El Frente Amplio después del triunfo de Carolina Cosse

Javier Calvelo / adhocFOTOS

Producción: Alejandro Rodríguez Dopico, Rodrigo Abelenda, Gastón González Napoli

Los tres candidatos llegarían a La Huella de Seregni, tendrían una reunión privada, darían una conferencia de prensa y luego saldrían juntos al balcón de la vieja casona que da a la calle Colonia para saludar a los manifestantes.

Así se lo explicaba el encargado de comunicación del Frente Amplio (FA) a la exsenadora Constanza Moreira, una de las primeras referentes del partido en llegar a La Huella.

“Ay, qué lindo, siempre quise salir así como Eva Perón”, contestó ella con una sonrisa.

Pocos minutos más tarde, Carolina Cosse culminaba un discurso emotivo desde el balcón haciendo la “V” de la victoria hacia los simpatizantes que coreaban “¡intendenta!”, lejos, distinta, de cómo se la había visto a mediados del año pasado en su fracasada campaña por la candidatura presidencial del FA.

Entre las palabras de Moreira y el saludo triunfal de Cosse, el exintendente Daniel Martínez había arribado a la sede del FA acompañado por los integrantes de su comando de campaña, con una boina negra y un tapabocas también negro que le cubrían casi toda la cara. No se detuvo a hablar con nadie.

Un rato más tarde, cuando se retiró, Martínez lo hizo con la misma celeridad.

Las elecciones departamentales de este domingo 27 de setiembre, entonces, dejan un FA diferente, con el ala astorista muy golpeada, el Movimiento de Participación Popular (MPP) que perdió pero sigue siendo la primera fuerza en la capital, y con una nueva referente que apuesta ahora a lograr la unificación de la fuerza política tras ella.

El cambio de Cosse

Carolina Cosse y su entorno saben que la victoria electoral del domingo es fruto del trabajo propio y, además, de circunstancias ajenas, como el desgaste de la figura de Martínez, que dejó el cargo de intendente de Montevideo con elevados índices de aprobación para competir por la Presidencia de la República, pero ahora quedó en tercer lugar en la competencia departamental.

Cosse “evolucionó” en su manera de comunicar y de interactuar con la gente, según reconocieron a la producción de En Perspectiva dirigentes que respaldaron su candidatura en esta etapa.

La imagen de “mujer fría, de pocas palabras y de perfil técnico” se fue ajustando con otros elementos que incorporó luego del “aprendizaje” que le dejó la campaña para las elecciones internas de junio de 2019.
El 5 de junio de ese año, en estudios de En Perspectiva, Cosse se definió “medida” cuando le preguntamos sobre ese estilo comunicativo que mostraba.

-La condición femenina es un diferencial de su candidatura. Pero esta condimentada con su profesión de ingeniera, que no es común entre las mujeres. Y con una forma de comunicarse sobria y por momentos parca. Mi pregunta es cómo funciona esa combinación en el contacto con la gente.

-A veces eres cruel Emiliano, porque me dices parca. Y en realidad yo soy medida.

Mucho pasó desde aquella entrevista.

En primer lugar, la derrota en las elecciones internas. Luego, el “trago amargo” de no haber sido elegida por Martínez como compañera de fórmula para los comicios de octubre.

Cuando aceptó el desafío de competir por Montevideo, sus colaboradores le dijeron que tenía que “flexibilizar” su estilo, según relataron.

De algunos de ellos y de varios dirigentes barriales comenzó a tomar elementos para matizar esa imagen que proyectaba y construir “una nueva Cosse”, con más empatía hacia los planteos que recibe de ciudadanos que se acercan con inquietudes, de los que expresan malestar ante la gestión de la Intendencia o frente a preguntas incómodas de los medios de comunicación.

“No se enoja tanto, es más abierta y comunicativa. Aprendió a no ponerse tan tensa ante situaciones complejas”, explicó un dirigente del FA.

Otra integrante del equipo de Cosse señaló a En Perspectiva que el año pasado la notaba a la defensiva en los reportajes y apariciones públicas, y que ahora la ve más parecida a cómo ella es en su vida privada.

Según esa fuente, Cosse “hizo un click” cuando se dedicó a recorrer los barrios de Montevideo y estar más en contacto con la gente.

Además, comenzó a utilizar más y mejor su lenguaje corporal, un factor que la acerca a la imagen que la población tiene de una dirigente y no de un cuadro técnico o ejecutivo.

Si bien algunos colaboradores eran partidarios de guionar más sus salidas públicas y así se lo aconsejaron, otros le dijeron que era hora de “soltarse más”, de “improvisar” algunas de sus intervenciones públicas y de apelar más a su costado “emotivo” para construir empatía con el electorado.

El armado del gobierno

Ahora viene la etapa de la construcción del gabinete. Y al momento de su definición hay varios elementos a tener en cuenta, de acuerdo a lo que supo En Perspectiva:

-Se propone respetar su compromiso de paridad: mitad hombres y mitad mujeres.

-Buscará negociar con los sectores políticos del FA la integración de cuadros políticos y técnicos respetando la proporcionalidad de los votos recibidos el domingo.

-Quiere contar con algunas personas que han sido muy cercanas a ella en su pasaje por el Ministerio de Industria, Energía y Minería. Por ejemplo, se maneja que junto a ella en la Intendencia se ubicará, en una posición de importancia, el exministro y exsubsecretario Guillermo Moncecchi, ingeniero en Sistemas, a quien varias fuentes definieron como “una persona obsesionada con la búsqueda de soluciones para los problemas de limpieza y el medioambiente”. Además, se espera que integre el gabinete otro nombre de confianza de Cosse: la ingeniera agrónoma Olga Otegui, que fue subsecretaria del MIEM y antes directora nacional de Energía.

-También tendrá a su lado en un cargo relevante a Jorge Braga, a quien muchos describen como su mano derecha, incluso por el papel que jugó en la campaña que acaba de terminar. Braga era funcionario municipal cuando en 2008 Cosse asumió como directora de la División Tecnología de la Información de la IM, luego pasó en comisión a Antel cuando ella fue presidente de esa empresa y siguió asesorándola en los años de ministra. El País hoy recuerda que en 2014, durante un evento vinculado al Antel Arena, Cosse lo felicitó especial y explícitamente por haber sido “el visionario” de ese “gran proyecto”.

-Además, según dijeron a En Perspectiva desde el MPP, se especula con que se mantenga en el gabinete Pablo Inthamoussu, integrante de esa colectividad y director de Movilidad durante la administración de Martínez, aunque el sector todavía no definió qué planteo le llevarán a la intendenta electa.

La derrota de Martínez

En Martínez el tercer lugar que obtuvo del domingo caló hondo. A diferencia de Villar, que se estrenaba como candidato y quedó perfilado como una posible figura de recambio generacional, este hombre – que fue sindicalista, empresario, senador, presidente de Ancap ministro de Industria e intendente- sumó dos derrotas pesadas en menos de un año: la del pasado domingo en las elecciones departamentales y vino arriba de la de noviembre de 2019 en el balotaje.

El domingo de noche fue muy magro en sus escasas declaraciones. Así respondió cuando un periodista lo abordó mientras caminaba hacia La Huella de Seregni:

“La alegría y el triunfo del Frente y ahora le voy a dar una abrazo a Carolina. ¿Cómo sigue su futuro? La vida dirá”, dijo.

El ex candidato no se comunicó ayer con ninguno de los grupo que apoyaron su postulación. Ni Asamblea Uruguay, ni la Vertiente Artiguista, ni el Nuevo Espacio ni el grupo PAR. Fuentes consultadas por En Perspectiva adelantaron que el ex intendente mantendrá un bajísimo perfil por las próximas semanas.

Los informantes agregaron que el ex intendente aseguró que si perdía el domingo, como terminó ocurriendo, iba a pasar a ser un militante de a pie y no pensa postularse a ningún otro cargo electivo.

Dentro de los sectores que lo apoyaron manejan varias causas para su derrota

-El parate por la pandemia enfrió completamente su campaña y no le permitió aprovechar los buenos números de aprobación que tenía su gestión. En su entorno sostiene que Martínez retomó la campaña tarde, y mal. De hecho recuerdan que una de sus primeras apariciones públicas al reiniciar la campaña fue cuando admitió que tuvo episodios de amnesia durante la campaña para las elecciones nacionales.

-Mientras tanto, Carolina Cosse retomó la campaña más temprano y logró perfilarse como una fuerte opositora al gobierno durante el tratamiento de la Ley de Urgente Consideración, un trámite que ella siguió de cerca como senadora.

-Además, sostienen las fuente políticas consultadas, Cosse logró captar el humor de desazón que quedó entre la militancia frenteamplista luego de las elecciones nacionales. Enseguida se paró como fuerte opostiora al gobierno, mientras que Daniel Martínez endureció su discurso recién al final de la campaña.

-A eso ayudó que Cosse se transformó en el blanco predilecto del gobierno tras recibir críticas por los gastos en el Antel Arena y la inversión en publicidad que hizo esa empresa pública durante su gestión. Varios dirigentes consultados, sostuvieron que durante los actos la popularidad de Carolina Cosse en las encuestas era palpable. “La gente pedía la lista de Carolina”, dijo un dirigente consultado.

-También incidió la propia candidatura de Villar, que tuvo un buen desempeño y apareció como una figura de renovación que le restó votos a Martínez, que sufría el desgaste de las elecciones nacionales.

El enigma Villar

¿Y qué puede esperarse de Álvaro Villar, después de la votación del domingo, que lo dejó segundo, aunque cerca de Cosse?

El MPP, uno de los sectores más importantes que habían apoyado su candidatura, recién se reúne hoy para hacer una evaluación más fina del tema.

Ayer, Villar hizo estas declaraciones hablando con Radio Carve, cuando se le preguntó sobre su futuro:

Yo creo que decida lo que decida a futuro, lo importante es que todos los grupos que me acompañaron tengan de alguna manera una participación en la construcción de los próximos cinco años. Más alla de cargos, creo que la votación de cada uno de estos grupos fue muy buena y va a haber un trabajo muy importante de apoyo a Carolina, en llevar adelante las cosas. Yo me voy a tomar unos días, voy a descansar y a pensar un poco qué va a ser de mí en los próximos años.

Villar dejó entrever que aunque está prepocupado por que su equipo sí pueda aportar a la gestión de Cosse, él no se ve teniendo un cargo en la Intendencia.

Pero si se va a dedicar a esto asumiendo un rol activo, surge la pregunta lógica. Villar tenía los apoyos del MPP, donde ya hay figuras de renovación y liderazgos muy marcados (pensemos en Orsi y en Alejandro Sánchez) y también tenía el apoyo del sector de Mario Bergara, donde el líder es el propio Bergara. Entonces, ¿qué sector y qué lugar ocuparía dentro del espectro del Frente Amplio?

Podés seguirnos en las redes sociales de Radiomundo, en Facebook, en Twitter y en Instagram.
¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. Después de todo, no ha de sorprender ni a los de la coalición “morada” –mal llamada multicolor- que esta mujer se haya alzado, legítimamente, con el título de Intendenta de Montevideo.
    La señora Ingeniera Carolina Cosse -la primera mujer que asumirá semejante responsabilidad, desde que tengo memoria- tiene, como se dice en la nota, un perfil de “mujer fría, de pocas palabras y de perfil técnico”. Pero tiene mucho más; tiene autoridad, iniciativa, imaginación –sinónimos estos últimos, de creatividad- y ejecutividad. Un excelente paquete de atributos que, no tengo dudas, desplegará inmediatamente después de que asuma. Pronto se verá.
    En cuanto a otros puntos de la nota, relacionados con la suerte corrida por sus compañeros del Frente, y que me incitan a opinar, creo que el Dr. Villar recibió, con creces, una iniciática buena acogida entre los militantes adeptos/”adictos” al frenteamplismo.
    Y respecto del Ingeniero Martínez, me permito decir, con mucho respeto, que se merece este “dedito p’abajo” por parte de las gentes. Porque falló cuando no debía fallar. Porque debió atenerse, en las elecciones nacionales, a esas reglas internas, nunca escritas ni consagradas ni determinadas, que obligan ética y moralmente a todos los militantes comprometidos…
    Cualquiera sabe a qué me refiero.

    Reply

Escribir Comentario: