¿Cómo va la negociación entre el gobierno electo y el FA por cargos políticos?

¿Cómo va la negociación entre el gobierno electo y el FA por cargos políticos?

Producción: Rodrigo Abelenda

La negociación por los cargos en los directorios de entes, servicios descentralizados, y organismos de contralor que le corresponderán al Frente Amplio (FA) cuando pase a ser oposición se ha transformado en uno de los puntos de mayor tensión de la transición de gobierno.

Hasta ahora ningún dirigente ha salido a confrontar abiertamente en los medios, pero por lo bajo hay malestar en el FA con el ofrecimiento que hizo Lacalle Pou.

Ayer, el presidente del FA, Javier Miranda dijo a En Perspectiva que el único autorizado a hablar sobre el tema en la coalición de izquierdas es él, y declinó brindar más información o hacer más comentarios.

Junto con Miranda participan en la negociación la actual vicepresidente de la República, Lucía Topolansky, y el secretario general del Partido Socialista, Gonzalo Civila.

¿Cuáles son los cargos que se le ofreció al FA? Ha circulado información imprecisa sobre el ofrecimiento que hizo Lacalle Pou. Esta es la lista a la que pudo acceder En Perspectiva.

En total son 33 cargos los que fueron ofrecidos a la coalición de izquierdas.

Corte Electoral: se ofreció cargos para tres ministros y tres secretarios letrados.

Tribunal de Cuentas: se ofreció cargo para tres ministros.

Parlamento: un cargo en la secretaría de Diputados, otro en la secretaría del Senado y otro en la Comisión Administrativa.

En los siguientes organismos se ofreció un cargo en los directorios respectivos:

• UTE
• Ancap
• Banco República
• Banco Hipotecario del Uruguay
• Banco Central del Uruguay
• Banco de Seguros del Estado
• Administración Nacional de Puertos
• OSE
• Agencia Nacional de Vivienda
• AFE
• Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay
• Correo
• Comisión Administradora del Río de la Plata
• Unidad Reguladora de los Servicios de Energía y Agua (Ursea)
• Unidad Reguladora de los Servicios de Comunicaciones
• Unidad Nacional de Seguridad Vial
• Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed)
• Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa)
• Corporación Nacional para el Desarrollo
• Comisión Técnica Mixta de Frente Marítimo
• Comisión Mixta Uruguayo–Brasileña sobre Uso y Conservación de Puentes Internacionales

Este último ofrecimiento sorprendió mucho al Frente Amplio ya que es un organismo ignoto que se dedica a hacer recomendaciones sobre el mantenimiento de los puentes con Brasil. Varios dirigentes tuvieron que googlear para encontrar información sobre esta institución.

Vale precisar que UTE, Ancap, el Banco República y la Comisión Administradora del Río de la Plata tienen directorios de cinco miembros.

El Ineed tiene siete directores (uno del MEC, tres del Codicen, dos por UdelaR y uno de educación privada).

El Tribunal de Cuentas tiene siete miembros.

La Corte Electoral tienen nueve miembros.

El resto de los organismos tienen directorios de tres miembros.

Negociación

El ofrecimiento generó malestar en el FA. De todas maneras hay voluntad de seguir negociando.

¿Cuáles son los puntos de desencuentro?

1- El presidente electo Luis Lacalle Pou ya definió que al igual que lo hizo el presidente Tabaré Vázquez en 2015, no le corresponderán cargos a la oposición en organismos cuyos directorios tienen representantes sociales. Esto significa que no se ofreció cargos ni en el BPS, ni en la ANEP ni en ASSE. Lo que molesta más al FA es que, además, queda afuera de directorios de empresas estratégicas, como Antel, o de instituciones que tocan asuntos de soberanía como la Comisión Administradora del Río Uruguay.

2-Los cargos se repartieron en función de los votos que cada partido obtuvo en octubre de 2019, según definió Lacalle Pou. En el FA sostienen que había 140 cargos para repartir; por ende, entienden que si el reparto se hace en función del 39% de los votos que obtuvo el Frente Amplio en octubre, les corresponderían más cargos que los 33 que figuran en la lista. En total le corresponderían unos 54 puestos.

3-Según trascendió, Lacalle Pou no se va mover de la oferta de 33 cargos y definió que si el FA quiere acceder al directorio de una empresa pública u órgano de contralor que no está en la lista deberá resignar otro cargo ofrecido o un lugar en organismo de similar peso en el Estado. Esto implica, por ejemplo, que se tenga que resignar participación en empresas de peso como Ancap si se quiere acceder a Antel, explicó ayer una fuente frenteamplista hablando con En Perspectiva. «¿Qué justificación tiene? ¿Por qué no lo dicen públicamente?», se quejó ayer el dirigente consultado.

4-El gobierno electo ofreció tres cargos en el Parlamento que habitualmente se negocian dentro del Palacio Legislativo. En el FA sostienen que el futuro Poder Ejecutivo nunca se metió en una negociación que era exclusiva del Parlamento.

5-Además, según los informantes del FA, en el Parlamento habría 12 cargos para repartir. Por eso, si se sigue el criterio de proporcionalidad de votos fijado por Lacalle Pou, a la izquierda le corresponden más cargos que los tres que se ofrecen porque obtuvo 39% en octubre.

6-Otro punto de desencuentro son los cargos ofrecidos en la Corte Electoral: Tres ministros y tres secretarios letrados.

La Corte Electoral se compone de nueve ministros; actualmente el FA tiene cuatro. Si se concretara lo ofrecido por Lacalle Pou, la coalición de izquierda quedaría con tres ministros y seis la coalición multicolor. En el Frente Amplio alertan que de esta forma la coalición multicolor podría alcanzar por si sola la mayoría de seis ministros que se requiere en la ley para anular actos electorales incluidos plebiscitos y referendos.

¿Hay plazos para que el FA responda?

Por ahora no se manejan fechas. El Secretario de Presidencia Álvaro Delgado le pidió celeridad al FA porque luego de terminar de negociar con la coalición de izquierdas quieren definir con el resto de la coalición multicolor los cargos en entes y ministerios.

Contragolpe

En medio de este malestar por el ofrecimiento de cargos que realizó Lacalle Pou, en el FA observan con cierta preocupación la demora en designaciones en cantidad de direcciones de los ministerios, lo que está complicando la transición en las secretarías de Estado. En una especie de réplica, comentan que no entienden esta situación, cuando el gobierno electo proponía una transición ejecutiva y lo más temprana posible, y desde la administración saliente se ha mostrado la más amplia apertura desde que se conoció el resultado de la segunda vuelta electoral. Se preguntan si a la coalición multicolor le faltan cuadros capacitados para esos puestos o el problema es que los profesionales contactados no aceptan los nombramientos por el nivel de los sueldos a pagar en comparación con los del sector privado.

***
Foto: Lucía Topolansky y Gonzalo Civila en la sede del sector nacionalista Todos, tras reunirse con el secretario de Presidencia designado, Álvaro Delgado. Crédito: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS

Podés seguirnos en las redes sociales de Radiomundo, en Facebook, en Twitter y en Instagram.
¿Mirás nuestros videos, escuchás los audios, leés las notas que subimos a la web? La continuidad de esos servicios depende de que tú contribuyas a financiarlos. Te invitamos a ser Socio 3.0 de En Perspectiva, asumiendo un abono mensual. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios
¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. Obviamente que hay sed de cargos. Al final los cargos en la administración central y en los entes públicos también son la forma de mantener cuadros políticos para que sigan viviendo de la política.

    Pero un gobierno que quiera hacer las cosas bien, debería pretender controlar a su propia gente. Para controlar a su propia gente, no hay nada mejor que los adversarios porque son los que tienen un interés genuino en hacerlo. Además, esto de alguna forma compromete a la oposición en el control. No se puede gritar escandalizado por una medida que tomó un ente público si uno estuvo sentado allí y acompañó la medida. Por lo menos se responsabiliza a la oposición de estudiar seriamente las cosas y hablar en el momento oportuno.

    Gobernar con los propios y controlar a los propios con los ajenos es inteligente, es usar la fuerza del adversario en favor de uno. Sólo hay que asegurarse tener mayorías en todos lados. Sería una buena reforma para introducir en la constitución: que haya una cantidad prefijada de cargos de la oposición en todos los organismos públicos.

    Reply

Responder a Leonardo Nidingas Cancelar la respuesta