Ancap tuvo un superávit de US$ 39 millones en 2017

Ancap tuvo un superávit de US$ 39 millones en 2017

La empresa estatal presentó su balance anual ayer martes 3 de abril.

Ancap obtuvo ganancias de US$ 39 millones el año pasado, de acuerdo a los balances financieros divulgados ayer por el directorio de la empresa. Se trata del segundo año consecutivo con utilidades, ya que en 2016 se había registrado un superávit de US$ 15 millones.

Las ganancias son exiguas pero según las autoridades confirman que ha quedado atrás un período de pérdidas importantes, entre 2011 y 2015, que superaron los US$ 800 millones y que obligaron a una capitalización de US$ 625 millones. Recordemos los números rojos de aquellos ejercicios: US$ 94,4 millones (2011), US$ 14,6 millones (2012), US$ 169,1 millones (2013), US$ 323,6 millones (2014) y US$ 198 millones (2015).

Ayer, en conferencia de prensa, la presidenta de Ancap, Marta Jara, sostuvo que los resultados son “alentadores” y “demuestran que se están haciendo cambios importantes”.

EL GREMIO PRESENTE

Junto al gerente económico y financiero, Gustavo Mayola, y el gerente general, Ignacio Horvath, la ingeniera Jara dio cuenta del desempeño de las distintas unidades de negocio de la empresa y sus colaterales.

La presentación se vio interrumpida durante algunos minutos por la irrupción en la sala de integrantes del sindicato de trabajadores (Fancap), que protestaban con cánticos contra la decisión de retirar de circulación al buque Ancap IX que transporta combustible y, en su lugar, contratar fletes. La ministra de Industria, Carolina Cosse, presente en el acto, se acercó a los manifestantes, dialogó brevemente con ellos y se comprometió a recibirlos esta semana para conocer de primera mano sus reclamos.

«Esa postal resume lo que hoy está enfrentando la empresa», comentó a El Observador una fuente de Ancap. «Cada vez más resistencia» y rechazo de su gremio a los ajustes de tuerca que el ente está profundizando en distintas unidades de negocio, como el portland, para mejorar la eficiencia y cortar las pérdidas.

ALTO ESTRATÉGICO

En su mensaje, Jara apuntó a la necesidad de “hacer un alto estratégico” este año para tomar algunas decisiones, aunque no profundizó en cuáles son las que están en carpeta: «Tenemos negocios maduros que, por ejemplo, si vemos la parte de refinación, tenemos un margen robusto. Pero sabemos que a mediano plazo va a ser un desafío mantenerlo. Y es hoy que tenemos que empezar a hacer los cambios para darle más vida a este activo y poder sacarle el jugo. En el caso del pórtland también, es un negocio maduro, tenemos plantas que están también con temas de obsolescencia. Tenemos que ver como establecemos eficiencia en los negocios que tenemos».

LAS DIVISIONES

Jara destacó que sigue siendo más rentable importar crudo y refinarlo en Uruguay antes que importar naftas y gasolinas. Esa alternativa fue planteada nuevamente este año cuando, a partir de la movilización de los autoconvocados, volvió a debatirse sobre las tarifas y la necesidad de mejorar la competitividad del sector productivo. La presidenta de Ancap fue categórica: «En la metodología de paridad de importación aparecen otros elementos que tiene que ver con el IVA, que cuanto más factura Ancap más IVA incurre; que tiene que ver con la mezcla de biocombsutibles, que es algo que recién se modificó a partir de este año y para ejercicios anteriores la metodología no lo contemplaba. Y hay gastos de administración y venta que son posteriores a la producción del producto. Esa es básicamente la explicación sencilla. Acá no hay ninguna postura filosófica, son números duros y nos parece que cualquier empresa sentada en esta mesa o cualquier directivo si tuviera que tomar la decisión dura, racional, económica de refinar o importar, seguiría refinando».

Por su parte, Mayola explicó que el costo de venta de combustibles aumentó 18,6 % en 2017, entre otros motivos, por el incremento del precio del crudo internacional de 24 % promedio y debido a la parada de la refinería por mantenimiento, que motivó gastos asociados a la importación de derivados.

En tanto, Horvath detalló que las divisiones combustibles y lubricantes siguen siendo superavitarias, pero a niveles menores que en 2016, y que los negocios de gas y pórtland redujeron sus pérdidas pero se mantienen deficitarios.

Otro dato interesante: las ventas de Ancap se vieron incrementadas debido a un mayor volumen de comercialización de naftas (4,7 %) y de gasoil (2,2 %), mientras que las ventas de supergás disminuyeron 5,9 %.

Hortvath resumió las conclusiones: «Se siguen las tendencias en los negocios que ganan. Lo hacen en menor media por el traslado a tarifa. Y los que pierden reducen fuertemente sus pérdidas: gas natural a un 25 % de lo que fue en 2016 y pórtland, en tanto, a menos de la mitad de la pérdida de 2016».

COLATERALES

La ingeniera Jara detalló el desempeño de cada una de las colaterales que integra Ancap. En ese sentido, indicó que Ducsa –la compañía que distribuye combustibles- mantiene un resultado neto positivo pese a la reducción del margen de distribución de 10 %.

Acerca de Cementos del Plata, productora de cal y cemento, las autoridades destacaron que revirtió las pérdidas y registró ganancias. En el área de cal casi se duplicaron las exportaciones y en el negocio del cemento se produjo una mínima reducción, explicó Jara. En ese sentido, explicó que para mantener la participación de mercado se debió sacrificar márgenes de ganancia a través de menores tarifas y, por ende, se obtuvieron menos ganancias.

Luego, Jara resaltó que ALUR redujo sus pérdidas, pero se mantiene como una empresa deficitaria. Los números rojos bajaron de $ 271 millones en 2016 a casi $ 48 millones en 2017: «En ALUR la reducción de las pérdidas es muy notable y esto se debe principalmente a la gestión de las unidades productivas, la optimización de los diferentes productos -azúcar, biocombustible, alimento animal- en las distintas facilidades, y la gestión de compras de materia prima que no sólo mejoraron los costos de producción, sino los costos financieros.»

En tanto, Carboclor, la petroquímica de Ancap en Argentina que se encuentra en concurso de acreedores, continuó arrojando pérdidas, al igual que CABA, la firma productora de alcoholes, cuya venta se intentó sin éxito durante 2017 y se encamina al cierre, según informó Jara.

***

Producción: Alejandro Rodríguez.

Crédito foto: Presidencia de la República.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: