La Mesa Agropecuaria
Movimientos del precio de la soja, baja en la preñez vacuna y telegramas

La Mesa Agropecuaria, martes 28 de junio.

Parte 1
En los últimos tres meses la soja ha disfrutado de una recuperación en los precios. El alza estuvo impulsada principalmente por una demanda externa sostenida y menores existencias en términos relativos a esa demanda. En consecuencia las operaciones especulativas de los fondos actuaron en la Bolsa de Chicago.

Sin embargo, el referéndum en el Reino Unido, donde triunfó la salida de ese país de la Unión Europea, provocó cierto nerviosismo en los mercados. La caída del euro y la libra y el fortalecimiento del dólar provocaron una baja de los productos agrícolas que se cotizan en dólares.

De todos modos, con el correr de las horas los efectos del Brexit han sido neutralizados. De hecho, ayer la soja tuvo un alza de más de US$ 10 en el mercado de Chicago, provocada por una demanda internacional y una incertidumbre del clima.

¿Qué consecuencias traen estos movimientos alcistas de los precios de la soja? ¿Son buenas noticias para Uruguay? ¿Ya ha habido cambios en el negocio agrícola?

Parte 2
Según datos divulgados por el INIA el miércoles en Treinta y Tres, el porcentaje de preñez vacuna sufrió una caída por cuarto año consecutivo. En 2016, este indicador se ubicó en el 70,6 %, la tasa más baja desde 2011.

¿Cómo lee La Mesa estos datos? ¿Es una utopía, entonces, el Uruguay de los 3 millones de terneros del que alguna vez se habló?

Parte 3
Telegramas.

Participaron Pablo Carrasco, Andrés Berterreche, Guillermo Villa y Gabriel Carballal.

Coordinación: Rosanna Dellazoppa.

La Mesa Agropecuaria
Martes 28.06.2016

EMILIANO COTELO (EC) —Nos acompañan Guillermo Villa, ingeniero agrónomo, productor radicado en Flores; Andrés Berterreche, ingeniero agrónomo, suplente de José Mujica en el Senado, integrante de la Comisión de Ganadería Agricultura y Pesca; Pablo Carrasco, ingeniero agrónomo, socio fundador y director de Conexión Ganadera; Gabriel Carballal, técnico agropecuario, productor radicado en Soriano.

En los últimos tres meses la soja ha disfrutado una recuperación en materia de precios. ¿Cómo es esto?

ROSSANNA DELLAZOPPA (RD) —El alza estuvo impulsada principalmente por una demanda externa sostenida y menores existencias en términos relativos a esa demanda. En consecuencia, las operaciones especulativas de los fondos actuaron en la Bolsa de Chicago y determinaron las alzas de los precios. Sin embargo, el referendo en el Reino Unido (brexit) provocó el viernes cierto nerviosismo en los mercados. La caída del euro y la libra y el fortalecimiento del dólar provocaron una baja generalizada de los productos agrícolas que se cotizan en dólares.

EC —Se está acomodando de nuevo.

RD —Exactamente, con el correr de las horas los efectos del brexit han sido neutralizados. Ayer la soja tuvo un alza de más de US$ 10 en el mercado de Chicago, provocada por una demanda internacional y una incertidumbre en el clima; se habla de mercado climático asociado a esos efectos.

Nos parecía interesante comentar ambas cosas, qué consecuencias pueden tener en nuestro país los movimientos alcistas de los precios de la soja que hemos vivido antes del brexit y ahora nuevamente, uniéndolas con lo que sucedió el viernes, porque la primera noticia fue que todos los productos primarios tuvieron bajas.

GABRIEL CARBALLAL (GC) —Sería bueno explicar cómo es la economía globalizada que tenemos hoy, en la que la soja, el maíz, el trigo, los granos en general pasan a ser no granos sino commodities, que no solo tienen su valor per se, sino que generan valor de la mano de fondos que deciden apostar a ellos. El dinero que se mueve en el mundo se mueve en acciones, en bonos del tesoro; el dólar y el oro son resguardos de valor, los más importantes; de hecho, cada vez que pasa algo son los que se llevan todo ese valor. Fue lo que pasó cuando el Reino Unido decide salirse de la Unión Europea, aparece un cisne negro, algo desconocido, algo que no sabemos qué resultados puede tener, y los fondos deciden salirse de commodities y entrar en oro y en dólar, que son el resguardo de valor. Por eso el día que se conoce el resultado del referendo bajan automáticamente todos los commodities: el petróleo, el oro, la soja, el maíz, el trigo.

El dinero que hay en el mundo, el dinero real más préstamos, o sea el volumen total de riqueza que hay en el mundo, es 1.250 veces el valor de los granos y sus subproductos. Es un número que me shockea. Si el 1 ‰ de todo ese dinero un día decide irse a los granos, eso implica que se compran un año entero de producción. De ahí la importancia que tienen esos fondos entrando y saliendo y por qué hacen oscilar de esa manera los mercados de granos. No precisa entrar ni el 1 ‰, si entra el 0,1 ‰ se lleva el 10 % de la producción del mundo en un día.

RD —Quien está en el negocio de la agricultura sabe que la volatilidad es así, es inherente al negocio.

GC —Exacto. Lo que cambió a fines de los 90 fue que los granos pasaron de ser granos a tener valor, porque tienen todas las características de un commodity: se pueden medir, son toneladas, son bushels, son quintales, son bolsas; se pueden almacenar, se pueden tocar, se pueden oler y se pueden vender los 365 días del año las 24 horas.

EC —Es muy interesante ese cambio, supongo, llegado el momento, porque como que le agregó a la variabilidad climática, tan intrínseca a la actividad agrícola, otra variabilidad, el humor de los mercados internacionales.

GUILLERMO VILLA (GV) —El volumen de soja que se produce en el mundo se vende varias veces al año en Chicago.

EC —Esta es una realidad que está consolidada desde hace 20 años. Volvamos a estos días o a los últimos meses. Estamos viendo que la agricultura uruguaya está saliendo del susto que había sufrido.

GV —Complementando lo que dijo Gabriel, los granos también se mueven por temas estructurales. El stock consumo en el mundo de soja hoy es 1,7; si el mundo dejara repentinamente de producir, la producción de un año daría para un año y un mes, sumado al stock, es muy sensible a cosas estructurales que sucedan. En los últimos dos años, con la caída de los precios, Estados Unidos tuvo zafras récord de soja, y solo el hecho de que Estados Unidos esté muy bien, que produzca mucho, generó la caída de precios en forma estructural. Dentro de esa tendencia se da lo que decía Gabriel, que es el serrucho de oscilaciones especulativas. Ahora se dio una situación al revés, que fue el problema climático que tuvo toda América del Sur; la soja básicamente se produce en el hemisferio norte en Estados Unidos y en el hemisferio sur en América del Sur. El problema climático que tuvo básicamente Argentina –porque nosotros lo tuvimos igual o peor que ellos, pero no movemos la aguja– llevó a que ese stock consumo que tenemos tan sensible empezara a dispararse y es lo que nos está pasando hoy. Por más que Inglaterra se vaya de la Unión Europea, el problema estructural de que hubo una producción menor de lo esperado, eso existe y va a seguir marcando la tendencia de la soja. La etapa que viene inmediatamente es: Estados Unidos está plantado, ¿qué pasa con el clima allí?

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: