Ola de frío: ¿Qué hay de nuevo en los operativos del Mides y el Ministerio del Interior para personas en situación de calle?

Ola de frío: ¿Qué hay de nuevo en los operativos del Mides y el Ministerio del Interior para personas en situación de calle?

Producción: Rodrigo Abelenda

Desde el jueves de la semana pasada el Ministerio del Interior y el Ministerio de Desarrollo Social vienen desarrollando operativos conjuntos para evitar que haya gente durmiendo a la intemperie durante la ola de frío.

El despliegue llamó mucho la atención el fin de semana porque participaron los titulares de esas carteras, Jorge Larrañaga y Pablo Bartol. El ministro del Interior incluso se involucró directamente en la tarea de convencer a la gente que estaba a la intemperie para que se trasladara a un refugio. “Es para ayudarte, vas a poder comer, estar bien”, le dijo el ministro a un hombre que se negaba a dejar la calle.

El domingo, por otro lado, el ministro de Defensa Javier García ordenó poner los establecimientos militares a disposición para acoger a personas sin techo durante la noche. 

En total, 251 personas en situación de calle fueron trasladadas a refugios nocturnos o dependencias del Ejército desde el jueves último. 

Ayer, en entrevista con En Perspectiva, el director de convivencia del Ministerio de Desarrollo Social, Santiago González explicó que la Policía ya venía interviniendo para persuadir a las personas en situación de calle a trasladarse a un refugio, y aplicar, en caso de resistencia, la ley de faltas.

Desde la óptica del Ministerio del interior, “lo nuevo” de los operativos lanzados el jueves de la semana pasada es el “volúmen” de recursos movilizados, explicó González.

El despliegue, lanzado al comienzo de la ola de frío polar y luego de que murieran dos personas en situación de calle en menos de 30 días, incluye patrulleros, ómnibus y furgonetas en las que entran entre 8 y 10 personas.

Hay un nuevo tiempo, un nuevo ministro y una forma distinta de hacer las cosas. La solicitud de Larrañaga es que la policía salga al encuentro de la gente en un tiempo de 

solidaridad, de entender que es un tema muy grande, y hay que hacerse uno para ir a buscarlo porque no puedo entender que haya alguien que entiende que es mejor que haya un uruguayo durmiendo en una plaza que un refugio con una cama caliente.

El ministro de Defensa, Javier García, relató ayer que puso a disposición los establecimientos militares a pedido del presidente, Luis Lacalle Pou. García valoró, en diálogo con Telenoche, la coordinación entre ministerios.

La voluntad de que cuando hay una situación crítica se pongan todas las capacidades del estado a proteger a los uruguayos que más necesitan. Venimos charlando con el comandante en jefe del ejército desde la semana pasada ante la eventualidad de que se vinieran estos fríos polares. El viernes de noche el presidente se comunica con nosotros para ver qué capacidades hay para apoyar desde las Fuerzas Armadas. Le dijimos las que se necesita porque cuando hay una situación crítica no se pueden retacear apoyos.

Pero, ¿cuán nuevos son estos operativos? ¿Hay antecedentes de que se hayan utilizado instalaciones del Ejército para dar refugio a personas que duermen en la intemperie?

El ex ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo a En Perspectiva que en la administración anterior se hizo un trabajo coordinado entre el Ministerio del Interior, Desarrollo social y la Intendencia de Montevideo que se intensificó sobre todo a partir de 2013, cuando se aprobó la ley de faltas que permitió penar a quienes ocupan espacios públicos acampando o pernoctando de forma permanente en ellos. Los dispositivos también incluían la utilización del ómnibus del Ministerio del Interior, patrulleros y camionetas:

Nosotros tuvimos un acuerdo en determinado momento entre el Mides y la intendencia. Nosotros participamos en levantar gente en situación de calle, sobre todo en la época de frío. Los derivábamos al Mides, el Mides los recibía y a partir de un diálogo veían dónde iban. Pero lo hicimos durante mucho tiempo. La intendencia estaba preocupada porque se ocupaban lugares públicos que interferían en la actividad de la comuna. Lo hicimos en momentos de frío y en otro momento también.

Bonomi dijo que estos operativos masivos suelen tener mucho impacto en invierno porque la gente entiende el peligro de dormir a la intemperie en condiciones de frío extremo. Sin embargo, sostuvo que al subir las temperaturas los despliegues pierden efectividad y se vuelve más difícil retirar a las personas de la calle.

La directora de la División Calle del Mides en la anterior administración, Micaela Melgar, también recordó que a partir de la Ley de Faltas se intensificó el trabajo conjunto entre Desarrollo Social y el Ministerio del Interior. Sin embargo, las salidas conjuntas disminuyeron porque la participación de la Policía comenzó a generar rechazo a la intervención de carácter social:

La conducción de personas por medio de la Ley de Faltas no genera resultados en el ingreso de las personas en los dispositivo y tampoco en el egreso, en la superación de la situación de calle. Es una forma que ya se valoró que no tiene resultados positivos. Luego de haber aplicado esa forma de coordinación con el ministerio del Interior disociamos la intervención social con la intervención de carácter represiva porque es muy difícil construir un vínculo de confianza con la persona si se lo asocia con la represión.

Y en cuanto a la participación del Ministerio de Defensa ¿qué antecedentes hay? ¿Ya se han utilizado instalaciones militares a modo de refugio?

El ex subsecretario de Desarrollo Social, Lauro Meléndez recordó a En Perspectiva que durante el gobierno de José Mujica (2010-2015), el Mides firmó un convenio con el Ministerio de Defensa para utilizar como refugios galpones de la Marina en la rambla Baltasar Brum y depósitos del Ejército en la calle República y Dante:

Lo llamábamos el plan de contingencia, de mayo hasta setiembre. Lo que le llamábamos el frío polar. Habilitamos el convenio con camas de contingencia. 

A través del convenio, el Ministerio de Defensa acondicionaba el lugar, montaba las camas y preparaba la comida. La gestión y la atención en el lugar correspondía a los equipos del Mides y la custodia estaba a cargo del Ministerio del Interior. 

Sin embargo, en la presidencia de Tabaré Vázquez la utilización de instalaciones de las Fuerzas Armadas se descontinuó, explicó Melgar, pese a que se siguió trabajando con el Ejército para la elaboración de comida para los refugios.

Nosotros desde la administración anterior avanzamos en la forma de abordaje de personas en situación de calle. Y habíamos superado la necesidad de contar con alojamiento de emergencia porque había una planificación con respecto a los cupos. Aparte había una priorización del abordaje técnico. Cuando amplíabamos lugares lo hacíamos siempre desde la perspectiva de tener centros de atención a personas en situación de calle porque lo que importa, cuando una aborda esta situación, no es solo el pernocte si no el desarrollo de un plan y de un perspectiva de salida para la persona. En ese tipo de dispositivo de emergencia hay poco que se puede hacer desde el desarrollo social. Nosotros si íbamos a ampliar los cupos nos asegurábamos de que esa ampliación de cupos incluyera un equipo técnico y un espacio adecuado para el trabajo social con las personas que ingresaban.

Melgar opinó que la respuesta que hoy está dando el Poder Ejecutivo, en un contexto de frío extremo y ante el aumento de gente en situación de calle por la crisis económica, es “correcta”. 

Sin embargo, apuntó la ex jerarca, con una mayor planificación se podría haber evitado soluciones “improvisadas” que priorizan sólo el pernocte y no la salida de la persona de la situación de calle en la que se encuentra, agregó.

***

Foto: Persona en situación de calle en las inmediaciones del Centro de Montevideo. Crédito: Mauricio Zina/ adhocFOTOS

Podés seguirnos en las redes sociales de Radiomundo, en Facebook, en Twitter y en Instagram.
¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: