Perfiles de nuevos parlamentarios: Cecilia Cairo, diputada electa por el MPP

Perfiles de nuevos parlamentarios: Cecilia Cairo, diputada electa por el MPP

Producción: Lucas Elmallian

Cecilia Cairo es actual coordinadora del Plan Juntos del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente. También fue edila departamental y en el 2010 asumió la presidencia de la Junta Departamental de Montevideo. En las elecciones pasadas fue candidata a diputada, pero ella solicitó estar en un lugar bajo de la lista para tener menos posibilidades de ser electa. En estas elecciones entendió que el MPP, movimiento político al cual integra, la quería cómo diputada y ella aceptó su nuevo lugar.

Para saber más de ella nos contó que creía en Dios en su niñez:

Cuando era niña hasta los 12 o 13 años, hasta tomé la comunión. Soy hija de una madre anarquista, te imaginarás que en Dios no creía, mis abuelos eran muy católicos. A los 13 años dije que había demasiadas cosas que no entendía y ahí dejé de creer. Fui practicante, hice catecismo.

La religión y el anarquismo no tuvieron un choque en ella. A pesar de concebir al anarquismo como una “muy linda utopía”, que sería realizable el día en el que pudiésemos “autocontrolarnos”, le encontraba su punto de encuentro en la ayuda del prójimo que le enseñaba la religión.

Creo que lo que me tentaba de la religión era lo de pensar en el otro, que uno le puede aportar al otro, eso me parece muy importante, y los buenos católicos tienen eso como forma de vida. Los anarquistas son eso, son el mejor sindicalista, el que nunca falta a trabajar, es el mejor obrero. Capaz que en ese momento de mi vida necesitaba creer en algo superior.

Hoy con 54 años recuerda que en su niñez se despertó su interés político.

Cuando tenía 13 años nos tuvimos que ir al exilio por mi madre y quién era su pareja, mi padrastro. Terminé en España y después en Francia. Escuché muchas cosas, algunas las percibía cuando estaba acá y otras que me enteré cuando estaba en el exilio. La propia historia de lo que fue la dictadura hizo que fuese quien soy, de izquierda como soy hoy.

Cree que la mejor opción es un socialismo a la uruguaya, donde todos tengan las mismas oportunidades y se pueda trabajar por lo que uno quiere.

Las sociedades para ser justas deberían ser todas iguales. Creo que el socialismo es la mejor opción, un socialismo a la uruguaya. Cada uno de los pueblos tienen una historia para lograr el bienestar. El nuestro sería un socialismo que crearíamos entre nosotros, pero que todos fuéramos iguales y que todos tuviéramos la misma oportunidad.

Yo trabajo desde que tengo 15 años y medio, empecé a trabajar en España y después seguí trabajando en Francia. Todo lo que tengo lo gané con trabajo y mis hijos lo que tienen lo ganaron con trabajo. La dignidad, para sentirte parte de una sociedad el trabajo es fundamental. Los méritos son esos, es el poder trabajar y conseguir lo que vos buscas, esa es la sociedad que deberíamos construir todos.

Para lograr esta sociedad, entiende que su trabajo está en la mejora de los asentamientos.

Yo trabajo particularmente en los asentamientos, es mi veta, es en lo que peleo cada día, es en lo que busco soluciones para las familias que están más jodidas. A veces te dicen que está demorando mucho y que tendría que ser más rápido, tienen razón, hay que aceptar esa crítica. Es verdad que los tiempos son los tiempos, que tenés que esperar que pase por los diferentes lugares, eso hace que se avalen los procesos, pero el que está esperando es para hoy, era ayer, no dentro de un año. Está esperando las mejoras de su vida cotidiana, saneamiento, vialidad, alumbrado, una casa que se llueve.

Lo que tiene que pensar cualquier Gobierno es que este problema hay que solucionarlo. Una vez estuve haciendo cálculos de cuánto debería invertirse por año, para pensar que en 15 o 20 años se terminen. Por lo menos se necesitan 100 millones de dólares anuales, que además hay que ejecutar, que no es fácil. No importa quien gane, hay que hacer un shock de infraestructura y de vivienda.

En este período ya ha trabajado en leyes que le parecían importantes en su trabajo.

Trabajamos en este período leyes que nos parecían importantes y por suerte se votaron. Una de ellas es la prescripción adquisitiva a 5 años para los predios privados en asentamientos, esas familias precisan certezas. Esa ley se aprobó, se votó. Otra de las leyes que votamos en el período pasado y salió en este, es la de las fincas abandonadas. Me parece que era muy importante que la Ciudad Vieja recuperara esos baldíos que eran todos en la zona urbana.

Ahora vamos a construir con el préstamo BID cuatro edificios que van a ser para poner en el mercado, para alquilar, el Estado va a empezar con dos sistemas piloto, uno de gestión pública y otro de gestión privada para administrar esos edificios que va a poner para alquilar, para familias que precisan alquilar, pero que en el mercado normal no consiguen y que quisieran quedarse en Ciudad Vieja, pero los alquileres son muy altos. Van a tener el subsidio al alquiler para que paguen según sus ingresos un 25%. No solo trabajar para las personas que están asentadas, sino para prevenir que terminen en un asentamiento (…) Lo que voy a pelear es para que no exista un asentamiento más en este país, por lo menos hasta que yo me muera.

Cairo concibe que el Estado está obligado a darle cierto bienestar a la sociedad.

El Estado, que somos todos, está obligado a dar ese bienestar. El Estado no sé si es grande o chico, tiene que cumplir con darte salud, darte los servicios que vos precisas para sobrevivir, que tengas una casa en condiciones para vivir en este país, que puedas tener un trabajo y que si vos pagas tus impuestos puedas comer todos los días. Eso es lo que te tiene que asegurar el Estado. Es verdad que no siempre funciona como uno quisiera que funcione. La burocracia no es el Estado, a la burocracia la hacemos nosotros, ponemos cada vez más trabas que hacen que el Estado parezca pesado. También es importante que existan controles, porque es lo que le da transparencia al Estado.

Para terminar nos contó cómo ve su trabajo en el Parlamento y qué sucedería si el Frente Amplio quisiera votar algo que ella no votaría.

Soy una persona que hago. El día que esté en el Parlamento voy a estar en los barrios, voy a estar en el Parlamento para cumplir lo que tenga que cumplir, pero el resto voy a estar con la gente porque es donde recibo la energía suficiente para seguir. Siempre digo que si resuelvo un problema es un problema menos y soy feliz con eso, cada uno es feliz con lo que puede. Si vos me decís que tienen que haber dos Parlamentos, creo que con una Cámara sola puede ser suficiente para los que somos, hay que reducir el Parlamento, me parece bien. El problema no es si hay que reducir el Parlamento, sino si la gente siente que los parlamentarios estamos cerca de la gente.

Yo me debo al Frente Amplio así que mis discusiones van a ser muchas, seguramente, de cosas que hay que aportar y mejorar, pero en el momento final de la votación soy integrante de un Partido y eso lo respeto. El día en que considere que todas esas cosas no se cumplen daré un paso al costado.

***
Foto: Cecilia Cairo. Crédito: Javier Calvelo / adhocFOTOS

Podés seguirnos en las redes sociales de Radiomundo, en Facebook, en Twitter y en Instagram.
¿Mirás nuestros videos, escuchás los audios, leés las notas que subimos a la web? La continuidad de esos servicios depende de que tú contribuyas a financiarlos. Te invitamos a ser Socio 3.0 de En Perspectiva, asumiendo un abono mensual. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios
¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: