Andrade exigió al PN una “condena enérgica” por noticias falsa sobre él y su pareja

El senador Oscar Andrade, del Partido Comunista, Frente Amplio, exigió al Partido Nacional una “condena enérgica” por una noticia falsa sobre él y su pareja que partió de una página de Facebook que tiene como foto de perfil una imagen de la lista 404. 

El domingo pasado la cuenta llamada “Fuerza Sayago Luis Lacalle Pou”, publicó que Andrade “acomodó a su pareja” en la Junta Departamental de Montevideo. «Mientras en Uruguay hay miles de desempleados, este miserable coloca a su novia con un sueldo de $ 70.000», añadía la nota.

Andrade desmintió esa versión y aseguró que su pareja entró por concurso a la Junta Departamental de Montevideo en 2009, cuando ambos ni siquiera se conocían. 

El ex dirigente del SUNCA presentó una denuncia penal por este caso pero además solicitó que el Partido Nacional realice «una condena enérgica» de la publicación para evitar que situaciones como esta vuelvan a repetirse.

Andrade dijo que habló con dirigentes del Partido Nacional, quienes «a las horas» le confirmaron que se retiraría la nota, «pero en realidad no alcanza, porque si no, es muy fácil, hago circular cualquier tipo de información falsa y a las horas la retiro». Andrade consideró que «poner límites» ayudará «al sistema político» a decir que «no puede valer todo». 

La Tertulia de los Miércoles con Fernando Isabella, Agustín Iturralde, Juan Pedro Mir y Carina Novarese.

Viene de...
¿En qué etapa de la pandemia estamos?¿Cuán alertas debemos estar?

Continúa en...
Telegramas

***
Foto: Óscar Andrade durante el acto del Partido Comunista del Uruguay (PCU) por su 100 aniversario, en el Velódromo Municipal. Crédito: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

3 Comentarios - Escribir un comentario

  1. No hay que inventar nada. Para esta moda de los escraches la solución es aplicar la presunción de inocencia y el delito de difamación e injurias a rajatabla. Me ha pasado de defender en una discusión la presunción de inocencia de gente por la que no tengo la menor simpatía, porque para mi eso no es negociable.

    La difamación de alguien no tiene relación con el derecho a la libre expresión de las ideas porque una acusación no es una idea ni, mucho menos, una opinión. Puede ser que quien acusa tenga los elementos materiales para probar lo que dice, en cuyo caso es información. Puede ser que no tenga como probarlo, en cuyo caso, aunque tenga la convicción moral de decir la verdad, debe privarse de decirlo públicamente.

    Lo que sucede es que hemos perdido el rumbo en principios tan básicos como la presunción de inocencia o el derecho al honor. Se argumenta que escrachar es un derecho porque se piensa ad-hoc en un caso concreto, donde quien defiende al denunciante piensa que escrachar es una herramienta emancipadora de los orpimidos. Se olvidan al afirmar esto que se pone en manos del denunciante la discrecionalidad de destruir la imagen pública de alguien sin tener que rendir cuentas. Ser escrachado le puede pasar a cualquiera, basta con que exista alguien que quiera perjudicar su imagen pública.

    Bien por Andrade, ojalá se haga costumbre proceder así ante cualquier escrache. Ojalá la justicia esté a la altura, investigue, identifique a los culpables y los castigue. Mal el PN si no repudia este hecho, que es mucho menos que responsabilizarse de él y es apenas un gesto. Es el gesto de soltarle la mano a quien derrapó embanderado con la 404, dejando claro que al que procede así no lo consideran uno de los suyos. Se gana mucha legitimidad para criticar con fundamento cuando ante esta canallada se procede con apego a la verdad.

    Reply

Responder a Leonardo Nidingas Cancelar la respuesta