Talvi defendió ante PIT CNT su propuesta sobre vacantes en el Estado; central obrera deja en suspenso el paro y movilización

Talvi defendió ante PIT CNT su propuesta sobre vacantes en el Estado; central obrera deja en suspenso el paro y movilización

Producción: Alejandro Rodríguez

Jugó de visitante un partido que duró casi tres horas, con un auditorio que mantuvo el respeto, pero que en varias ocasiones exteriorizó sus discrepancias con lo que escuchaba

Hablo del primer encuentro abierto que mantuvo el PIT-CNT con un candidato a la Presidencia de la República.

Ayer inauguró esta serie Ernesto Talvi, del Partido Colorado, que junto a sus principales asesores presentó su programa de gobierno y detalló algunas ideas con base en un cuestionario que previamente se le había enviado.

De antemano se sabía que era una partida difícil para Talvi, y que su intención allí no venía por el lado de captar votos ni convencer a la platea, sino, sobre todo, de lograr que se entendiera en el movimiento sindical  su propuesta de no cubrir las vacantes que se generen en el Estado en caso de llegar al Gobierno. Idea que tanto ruido mediático había generado en los últimos días.

Además, sabía que habían provocado preocupación en los gremios los anuncios de su equipo sobre cambios en los Consejos de Salarios y en la consideración de la ocupación como una extensión del derecho de huelga.

Bienvenida

Sobre las 10 de la mañana llegó el candidato colorado a la sede “José D’elía”. Lo esperaban en la vereda el candidato a vicepresidente, Robert Silva, y los dirigentes y asesores Ney Castillo, Adrián Peña, Adriana Aristimuño, Fernando Pérez Tabó, Ana Inés Zerbino, Max Sapolinski y el prosecretario del Partido Colorado, Felipe Schipani.

Apenas puso un pie en el edificio lo recibieron con un saludo y una sonrisa el presidente y el secretario general del PIT-CNT, Fernando Pereira y Marcelo Abdala.

También le dedicó un cálido saludo el veterano dirigente sindical Luis Iguini, fundador de la Convención Nacional de Trabajadores (CNT) y de la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE), con quien mantuvo un breve intercambio.

Varias decenas de sindicalistas de distintas ramas de actividad –públicos y privados- lo miraron a la distancia. Los comentarios por lo bajo ya dejaban claro que se encontraban en la vereda opuesta y que venían a escuchar a un “neoliberal” que pretende “cambiar las reglas del juego”, entre otras frases que se oyeron durante los preparativos.

Al inicio de la actividad -y ante una sala llena- Abdala le dio la bienvenida a Talvi y a su equipo, pero fue derecho al grano: quería conocer sus planes en materia de relaciones laborales en caso de que acceda al Gobierno, y le pidió especialmente que profundizara en la medida contra la cual la central de trabajadores había decidido organizar una movilización de advertencia:

¿Cómo es que piensa manejar la dotación de personal del Estado? Porque en nuestras cuentas no llenar vacantes implicaría entrar en dificultades para los bienes y servicios de calidad que el Estado debe resolver en la vida nacional. Entonces, quisiéramos saber cómo es que eso se va a hacer sin desmedro de la calidad de los servicios que naturalmente el Estado debe ofrecer.

Según los cálculos del PIT-CNT, en el promedio de los últimos años se generaron 6.300 puestos vacantes anuales en el Estado. Pero para los próximos años aguardan que ese número se eleve a casi 10.000 anuales, según explicó Abdala.

Más allá de la eventual afectación de los servicios, les preocupa lo que consideran un ataque a los puestos de trabajo que se pueden generar en el Estado, especialmente en áreas sensibles para la administración, como la educación, la salud y la seguridad pública, entre otras.

En el auditorio se encontraban varios integrantes de los gremios de empresas públicas, pero también de la Administración Central y de instituciones de la educación, que en los días previos se habían manifestado a través de las redes sociales y los medios de comunicación su rechazo a la idea que había planteado el presidenciable colorado. 

Dentro de unos días, Lacalle Pou enfrentará al mismo auditorio y deberá explicar su propio plan de reducción del gasto público, de 900 millones de dólares anuales, que incluye no completar el 21% de las vacantes que se generen en el Estado, según señala su plan de gobierno.

Talvi se mantuvo firme

Luego de la presentación de Abdala, Talvi tomó la palabra y ensayó un breve diagnóstico de la economía uruguaya. 

Pronunció varias frases que ha utilizado en otras disertaciones e hizo hincapié en que el incremento del gasto público y el creciente endeudamiento terminan perjudicando a la clase trabajadora, la que –según dijo- “paga el pato” con la pérdida de la capacidad adquisitiva de los salarios.

También reiteró sus alusiones al modelo económico chileno, y en ese pasaje de su intervención, lanzó un guiño al auditorio. ¿Cómo? Halagó a las administraciones socialistas de Ricardo Lagos y Michelle Bachelet por “ahorrar en tiempos de vacas flacas”. 

Durante 25 minutos, Talvi defendió sus ideas, que fueron despertando el murmullo y el cruce de miradas de varios sindicalistas. Talvi profundizó en sus explicaciones aun sabiendo que enfrente no cosechaba ningún tipo de adhesión. Pero se mantuvo en los argumentos que ya había esgrimido públicamente en otras instancias.

¿Mirás nuestros videos, escuchás los audios, leés las notas que subimos a la web? La continuidad de esos servicios depende de que tú contribuyas a financiarlos. Te invitamos a ser Socio 3.0 de En Perspectiva, asumiendo un abono mensual. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios

 

Eligió sus palabras con cuidado. Explicó que el proceso de reducción de la plantilla de funcionarios se haría “humanamente, sólo con personas que se jubilan o fallecen”, y aclaró que nadie perdería su empleo.

Añadió que en un gobierno que él encabece se establecerán “metas medibles” para ministerios y otras oficinas públicas, a fin de evaluar al cierre de cada año si se cumplieron los objetivos trazados con los fondos asignados. 

Para despejar algunas dudas más, Talvi fue categórico al señalar que ningún programa “prioritario” del Estado quedaría sin personal:

Vamos a tener que redimensionar y vamos a tener que rediseñar la forma en que se organiza el Estado. A ningún programa prioritario le va a faltar gente. Ninguno. Tendremos que trabajar horizontalmente, pero no da lo mismo que si algo necesita diez personas lo hagamos con 50, y que si algún programa necesita 120 personas lo hagamos con 100. No da lo mismo. Pero vamos a revisar todo de manera que podamos rediseñar para poder generar los resultados que buscamos.

Talvi y su equipo abordaron también otro punto que había generado rechazo entre los sindicatos: el capítulo sobre relaciones laborales. Allí, había llamado la atención el protagonismo del doctor Fernando Pérez Tabó, principal referente en esa materia del equipo de Talvi, que ha sido asesor de las cámaras empresariales y, en particular, en las demandas que se han presentado ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Pérez Tabó aclaró que «no se parte de la base de que en el mundo del trabajo todo se ha hecho mal, sino que por el contrario, se asume que en los últimos 14 años se alcanzó una serie de normas que cumple un objetivo compartible y perseguible». «Hay una primera definición muy clara: la Ley de Negociación Colectiva es buena por el solo hecho de existir» dijo Pérez Tabó. «Podremos discrepar con algunas de sus disposiciones pero lo que no podemos discutir es que un derecho humano de estas características, como la negociación colectiva, es un derecho que tiene que tener un marco que le de seguridad jurídica a todos los actores sociales».

Algunos de los puntos en esta materia, según explicó Pérez Tabó: «Se buscará convenios sectoriales que reflejen las realidades económicas y particulares de las empresas, revisión de los grupos y subgrupos de actividad, y reivindicación de los trabajadores no afiliados a negociar colectivamente».

Abordó también uno de los puntos de discrepancia: el decreto 165-006, que en su articulo 4° regula la ocupación en el ejercicio del derecho de huelga. Aunque Pérez Tabó afirmó que el partido reconoce y defiende ese derecho, indicó que la huelga debe ser «la última de las medidas, no la primera» y que la ocupación de los lugares de trabajo «no es una extensión de aquel derecho».

Casi a la una de la tarde y habiendo expuesto todo su libreto, Talvi cerró su participación con un mensaje para quienes lo estaban escuchando: “Mejorar lo bueno y encarar los desafíos que tiene el porvenir” porque en Uruguay, “con los cambios, más o menos nos mantenemos en una continuidad institucional”.

Diálogo abierto

El cierre de la actividad estuvo a cargo de Fernando Pereira, que planteó un mensaje conciliador, pese a que reconoció las diferencias en algunos postulados.

Recordó el diálogo fluido que la central tuvo durante la crisis del 2002 con figuras del Partido Colorado, como el entonces ministro de Economía Alejandro Atchugarry, que vivía frente a la anterior sede del PIT-CNT, y señaló Pereira que “nadie va a encontrar en el movimiento sindical quien tire el fósforo para incendiar la pradera”. 

Además, dejó abierta la puerta al diálogo en caso que Talvi llegue al gobierno:

En cualquier circunstancia, con las dificultades que se generen, con las diferencias que se puedan plantear en cualquier tono, siempre habrá un teléfono que se va a levantar en este lado del mostrador. Y si a ustedes les toca gobernar créanos que al otro día que ganen la elección gustosamente iremos a conversar, o a los dos, a los tres o a los quince días. Y que por esta casa, por suerte, han pasado todos los presidentes de la República que les ha tocado gobernar el país del 85 en adelante, sin ninguna excepción. 

Además de esos anuncios, el PIT-CNT dio a conocer otra novedad durante la actividad: quedó en suspenso la idea de realizar un paro y una movilización a raíz de las propuestas de Talvi.

Según se informó, en su sesión de esta semana el Secretariado Ejecutivo de la central resolvió que no llevará la idea de la medida de lucha hoy a la sesión de la Mesa Representativa, por eso estiman que no se va a concretar. Como alternativa, hoy se pondrá a consideración otra forma de encarar el asunto: que luego de que termine el ciclo de visitas de los presidenciables con Luis Lacalle Pou y con Daniel Martínez, se realice una jornada abierta de evaluación de las propuestas escuchadas, donde el PIT-CNT exponga su posición oficial sobre los temas que le preocupan especialmente.

¿Cómo se dio este giro? Según dijeron a En Perspectiva fuentes de la central sindical, básicamente se busca que el movimiento sindical no quede enfrentado a los partidos tradicionales y alineado al gobierno y al Frente Amplio, más allá de las coincidencias y diferencias que son obvias.

***

Foto: Ernesto Talvi en el PIT-CNT. Crédito: Pablo Vignali / adhocFOTOS

Podés seguirnos en las redes sociales de Radiomundo, en Facebook, en Twitter y en Instagram.
¿Mirás nuestros videos, escuchás los audios, leés las notas que subimos a la web? La continuidad de esos servicios depende de que tú contribuyas a financiarlos. Te invitamos a ser Socio 3.0 de En Perspectiva, asumiendo un abono mensual. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios
¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: