Roger Waters pasó por Montevideo, con su concierto espectacular y su activismo polémico

40.000 personas asistieron el sábado al concierto del músico británico Roger Waters en el Estadio Centenario. El recital recorrió la mayoría de los éxitos de Pink Floyd, la histórica banda liderada por Waters, pero además estuvo marcado por un fuerte activismo político.

Por ejemplo, desde una pantalla gigante que ocupó casi toda la tribuna Amsterdam el músico llamó a resistir el surgimiento de líderes “neofascistas” entre los que ubicó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el mandatario electo de Brasil. Entre sus blancos de crítica también estuvo el dueño de Facebook Mark Zuckerberg, el gobierno de Israel y su trato a los palestinos, el antisemitismo y la contaminación de los océanos.

En el cierre del espectáculo, Waters se puso una camiseta con la leyenda Todos Somos Familiares en apoyo a la búsqueda de los restos de detenidos desaparecidos durante la última dictadura. Esa remera se le regalaron el viernes, cuando concurrió a la sede del PIT-CNT para un acto en apoyo a la causa Palestina.

Ese día además fue declarado ciudadano ilustre de Montevideo en un acto en la Intendencia capitalina en el que dijo que Uruguay es un pequeño país con “enorme influencia en el pensamiento” en el resto del mundo. En el acto también elogió al ex presidente José Mujica por “sugerir que hay otro camino” para solucionar “la brecha que existe en la humanidad”.

Telegramas. La Mesa de los Lunes con Teresa Herrera, Martín Couto, Pablo Carrasco y Carolina Ache.

Continúa en...
Brasil: Juez Sergio Moro aceptó ser ministro del presidente electro Jair Bolsonaro
Diputado Gerardo Nuñez propuso “democratizar el uso de armas”

Foto en Home: Juez Sergio Moro. Mauro Pimentel / AFP

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

10 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Couto me gustaste cuando defendiste a la minoría trans.Del cerdo y la estrella de David nada, solo interrumpiste a Ache.Coherente con el reconocimiento que la Imm le hizo a Waters por sus ideas, por su antisemitismo?Algunos son minorías y otros son judíos.En fin,nada raro en la izquierda uruguaya.

    Reply
  2. No asistí a este espectáculo en gran parte por sentirme molesto porque el artista usó su presentación aquí para hacer definiciones políticas. No me extraña que el espectáculo musical en sí haya sido grandioso; es lo que solía hacer ya desde los tiempos de Pink Floyd. Pero me parece malo que se use una presentación artística para adoptar actitudes políticas. No sabe el Sr. Waters que aquí hay muchos que criticamos acerbamente la gestión de Mujica; no considera que muchos judíos se habrán sentido molestos por su defensa de Palestina con su crítica al Estado judío, o por mostrar cerdos con la estrella de David; qué sabe él de nuestra ley de acceso al riego para andar con camisetas de crítica; qué sabe de la sinceridad de quienes andan agitando los reclamos de la «nación charrúa»; y así otros puntos controversiales cuya referencia divide a quienes pueden gustar del espectáculo que él iba a brindar. Él es muy dueño de tener las opiniones que quiera y de expresarlas con total libertad; pero cuando se da un espectáculo artístico, esas consideraciones deben quedar afuera.

    Reply
  3. Desubicado y condescendiente R.W.en su márketing pseudo progre trasnochado. Excelente artículo de Carlos A. Muñoz : «Cultura y política: el lado oscuro de Roger Waters».

    Reply
  4. El titular dice q al recital concurrieron 40.000 personas, pero hablaron del espectáculo? Por el foro, veo q se habló de los titulares de prensa y q nadie de la tertulia participó del mayor espectáculo artístico de la historia de Uruguay ( me animo a decirlo ). Prefiero no escuchar esto si se cayó en la liviandad de los q no lo vivieron. Fue un hecho artístico de magnitudes q requieren de análisis a la altura. Para empezar ver, percibir para intentar conocer y opinar.

    Reply
    1. Un artículo desproporcionado en relación al espectáculo y al fenómeno. Realmente una columna menor, triste, sin rigor de ningún tipo. Una columna patética, ridícula. Una tomadura de pelo q no le dice nada al q no fue. Vergüenza ajena sentí al leerla. No puede hipotecar su reputación de esa forma.

      Reply
      1. Ese es el problema de haber mezclado manifestaciones artísticas con políticas. De no haber habido estas últimas, estaríamos comentando sobre sus interpretaciones, sobre el espectáculo visual, etcétera… Pero como se mezclaron consideraciones políticas (incluso internas, como los desaparecidos, la ley de riego, los charrúas o la referencia a Mujica), obtuvimos este resultado.

        Reply
  5. Ante la ausencia de referencias al espectáculo, va una impresión primaria personal sobre el espectáculo mayor:
    No me animo a comentar a la ligera sobre el show, el que por su complejidad, merece un inmenso respeto. Es con mayúsculas FUERA DE SERIE. No hay formato existente q se emparente. En todo caso, su crítica humana, social, cultural , política e institucional, emerge de metáforas en dimensiones que van desde lo astronómico a lo humano, superponiendo y condensando, analizando y localizando. Focalizando el tiempo y el espacio por momentos, a la vez q rompiendo las barreras, derribando los muros del tiempo, el espacio, del sonido, del ser individual. El ser confundido en la existencia humana, la política, la cultura… El impacto de las pulsiones en las relaciones humanas, del pesimismo de la destrucción de brazos q quieren enlazarse, al mensaje de esperanza del triunfo de la pulsión vital, con los brazos q se irradian al final, resistiendo y fortaleciéndose ante cualquier impacto. No es un pensamiento lineal y bidimensional. Es una constante crítica de un pensamiento en 3 dimensiones. Lo q revoluciona la mente del espectáculo, es que es todo al límite de nuestra capacidad de pensamiento y comprensión, es constantemente en 3 dimensiones, cuando estamos habituados a pensar en 2 dimensiones y cada vez más en 1 dimensión. Solamente dio tregua al poner nombre propio a los cerdos: «Cerdos». La crítica de la imponencia del ARTE, a su posición política, es a mi juicio una reverenda estupidez, de una capacidad de simbolizar y semantizar pobre. El mensaje, la forma de conceptualizar es inmensa. En lo personal, voy a sostener «el toque», reposarlo y q vaya decantando.

    Reply
  6. Agregó: logró contar su visión de la historia en forma progresiva y terminó relatando su utopía, pero no solo con palabras. Al estilo Karl sagan por momentos, pero desde la expresión artística, con metáforas lumínicas, sonoras, estéticas. Una unidad conceptual q se vibració en la cápsula que logró envolver a todo el estadio, incluso hasta el tercer anillo de la colombes.

    Reply

Escribir Comentario: