¿Qué hay detrás de las renuncias en el Ineed?

¿Qué hay detrás de las renuncias en el Ineed?

Ayer se conocieron dos renuncias en el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed) que pusieron de manifiesto cortocircuitos entre la conducción política del organismo y una parte del equipo técnico; incluso llegó a hablarse de “presiones”.

Concretamente, dejaron sus cargos el director ejecutivo, Mariano Palamidessi, y el director de la Unidad de Evaluación de Aprendizajes y Programas, Juan Soca.

Si bien las dimisiones están fechadas el 31 de octubre, las dos decisiones tienen ya su tiempo. En el caso de Palamidessi la carta de renuncia fue presentada hace poco más de un mes, según supo la producción de En Perspectiva. Recordemos que Palamidessi había sido designado en 2014, luego de que se alejara su antecesor, Pedro Ravela, quien argumentó disconformidad con la dirección del instituto.

Por su parte, Juan Soca presentó su dimisión hace dos meses por motivos diferentes a los de Palamidessi, pero con el común denominador del choque entre un técnico y autoridades del organismo.

Renuncia de Mariano Palamidessi

¿Qué fue lo que ocurrió? Vayamos por partes.

Consultados por En Perspectiva ayer, varios integrantes del Consejo Directivo del Ineed coincidieron en que se había consolidado un deterioro notorio en la relación entre Palamidessi y la presidenta del instituto, Alex Mazzei.

Básicamente, sus diferencias radicaban en la incidencia que puede tener ese consejo en los reportes preparados por el equipo técnico.

Si bien en sus declaraciones de ayer en FM Del Sol Palamidessi, que es argentino, reconoció que en su alejamiento existen razones personales que lo obligarían a trasladarse a Buenos Aires con su familia, agregó cuestionamientos a la conducción del Ineed, por ejemplo por la manera en que se presentan los datos recabados sobre la situación de la enseñanza.

“No hemos dejado de decir cosas, pero ha sido trabajoso y muy desgastante”, dijo Palamidessi. “A veces uno tiene la evidencia, pero en cómo la presenta la evidencia y en cómo la valora entra el nivel de la interpretación”, consideró, y manejó un caso: el informe Aristas, dedicado a enseñanza primaria, presentado la semana pasada: “En mi interpretación, y la de buena parte del equipo técnico, un porcentaje bastante relevante de los chiquilines va a tener muchas dificultades para entrar a la educación media”. Agregó: “La base estructural de la educación tiene estos problemas y creo que hay que mirarlos de frente, sin atacar a nadie, porque las responsabilidades son múltiples, vienen de lejos, pero me parece que no hay que edulcorarlo. No hay que proteger a la gente y decirle ‘quédense tranquilos que está todo más o menos bien’”. Según Palamidessi, “parte de la comisión directiva del instituto no coincide con estas conclusiones”.

«-Estamos para señalar que hay cuestiones que hay que atender, que hay cuestiones que están avanzando bien y hay cosas que no están avanzando bien. Y que para hacer esto hay que tener una posición de independencia y autonomía, y hacerlo con criterio técnico y validez metodológica, etc.
– ¿Y se pudo señalar con independencia?
– Si, pero ha sido bastante trabajoso. Es un trabajo trabajoso porque, evidentemente, a veces uno tiene la evidencia, pero cómo uno presenta la evidencia y cómo valora la evidencia, ahí entra a veces el nivel de la interpretación» dijo Palamidessi.

Hoy en el diario El País le preguntan a Palamidessi si “los directivos se han inmiscuido en los procesos técnicos”. Y él responde: “Ha habido interferencias, sí. Ha habido intentos de querer revisar los procesos técnicos en el medio y no cuando están finalizados con la independencia que corresponde. Esos tire y aflojes han sido muy desgastantes.”

Luego el periodista insiste: “Teniendo en cuenta sus reparos, ¿se puede confiar en los informes que el Ineed ha presentado hasta ahora?”. El ex director contesta: “Si estuve hasta ahora es porque los informes terminaron saliendo como el equipo técnico quiso que salieran. Pero no puedo asegurar cómo saldrán de aquí en más. Acaba de renunciar el segundo director ejecutivo y vendrá el tercero: temo que se pueda caer en la tentación de que se quiera elegir un perfil más dependiente, que obedezca a lo que le diga la comisión directiva.”

Otros comentarios

Los integrantes del Consejo Directivo del Ineed que hablaron con En Perspectiva confirmaron que en varias oportunidades hubo discusiones entre el equipo técnico y la conducción política acerca de la forma en que se exhibían los resultados de las evaluaciones educativas. Esas fuentes descartaron que haya existido presiones para modificar los informes elaborados por los equipos técnicos, pero sí señalaron que Mazzei es vista en la interna como “muy endógena al sistema” y “muy metida en la política educativa de los últimos años”, por lo que es “esperable” que con ella aparezcan “tensiones” sobre cómo divulgar los datos recabados. Estos consejeros aludían a que Mazzei fue directora general de Educación Secundaria entre 2005 y 2010.

La propia Mazzei, hablando ayer con la producción de En Perspectiva, admitió haber tenido discrepancias con Palamidessi, pero negó que se haya direccionado las conclusiones surgidas de los trabajos técnicos.

«Es un trabajo riguroso el del instituto, académicamente riguroso y confiable por todos los distintos actores de la sociedad. Por lo cual, yo no diría eso, me gustaría preguntarle qué quiso decir con esto, porque realmente sería muy delicado hacer una afirmación de este tipo sin tener claro qué fue, por qué fue y cuándo fue» dijo Mazzei.

Una discusión de fondo

A esta situación, se agrega otra discusión más general que está dándose en la interna del organismo sobre la necesidad de reformular el funcionamiento del Ineed.

El instituto fue creado por la ley general de educación de 2008, pero recién comenzó a funcionar en 2012. Desde su apertura es conducido y administrado por una Comisión Directiva integrada por seis miembros: dos designados por el Ministerio de Educación y Cultura, dos designados por el Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), uno designado por el Consejo Directivo Central de la Universidad de la República (Udelar), y uno por la educación privada inicial, primaria y media habilitada.

Lo que viene debatiéndose es qué papel debe jugar esa conducción política y hasta qué punto puede orientar el trabajo de los equipos técnicos. Ayer en Del Sol FM Palamidessi hizo notar que cinco de los seis integrantes de la comisión «representan a organismos que el Ineed evalúa».

Este punto también motivó cortocircuitos entre Mazzei y Palamidessi, según explicaron a En Perspectiva varios miembros del Consejo Directivo.

Para encarar la posibilidad de este cambio institucional se resolvió consultar a la Oficina Nacional de Servicio Civil, a efectos de que realice un diagnóstico del funcionamiento interno de la oficina.

Renuncia de Juan Soca

Veamos, para terminar, la situación que se dio con el director de la Unidad de Evaluación de Aprendizajes y Programas, Juan Soca, que ingresó al Ineed por concurso en mayo de 2017.

El Ineed cuenta con menos de 40 funcionarios y, de acuerdo a todos los consultados, necesitaría más personal para atender todos los relevamientos de campo que debe realizar.

Según supo En Perspectiva, Soca se retira por su desacuerdo con el alcance de la evaluación que se está procesando alrededor de los terceros años de enseñanza media del sector rural del país.

Esta evaluación se realiza como parte del ya mencionado programa Aristas, que meses atrás analizó el desempeño en varias competencias de los estudiantes de tercero y sexto año de educación primaria.

Mazzei y otros integrantes del Consejo Directivo del instituto señalaron a En Perspectiva que Soca no estaba de acuerdo con la realización de este estudio de la manera en que se está llevando a cabo. Soca alegó que los recursos materiales y humanos no eran suficientes para la tarea asignada, que implica relevar unos 140 centros de enseñanza.

De todos modos, este estudio se está ejecutando con una partida extra de 18 millones de pesos asignados en la Rendición de Cuentas de 2017.

Soca se encargó únicamente de este trabajo en la zona metropolitana y otra funcionaria asumió la coordinación de las tareas en el interior del país.

Mazzei admitió las diferencias en esta materia, pero le quitó trascendencia al asunto.

«De manera que lo que ocurrió es que Juan no estaba de acuerdo con el censo y a la vez tenía un recargo mayor de trabajo en lo que era la aplicación de Aristas de Ciclo Básico porque se hizo una ampliación de la muestra. Se va a dar datos además de públicos, privados; urbanos, rurales; por regiones. Cinco regiones, el área metropolitana y cinco regiones del país, a los efectos de acercar más los resultados con las comunidades para que pueda generar mejores debates» señaló Mazzei.

Reacciones políticas

La ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, le puso ayer paños fríos a las renuncias de Palamidessi y Soca.

En rueda de prensa, Muñoz se mostró conforme con el trabajo hecho por el instituto y consideró que la gestión debe ser valorada a largo plazo.

«Estamos muy conformes con los trabajos hechos hasta ahora. Creo que los institutos de evaluación necesitan períodos mucho más largos de tiempo para considerar su trabajo. Cuando digo más largos de tiempo, digo 20 años o más porque todavía es un instituto joven en el que la práctica de evaluación no tiene muchas generaciones como para comparar» manifestó la ministra de Educación y Cultura.

Diferente fue la reacción del senador Pablo Mieres, del Partido Independiente, que anunció que solicitará hoy la comparecencia en el Parlamento de la ministra Muñoz y de las autoridades del Ineed. Según Mieres, los dichos de Palamidessi muestran «una situación muy grave y preocupante” en “el organismo que tiene a cargo la evaluación técnica de la educación”. Hablando con El País el legislador advirtió que en el Ineed renunció «gente de primer nivel, con reconocida solvencia técnica» y agregó que sus partidas «dejan preguntas sin una clara respuesta”: “¿se está haciendo trampa al solitario? ¿Hay cosas que en el Ineed no se pueden decir?»

Relevos

¿Qué ocurrirá con estos dos cargos técnicos de relevancia en el Ineed que ahora quedaron vacantes?

Para sustituir a Palamidessi, el Ineed llevará a cabo un concurso internacional con el apoyo de la consultora CPA Ferrere, por lo que se prevé que durante algunos meses el puesto quede vacante.

En tanto, para el otro cargo se resolvió recurrir a quien quedó en segundo lugar en el concurso de 2017 que determinó el ingreso de Soca. Hasta ayer a la noche, no se había recibido el visto bueno de esta persona para asumir esa responsabilidad.

Mesa relacionada
La Mesa de los Jueves: Renuncian dos directores técnicos de Ineed

***

Foto: Presidencia de la República

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: