¿Qué deja hasta ahora el plan de vacunación contra covid-19?

Foto: Jornada de vacunación contra el Covid -19 en la Unidad N° 4, Santiago Vázquez, Montevideo. Crédito: Daniel Rodriguez /adhocFOTOS

311.000 personas recibieron hasta ahora la primera dosis de una de las dos vacunas contra covid-19 disponibles en Uruguay, la de Sinovac o la de Pfizer-BioNTech.

Ayer de mañana, el Ministerio de Salud Pública (MSP) abrió la agenda especial para que puedan vacunarse en Semana de Turismo personas de entre 18 y 70 años. Este grupo etario se inoculará con Sinovac.

En menos de una hora se agotaron los 170.000 cupos disponibles. Según informó el MSP, en ese lapso se registraron más de 500.000 personas. La cartera aclaró que «los usuarios que no recibieron fecha y hora para vacunación aún, no son rechazados”. El sistema, según se explicó en un comunicado, “agrupa a las personas que ingresan en una cola de espera y luego va asignando los lugares, a medida que se liberan los cupos en forma automática».

En paralelo también se completó la agenda que se abrió en la noche del sábado para mayores de 80 años y para nuevos sectores del personal de la salud, que serán vacunados con la vacuna de Pfizer. 

Este fin de semana, por otro lado, parecieron solucionarse las dificultades que en los días previos congestionaron el sistema de agenda, que causaron mucha polémica y malestar.

La Tertulia de los Lunes con Martín Bueno, Pablo Carrasco, Teresa Herrera y Daoiz Uriarte.

Continúa en...
Parlamento aprobó extensión de limitaciones al derecho de reunión
Telegramas

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

2 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Poco aportan estas tertulias en estos tiempos. Hablan de las vacunas, lo que es fantástico, pero parecen no comprender que se demorará hasta junio al menos para que su impacto significativo nos llegue como sociedad. ¿Y hasta entonces qué hacemos? ¿Nos seguimos contagiando en masa, enfermando y muriendo? Hoy hubo 19 fallecidos y en breve serán 30 o 40 o incluso más si vemos las tendencias, que además hoy indican 14 mil infectados y de seguir así en pocas semanas marcarán 30 o cuarenta mil.

    En cuanto a la política, los partidos deberían concederse 3 meses de tregua, de no darse más golpes bajos como los que aplica Carrasco tertulia tras tertulia, hoy hablando del título de Sendic para ejemplificar el buen proceder de su partido cuando el tema eran las vacunas que por supuesto valoramos tener, y las agendas que amagaron desesperarnos pero que aparentemente han tomado ahora buen rumbo. No era necesario, cuando además es reiterado en el tertuliano, con ejemplos que han sido bastante más groseros. Si voy al fondo de lo que dijo en ese punto precisamente, sobre el reconocimiento de errores, en alguna medida podía tener razón: no precisaba el golpe. Aclaro, por supuesto, que del otro lado también se está razonando mal, y ofreciendo a la opinión pública voceros con poca destreza y de mirada muy poco hábil. Pero no quiero ahondar, porque no es momento de abrir heridas. No va por ahí lo que nos ocurre, y no se resuelve poniendo gente a contraponer con mucha y autoproclamada libertad de acción pero con muy poca nobleza y libertad para reconocer algún mérito en el oponente. El virus se ha ido de control, nos desangra día a día, y unos señores que forman opinión no abandonan la batalla política, sino al contrario, la encarnizan siempre que pueden, en ambos bloques, y si es golpeando al adversario mejor aún.

    En este momento debemos ayudar, hacer entender al gobierno que esto se ha ido de las manos, que no se empeñe en tener los liceos abiertos porque los niños y los profesores, si es que han sido asignados, viven cuarentenados, y los padres con el alma en un hilo teniendo que resolver cada día con diez variables riesgo-beneficio encima de la mesa. Tengo registros diarios de lo que ocurre con el curso de mi hija, y se los puedo graficar, y es para llorar, y con el liceo abierto como ha definido el presidente. No es momento de hacer política cuando hay familias que están perdiendo seres queridos y sumergidas en angustias que llevan más de un año. También la oposición debe entenderlo, y por eso hablo de acordar con generosidad. Salgamos de esto y luego volvamos al ruedo, como lo estamos siempre. Pero en este momento seamos generosos los unos con los otros, acordemos una pausa en las riñas, porque nos estamos hundiendo juntos. Y cuando no lo hace el covid, lo hacemos hiriéndonos entre nosotros. Sin necesidad.

    Reply
  2. Para ser gráfico y como dijo un connotado científico, «estamos en el horno».
    Con el mayor respeto por los tertulianos y muy, muy en especial por el programa; este debate fue inconducente, estando efectivamente en el horno, decir chiquiteces aledañas al centro evidente de la situación que conmueve al país y nos hace vivir zozobras, no luce sensato e incluso parece pasatista.

    Reply

Escribir Comentario: