En cuatro meses de gestión once jerarcas de gobierno dejaron sus puestos

En el período de cuatro meses desde que se instaló el nuevo gobierno once jerarcas renunciaron a pedido del Poder Ejecutivo, fueron removidos, o se alejaron de sus cargos por razones personales.

Las bajas ocurrieron en la Administración de los Servicios de Salud del Estado, en Antel, en la Armada Nacional, en la Corporación Nacional para el Desarrollo, en la Administración Nacional de Puertos, en la Policía Nacional, en la Dirección Nacional de Bomberos, en el Ministerio de Salud Pública, en el Ministerio de Transporte y en el Codicen. 

A eso hay que sumarle la intención del canciller Ernesto Talvi de dejar el gabinete para liderar su sector, Ciudadanos.

La Tertulia de los Miércoles con Fernando Butazzoni, Carina Novarese, Hoenir Sarthou y Fernando Scrigna.

Continúa en...
MTOP descartó modificar trazado del Ferrocarril Central
Telegramas

***
Foto en Home: Luis Lacalle Pou en el homenaje a Artigas en conmemoración de la Batalla de Las Piedras. Crédito: Javier Calvelo / adhocFOTOS

¿Mirás nuestros videos, escuchás los audios, leés las notas que subimos a la web? La continuidad de esos servicios depende de que tú contribuyas a financiarlos. Te invitamos a ser Socio 3.0 de En Perspectiva, asumiendo un abono mensual. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios

Comunicate al 2902 5252 – interno 109

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

3 Comentarios - Escribir un comentario

  1. El fenómeno inédito que por ponerle nombre denominaron coalición multicolor, comenzó a gobernar hace un cuatrimestre y aún dista bastante de poseer un estándar de funcionamiento con alguna argamasa que adune rumbos claros.
    En este corto trayecto los zapallos no sólo no se acomodaron en el carro, sino que también, del carro se andan cayendo y son llamativamente muchos los caídos.
    Se puede hacer y de hecho se está haciendo un relato del gobierno por el propio gobierno con anchas y sonoras cajas de resonancia, el relato zurce, improvisa en cada evento, como épica o como justificación o como etc., lo que por imperio de la realidad no hace, es sustituirla, la realidad tendrá poca o mucha prensa, pero es porfiada en su ser y acaba siendo visible aún, hasta para los mas apartados en dilatorias de tiempo o percepción.

    Reply
    1. En las decenas de análisis de la renuncia de Talvi no escuche a nadie hablar del anuncio de que iba a recortar las enormes prebendas de los cientos de personas que dicen que trabajan en las comisiones administradoras de tal y cual cosa. Como escucho desde España igual lo soñé

      Reply
  2. El que la remató mejor fue «el carboné». El tema es que la coalición no tiene todos los cuadros que precisa. Como dice Butazzoni: estaban preparados, pero después no lo estaban tanto. El fracaso de demorar una eternidad en cubrir mandos medios y tener que destituir gente que costó trabajo conseguir se puede contar como que la marcha atrás les anda fenómeno y que eso habla de lo sensatos que son. Lo seguro es que a ningún gobierno le pasan estas cosas en forma premeditada, así que primero está la carencia de cuadros, la valoración superficial de los antecedentes, el compromiso político con partidos que no tienen cuadros a la altura de su votación. Luego viene el reflejo de poner la marcha atrás (tan correcto como inevitable) y por último ése término tan instalado en la política: «el relato». Vamos a hacer de la necesidad una virtud, como decía mi abuela.

    Mientras tanto, para que uno no se enrede en comparaciones cualitativas entre cosas incomparables, están los números que dicen que esto de la marcha atrás se está haciendo muy recurrente.

    Reply

Responder a Leonardo Nidingas Cancelar la respuesta