienen, miman, acompañan, dan contención emocional a esos bebés solitarios.

Rosario Castellanos visitó el Pereira Rossell y desde allá se comunicó por teléfono para contar más sobre la fundación. Por otro lado, la presidente de Canguro, Pamela Moreira, visitó el estudio de En Perspectiva.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

10 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Escuchamos atentamente la nota….no quedo claro quienes integran el equipo de apoyo sobre todo en cuanto a capacitacion y asesoramiento tecnico, hubo un descuido? Podemos saber quien es el tecnico con preparacion que capacita y asesora?

    Reply
  2. Por qué no los dan en adopción? Tantas familias queriendo adoptar. Por qué no los dan? Por qué no dicen por donde empezar?
    Por qué no hay información al respecto? Por qué todo es TAN complicado, mientras esos bebes pasan su infancia sin saber lo que es el amor de una familia. Alguien que me de información útil.

    Reply
  3. Estimada Paula. No se dan en adopción porque sus madres no lo permiten. Y aún no se configura el abandono. Además hubo un cambio legislativo reciente que protege mucho a la madre de la criatura. Opino como tú que estés situaciones no deberían existir. Los derechos de esos pequeños están vulnerados, merecen y puefen tener una familia que los acoja amorosamente y les asegure una crianza estable. No pequeños momentos de cariño.

    Reply

Escribir Comentario