Lacalle Pou en el PIT-CNT: confirmación de la distancia entre las partes y pocos aplausos pero puerta abierta al diálogo en 2020

Lacalle Pou en el PIT-CNT: confirmación de la distancia entre las partes y pocos aplausos pero puerta abierta al diálogo en 2020

Producción: Alejandro Rodríguez

Sabía que no iba a cosechar grandes aplausos, que no iba a conseguir ningún voto y que además algunas de sus expresiones iban a caer lisa y llanamente mal en el auditorio.

Y así fue.

El presidenciable nacionalista Luis Lacalle Pou se presentó ante el PIT-CNT en un encuentro abierto en la sede de la central sindical. ¿El resultado? Un intercambio cordial con algunas expresiones amistosas pero la confirmación de que hay importantes distancias entre las partes.

Sobre las 10 de la mañana llegó Lacalle Pou al PIT-CNT. Lo acompañaron durante casi tres horas su candidata a la vicepresidente de la República, Beatriz Argimón, y una decena de asesores y legisladores de su partido.

Se trataba de una instancia importante para el candidato. Por eso, a pesar de haber llegado en la madrugada de Soriano, se había preparado y había coordinado con su técnicos las respuestas a las 21 preguntas remitidas previamente por la central.

El día anterior había hecho lo propio en el PIT-CNT el candidato del Frente Amplio (FA), Daniel Martínez. Y dos semanas atrás el invitado había sido el colorado Ernesto Talvi.

Ahora, a partir de lo expuesto por los tres nombres que lideran las encuestas de intención de voto, la próxima semana la dirigencia del movimiento sindical hará una actividad pública de evaluación.

Pero, en realidad, las cartas ya están a la vista. La afinidad histórica se da con el FA y la distancia mayor es con aquellos partidos que compiten con el oficialismo.

El líder nacionalista dejó abierta la puerta a un diálogo en caso de llegar al gobierno. Lo dijo en su última intervención, luego de largas exposiciones de sus asesores, cuando ya todos estaban mirando sus relojes y ante un público menos numeroso que el que ocupó la platea en los coloquios con Talvi y Martínez.

Para nosotros son muy importantes estas instancias. Y queríamos venir con parte de nuestro equipo que está trabajando con pasión, dedicación y con ganas para ayudar a transformar el país. Simplemente un anuncio. No sé si habremos ganado algún voto acá. No quiero ni preguntar. Pero si la gente entiende el 24 de noviembre que nos toca encabezar un gobierno, ya queda formalmente pedida la audiencia al PIT-CNT para iniciar la transición con un buen diálogo. Así que muchísimas gracias.

Aplausos sólo recibió Lacalle Pou en ese momento, cuando culminó su último discurso, y en su mensaje inicial. Y no hubo más aplausos en toda la mañana, salvo el que siguió a las palabras de despedida de Marcelo abdala, secretario general del PIT CNT.

Ninguna de las disertaciones de los asesores de Lacalle Pou recibió un gesto de aprobación de los asistentes, donde había varios dirigentes de los principales sindicatos de los sectores público y privado.

Toda una señal, que el equipo nacionalista registró. “Sabíamos que era una partida difícil. Pero para nosotros era importante venir hasta acá y exponer”, insistió uno de los colaboradores del candidato, hablando con En Perspectiva.

Desaprobación

Varios de los conceptos centrales expuestos por el líder blanco y sus equipo recibieron la desaprobación, silenciosa pero visible, de varios de los militantes sindicales presentes en el lugar. Gestos de negación, cruce de miradas y sonrisas irónicas marcaron la tónica. Además, al menos dos de los asistentes vestían camisetas con logos de sectores del Frente Amplio.

A los pocos minutos del comienzo de su disertación Lacalle Pou admitió que había escasa sintonía con sus anfitriones en algunos asuntos. Les adelantó que varias de las ideas no iban a ser compartidas.

De todos modos, comenzó recalcando que está decidido a mantener los consejos de salarios:

Esta campaña debe ser la campaña de más inventos y negación de programas que yo he visto en mi vida. Yo ya no sé si tatuarme los consejos de salarios o qué porque está escrito en 2014, lo escribimos en 2019 y todavía hay dirigentes y gobernantes que insisten en que vamos a dejar de convocar los consejos de salarios, no.

Explicó luego su propuesta de crear un Consejo Técnico Permanente en materia laboral, integrado por delegados del gobierno, las cámaras empresariales y los sindicatos, cuyo objetivo será analizar la evolución del mercado laboral, para calibrar “equilibrios y desequilibrios que se dan en el país”.

Opinó que «el tema más preocupante es mantener la fuente laboral y el salario» y se mostró convencido de que en los próximos años es necesario «cambiar la tesis del conflicto… por la tesis de la cooperación».
Luego vendrían los puntos más sensibles.

Por ejemplo, mencionó su decisión de habilitar “el descuelgue” de las empresas de los convenios colectivos para enfrentar algunas “circunstancias excepcionales” bajo determinadas circunstancias y se detuvo asimismo en su intención de modificar la ley de negociación colectiva para atender las observaciones que ha formulado la OIT ante una denuncia presentada por gremiales empresariales.

Y apareció finalmente uno de los planteos más críticos.

Dirigiéndose al presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, sostuvo que en caso de ganar las elecciones prohibirá la ocupación de los lugares de trabajo por entenderla como una medida que vulnera el derecho de propiedad y el derecho al trabajo de los empleados que no comparten la decisión.

Yo veo con cierta preocupación, Fernando, pero se los tengo que decir, no vine acá para quedar bien. Veo en algunos lugares insistir con algunas medidas sindicales que yo no comparto porque están, de alguna manera, amputando la posibilidad de trabajar a la mayoría de trabajadores de esa empresa que quiere trabajar. O sea, no es lógica una ocupación en la cual hay 20 que no quieren laburar y hay 200 que quieren trabajar.

En estos conceptos profundizaron dos de los asesores en materia laboral de Lacalle Pou, Mario Arizti y Rodrigo Ferrés.

Este último, además, defendió ante el auditorio la propuesta programática del Partido Nacional de no renovar el 21% de las vacantes que se generen cada año en el Estado, lo que se llevará a cabo –dijo- “con absoluta responsabilidad” y en coordinación con la Oficina Nacional de Servicio Civil y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP).

Bartol

Según constató la producción de En Perspectiva, los mayores gestos de desaprobación entre los asistentes se vieron durante la intervención de Pablo Bartol, asesor de Lacalle Pou en políticas sociales.

Bartol explicó la intención de crear mesas territoriales que trabajen en los barrios más vulnerables junto a la población local y a referentes de la zona, a los que se refirió como “mentores sociales”.

Además, sostuvo que espera el involucramiento de los beneficiarios de las políticas del Ministerio de Desarrollo Social en el diseño de medidas y destacó, en ese sentido, que se pretende que el eslogan de la cartera sea “El Mides sos vos”.

Esos referentes, que van a atender con asistencia del Estado la primera necesidad que surge en gente de su contexto, pero como sos de ahí, como pasaste la misma y estás un paso más arriba porque pudiste superar, sos el más indicado, sos el que te vamos a pedir la primer mano. Sos el que nos puede ayudar muchísimo a ayudar a este vecino a superar ese problema que tiene de adicción, ese problema que tiene de no conseguir trabajo porque se está echando para atrás, porque cree que no puede, que no va a salir, porque se autoconvenció que está en una situación de inferioridad. Ese vecino empoderado, ese vecino activo, ese vecino al que le vamos a decir nos importa mucho tu tarea, nos importa mucho lo que vos hacés por los tuyos y por eso hemos dicho que vamos a ayudar a los que ayudan, y esa va a ser la guía de nuestro trabajo.

En una campaña electoral donde las políticas sociales han tenido su lugar, este comentario pareció no caer muy bien.

“Muy fuerte”, “qué atrevido”, entre otras consideraciones, se escuchó desde el auditorio.

“Dejá, vamos a fumar”, le dijo una persona a otra con rostro de disgusto cuando Bartol cerró su exposición.

Defensa sindical

El cierre de la actividad corrió por cuenta del secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, quien se encargó de explicitar algunas de las diferencias que la central mantiene con la fórmula nacionalista.

Una de las principales: la ocupación de los lugares de trabajo. En ese sentido, explicó que su uso se ha racionalizado en la medida que los sindicatos amplían su integración e incrementan su experiencia en la gestión de conflictos.

De todos modos, Abdala fue categórico: “Nosotros sostenemos la primacía de los derechos sociales con respecto a los derechos patrimoniales”.

Despedida

Una vez finalizado el mitin, sobre la hora 13, Lacalle Pou saludó a la dirigencia sindical y se retiró del lugar. Junto a Beatriz Argimón iba rumbo a Colonia, donde tenían agendada su primera parada a la hora 16.

La sede del PIT-CNT quedó vacía en menos de cinco minutos; sólo unos pocos espectadores permanecieron en el salón, conversando sobre lo que le habían escuchado al candidato blanco.

***

Foto: Marcelo Abdala, Fernando Pereira, Luis Lacalle Pou, Mario Arizti y Diego Escuder durante la reunión en la sede del PIT-CNT en Montevideo. Crédito: Javier Calvelo / adhocFOTOS

***

Podés seguirnos en las redes sociales de Radiomundo, en Facebook, en Twitter y en Instagram.
¿Mirás nuestros videos, escuchás los audios, leés las notas que subimos a la web? La continuidad de esos servicios depende de que tú contribuyas a financiarlos. Te invitamos a ser Socio 3.0 de En Perspectiva, asumiendo un abono mensual. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios
¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: