A 40 años del plebiscito de 1980: ¿Qué significó el resultado para la historia política uruguaya?

(Eduardo Pons Etcheverry) No va a haber nunca un divorcio entre las Fuerzas Armadas y los civiles porque siempre hay civiles que aceptan la supremacía. O sea, recordando la obra de Ionesco, siempre hay rinocerontes. Por consiguiente, el gobierno militar no se va a ver aislado de los civiles. 

(Néstor Bolentini) Me resisto a admitir el calificativo de rinoceronte para todos los civiles que han entendido que su función patriótica era colaborar con las Fuerza Armadas.  

Escuchamos parte del intercambio entre Eduardo Pons Etcheverry y el coronel Bolentini, en el famoso debate previo al plebiscito del 30 de noviembre de 1980, una instancia convocada por la dictadura de la época que buscaba aprobar una nueva Constitución.

El próximo domingo se cumplirán 40 años de aquel plebiscito en el que el “NO” a la reforma constitucional triunfó con 57 % de los votos, frente al 41, 8 % que obtuvo el proyecto de los militares.

Aquel resultado desencadenó el proceso de apertura democrática que se concretaría en las elecciones de noviembre de 1984. 

¿Qué significó aquel hecho político en la historia reciente de del Uruguay? 

La Tertulia de los Miércoles con Hebert Gatto, Patricia González, Agustín Iturralde y Carina Novarese.

Viene de...
A un año del balotaje: ¿Qué mostró Luis Lacalle Pou como gobernante?

Continúa en...
Telegramas

***
Foto en Home: Papeleta por el NO y por el SÍ a la reforma constitucional en Uruguay en 1980. Crédito: Licencia Creative Commons.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

4 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Yo hubiera preferido que hubieran hablado más sobre el entorno en que se dio la consideración dela reforma propuesta por el gobierno cívico-militar en 1980, dentro del cual ese debate televisado fue un elemento importante pero no el único decisivo. Hay que recordar el clima de opinión pública que se vivía. Por un lado, una gran campaña del gobierno en los medios de prensa destacando lo que consideraban favorable del proyecto, y por otro lado pronunciamientos individuales que se iban dando contrarios al mismo. Hubo dosactos públicos, ambos por el NO: primero uno del Partido Colorado en el Cine Arizona, y luego el del Partido Nacional en el Cine Cordón, que terminó en represión sangrienta. Y pronunciamientos contrarios al proyecto por parte de figuras que no tenían nada que ver con los posibles sectores de izquierda que eran combatidos por el proceso. Ejemplos: . Eduardo Jiménez de Aréchaga, Ministro del Interior de Pacheco durante las medidas de seguridad. Carlos Manini Ríos, director del diario «La Mañana». Eduardo J. Corso, periodista del campo y comentarista político lo más alejado del pensamiento marxista. En realidad, no era un enfrentamiento entre izquierdas y derechas, sino un debate entre quienes querían mantener el statu quo reinante, agregándole un barniz de participación ciudadana para que pareciera una democracia, y quienes reclamaban el ejercicio libre de la soberanía para todos los ciudadanos. Y cabe reconocer a los militares el hecho deque, al final, aceptaron la derrota de su proyecto.
    Yo, como funcionario público, fui citado a integrar comisión receptora de votos. Me tocó actuar en la Escuela Alemania, la que está en la esquina de San Martín y Vilardebó, donde había muchos circuitos, que representaban a todo el perfil etario de la ciudadanía. Y sucedió una cosa curiosa: en los dos circuitos de personas de más edad, ganó el SÍ por pocos votos, pero a medida que bajaba la edad, se dio el triunfo del NO por cada vez mayor porcentaje.

    Reply
  2. LOs que votamos NO fuimos los que abrimos las puertas a la democracia, no me olvido mas yo vote NO y tampoco me olvido del «Rio de Libertad» del obelisco, yo estuve y me siento orgulloso.-

    Reply
  3. Tenía 22 años. Era la primera vez que votaba. En ese entonces trabajaba en el BPS (la DGSS en realidad). Y me tocó ser presidente de mesa. Sentía una gran responsabilidad. Incluso pedí que fuera al escrutinio alguien de CX30 la Radio (que enviaba gente). El circuito estaba en la compañía Bao en La Teja. El escrutinio fue emocionante. Ganó el NO por amplio margen. Hasta el OFicial de Ministerio del Interior que recogía los resultados primarios entró y nos dijo algo como: «Hola. Gano el NO, ¿no?». Supimos que era general ese resultado en todo el barrio. Había una especie de silenciosa alegría entre los miembros de la mesa. Seguramento todos habíamos votado el NO. Tuve que llevar con el custodia la urna. Un tumulto tremendo, se entregaban en el Palacio Legislativo. Pero yo la verdad pensaba si no sería una trampa final y estaba dispuesto con el mayor coraje que tenía a entregarla. Saludos

    Reply
  4. Yo vote No. Mi primera votacion. Luego repeti en las elecciones. Nunca mas he votado. Y hoy votaria No. El comunismo es una enfermedad que tiene que ser erradicada

    Reply

Responder a Gustavo Garcia Cancelar la respuesta