Informe: 120 millones de dólares para compra de vacunas contra Covid-19 abarcarían dosis y logística

Photo by MEHDI FEDOUACH / AFP

¿Cuánto costará cada dosis de las vacunas contra el covid-19 que anunció el gobierno? 

Esa es una de las preguntas que queda pendiente en torno a las inmunizaciones.

En conferencia de prensa el sábado pasado, el presidente Luis Lacalle Pou adelantó que el Estado desembolsaría 120 millones de dólares para que llegaran al país dos millones de dosis desarrolladas por la alianza entre Pfizer y BioNTech, y 1.750.000 del laboratorio chino Sinovac.

No se especificó qué incluiría ese precio. Si fueran solo las dosis, estaríamos hablando de un costo de 32 dólares cada una. Por comparación, Argentina anunció en diciembre que invertirá 170 millones de dólares en vacunas por un total de 47 millones de dosis de la alianza entre Oxford y AstraZeneca y del instituto ruso Gamaleya. Por lo tanto, el costo para el país vecino sería de poco más de tres dólares cada dosis.

¿Significa esto que Uruguay pagó un precio diez veces más alto que Argentina?

Más allá de que ambos países han comprado vacunas diferentes, según supo En Perspectiva por fuentes tanto del Tribunal de Cuentas (TCR) como del Ministerio de Salud Pública (MSP), esos 120 millones de dólares son un “estimado” e incluirían también costos logísticos.

Recordemos que las vacunas de Pfizer/BioNTech necesitan almacenarse a 70 grados bajo cero, cuando las inmunizaciones normales se guardan en heladeras comunes. Eso implica costos de refrigeración en los aviones para traerlas al país, en el transporte que los lleve a los distintos puntos de vacunación, y sitios donde se las almacene.

¿Cómo será esa logística de almacenamiento?

El ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, publicó el sábado una foto de dos de los ultrafreezers que se utilizarán para almacenar estas vacunas. Están instalados en el Aeropuerto de Carrasco.

Sergio Rico, presidente del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), explicó que otros de estos freezers se traerán desde el exterior:

Lo único que se está yendo a buscar que es lo urgente son los ultrafreezers. El viernes sale el Hércules de la Fuerza Aérea a buscar uno. Hay otros cuatro que ya estarían en camino desde EEUU. Hay dos que ya están instalados en Carrasco y posiblemente dos más que nos harían tener por lo menos un depósito de 800 mil dosis.

Se calcula que cada uno de estos ultrafreezers podría guardar 100 mil dosis.

Para el traslado de las vacunas se trabajará con Va-Q-Tec, empresa alemana de aislamiento térmico con sede en Uruguay que suele trabajar con productos farmacéuticos. Proveerán cajas donde se podrán movilizar unas cinco mil dosis, según explicó el presidente del Sinae. 

Después que sale del freezer de menos 72 grados son heladeritas de dos a ocho grados para cinco días. Como pensamos vacunar a todo el personal de la salud en tres días a más tardar, no va a ser necesaria una tecnología más avanzada.

En esas cajas tienen entre 2 y 8 grados porque las vacunas deben atemperarse luego de retirarlas de los congeladores. Pero una vez rota esa cadena de frío, no se puede volver atrás.

Como base para toda esta logística se tomará la experiencia de la Comisión Honoraria para la Lucha Antituberculosa, dada su vasta experiencia en vacunaciones (con la archi conocida vacuna BCG). De hecho, en el tuit en el que compartió imágenes de los primeros ultrafreezers en funcionamiento, el ministro Salinas agradeció específicamente a esta comisión. 

Desde la comisión se dijo a En Perspectiva que no serán el único actor involucrado, pero sí estarán entre los principales.

¿Cómo fue la aprobación para gastar estos 120 millones de dólares?

Dado que el Estado efectuará compras directas sin llamado a licitación muy por encima del límite con el que puede utilizar ese recurso con discrecionalidad, se requería aprobación del TCR.

Desde que el Poder Ejecutivo presentó el pedido, pasaron 24 horas hasta que se le dio el visto bueno. A pesar de la velocidad, el departamento de Jurídica del TCR realizó un análisis y le dio su respaldo, por lo que el tribunal lo aprobó en forma unánime. 

Sin embargo, una fuente del TCR explicó a En Perspectiva que se sabe que la cifra manejada por el gobierno es estimativa y que puede terminar siendo tanto menor como mayor.

¿Cuánto hay de diplomacia?

Ayer el embajador ruso en Montevideo, Andrey Budaev, se reunió en Torre Ejecutiva con el ministro Salinas y con el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado. Según dijo a la prensa, la intención era ofrecerle a Uruguay la vacuna desarrollada por el Instituto Gamaleya, de nombre Sputnik V y conocida estos días como la “vacuna rusa”. Incluso planteó la posibilidad de que Uruguay la fabrique aquí mismo.

¿Han estado las embajadas involucradas en los acuerdos que ya cerró Uruguay? 

En Perspectiva se comunicó con la embajada china, y la respuesta fue que el gobierno uruguayo no utilizó ese canal diplomático sino que negoció directamente con el laboratorio Sinovac.

Fuentes de la diplomacia uruguayas explicaron que existió un diálogo fluido con los tres laboratorios del gigante asiático que exportarán vacunas de covid-19 (además de Sinovac, están Sinopharm y CanSino Biologics). Pero en última instancia la negociación la realizó directamente el gobierno central.  

¿Hay atrasos en la entrega de vacunas por parte de los laboratorios?

Desde el MSP se explicó a En Perspectiva que no se manejan plazos máximos de inmunización de la población, dado que todo dependerá de cuándo lleguen las primeras dosis. 

El gobierno adelantó que las espera para fines de febrero o principios de marzo, pero no hay una fecha cierta todavía. Y, de todos modos, esa fecha sería para el arribo de las primeras dosis, que serían unas 400.000.

Pero, ¿puede que esas dosis se demoren más de la fecha prevista? Al menos dos farmacéuticas, Pfizer y AstraZeneca, han anunciado que están retrasados con el calendario de entregas.

Esto tiene muy alerta a la Unión Europea. El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, pidió el domingo «transparencia» a las empresas farmacéuticas sobre las razones de los retrasos.

«Cuando Pfizer anunció retrasos de varias semanas, se vio que reaccionamos con firmeza y finalmente los retrasos anunciados de varias semanas se redujeron», afirmó Michel.

En Europa se especula con que hay países externos al Viejo Continente que estarían pagando un precio superior al que pagó la UE, por lo que estarían priorizando cumplir con los compromisos con ellos por sobre los del bloque europeo.

Según informa El País de Madrid, la comisaria de Salud de la UE, Stella Kyriakides, declaró que le exigirán a los laboratorios que fabriquen en suelo europeo que notifiquen previamente cuando deseen exportar a terceros países.

A diferencia de la de Pfizer, que tiene al menos parte de su producción en Europa, la vacuna china Sinovac se fabricará en Brasil, gracias a una alianza de ese laboratorio con el Instituto Butantan, situado en San Pablo

Ayer, Jair Bolsonaro anunció que en los próximos días arribarán al país norteño los insumos para fabricar la llamada CoronaVac. Con ese primer envío se podrán elaborar unas 8,5 millones de dosis de esta vacuna, según dijeron desde Butantan a la AFP.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: