¿Qué deja el encuentro entre Lacalle Pou y su par paraguayo Mario Abdo Benítez?

Foto: Presidencia de la República

El presidente Luis Lacalle Pou y su par de Paraguay, Mario Abdo Benítez, coincidieron en la necesidad de fortalecer “una alianza estretégica” que permita a aprovechar el “potencial logístico de Uruguay para darle salida al mar a Paraguay”.

Ayer, Lacalle Pou completó su primera ronda de encuentros personales con los mandatarios del Mercosur cuando recibió a Benítez en la residencia oficial de Punta del Este:

Tanto la hidrovía Paraguay – Paraná como todo el potencial logístico que tiene el Uruguay, puede ser de gran utilidad para esta alianza y cooperación mutua entre nuestras naciones. Conversamos también, y le comenté al presidente, sobre toda la inversión pública que se está haciendo en Paraguay, justamente para paliar esta falta de acceso a los mercados que tiene Paraguay, la ruta bioceánica, puentes internacionales con nuestros vecinos, para poder fortalecer a nuestros países como productores competitivos para el mundo, y dentro de esa estrategia país, que Paraguay se está fortaleciendo con una estrategia para el desarrollo de su economía, para el bienestar de su pueblo, vemos a Uruguay como un gran aliado estratégico.

Por su lado, el presidente Luis Lacalle Pou marcó coincidencias con Abdo respecto del futuro del Mercosur. “La vocación paraguaya es abrirse al mundo a los codazos, igual que la uruguaya. El avance del Mercosur es importante para los cuatro países [miembros del bloque], pero para Uruguay y Paraguay es determinante”. 

Con respecto al futuro del Mercosur, Lacalle Pou señaló en rueda de prensa que el tema de la situación del bloque sudamericano estuvo “arriba de la mesa”. Y agregó: “Algunos hablarán de flexibilización, otros de elasticidad, otros de distintas velocidades, pero como ustedes saben, en estos 30 años del Mercosur hay que rever lo recorrido, quedarse con lo bueno, impulsar lo mejor”. Insistió en que debería ser un “trampolín al mundo” y no “un corsé” en lo comercial.

A su turno, Abdo declaró que los dos países tienen “desafíos similares en los procesos de integración”, pero no dio más detalles. Paraguay no suele acompañar a Uruguay en sus reclamos de “flexibilización”, según señalaron a Búsqueda diplomáticos consultados.

La Tertulia de los Jueves con Martín Couto, Cecilia Eguiluz, Daniel Supervielle y Esteban Valenti.

Viene de...
¿Qué problemas, desafíos o reformas han quedado opacados o postergados por la pandemia?

Continúa en...
Telegramas

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. El presidente del Paraguay mostró estar en otra sintonía mental en cuanto a las relaciones comerciales con el mundo, tiene un feroz pragmatismo para sus fines.
    Dice lo que dice y dice lo que calla, entre lo que calla queda implícito que no va a contradecir la opinión de Brasil en el Mercosur, sea esta cual sea.
    La nota que grafica la actitud paraguaya, es que mientras se desarrollaba el encuentro entre presidentes, aprovechó el embajador de aquel país para invitar a nuestros productores e inversores, a hacerlo en su país y ofreciendo ventajas tributarias (miel al olfato de los osos)
    °
    La diplomacia presidencial tiene la virtud de generar cercanía entre los mandatarios, lo que no hace es sustituir la gestión profesional de la cancillería; nuestra cancillería está ejerciendo un rol escaso y hasta anodino, punto débil.

    Reply

Escribir Comentario: