¿Qué deja la designación del gabinete de Luis Lacalle Pou?

Ayer comenzaron las reuniones bilaterales de transición entre los integrantes del gabinete del gobierno electo de Lacalle Pou, y los ministros, subsecretarios y directores de la administración saliente.

El lunes, Lacalle Pou oficializó la designación de 39 cargos con rango ministerial. De ellos, 26 pertenecen al Partido Nacional, seis al Partido Colorado, seis a Cabildo Abierto y uno al Partido Independiente. El Partido de la Gente, que apoyó a Lacalle Pou en la segunda vuelta, no cuenta con jerarcas en las cúpulas de los ministerios.

La Tertulia de los Miércoles con Hernán Bonilla, Marcos Methol, Hoenir Sarthou y Lucía Zapata.

Continúa en...
Fiscal cree que asesinato de hincha de Nacional fue “premeditado”
Telegramas

¿Mirás nuestros videos, escuchás los audios, leés las notas que subimos a la web? La continuidad de esos servicios depende de que tú contribuyas a financiarlos. Te invitamos a ser Socio 3.0 de En Perspectiva, asumiendo un abono mensual. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios

Comunicate al 2902 5252 – interno 109

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

11 Comentarios - Escribir un comentario

  1. A Hoenir Sarthou no le agradan los calificativos de oyentes sobre sus opiniones pero ¿cómo se llama el fanatismo que tiene en contra de las mujeres que reclaman por feminicidios? Quedó una vez más a la vista hoy al comentar un telegrama (comentario libre fuera del tema central) donde Lucía Zapata condenaba una broma de mal gusto que se dio en ámbito universitario argentino hacia esos temas y lo comparó con los cantos de guerra de las hinchadas. Ambos banalizan asuntos graves como la muerte y las violaciones. Lo hace sobre el final y cuando no había tiempo para réplica, además de que los telegramas no son tema de debate. No deja pasar una lo que confirma una vez el desprecio hacia un tema sensible como son estos crímenes y que lo suyo es una cruzada fundamentalista a ésta altura. Y eso que la evidencia golpea: anoche una adolescente embarazada es asesinada por su pareja, un agente de policía, en Artigas. Hace un rato un apuñalamiento de un hombre a su pareja en Rondeau y Uruguay. Lo paró la gente. Ella grave.

    Reply
    1. ¡Bah! Tiene razón Hoenir Sarthou en su planteo. Al final de cuentas, lo que hizo esa persona fue una broma sobre un hecho que está en la opinión pública mundial; no sobre lo que le pasó a otra persona sino poniéndose él mismo en objeto. Podrá ser de mal gusto, pero no da como para que le quieran negar el título que obtuvo con su esfuerzo, como ya plantean en esa universidad. ¿No se han dado cuenta, las feministas y los que las respaldan, que pese a esa actitud que tienen, de protesta, denuncia y repudio genérico contra la «sociedad patriarcal y machista», en lugar de bajar los crímenes y abusos van en aumento? ¿Por qué no buscamos vías de prevención hacia los posibles victimarios, basándonos en la persuasión y el convencimiento, de que no debemos ser violentos, de buscar el amor y la armonía entre los miembros de una pareja (y también hacia los hijos, claro), de que debemos evitar enconos y procurar la tolerancia, la felicidad y la alegría de unos, que se va a derramar luego en alegría de todos? ¿Es que lo que propongo está «demodé»?

      Reply
      1. Jorge, Marta, No es un derecho burlarse de una campaña que, sin acusar a nadie, trata de poner de manifiesto el tipo de excusas que se buscan para justificar un homicidio cuya víctima es mujer. Por supuesto, lo que hizo este estudiante es repudiable y eso debe quedar claro en el espacio público. Pero si el estudiante terminó el plan de estudios y demostró competencia suficiente, deberia obtener el título que lo acredite. El título certifica conocimiento y competencias adquiridas, no corrección política (ni esfuerzo, Jorge. En la vida profesional lo que importan son los resultados).

        Otra cosa muy diferente es esa campaña de las mujeres vendadas acusando anónimamente de violadores a transeúntes en la vía pública. Esa otra campaña es violencia de género pura y dura. Acusan genéricamente a los hombres por el sólo hecho de ser hombres. Dicen que «el violador eres tú», sin importar quién es ese «tú» que casualmente pasó por ahí. Esa campaña es una vergüenza y ofende la inteligencia de quienes creemos que hombres y mujeres debemos ser socialmente iguales y distinguirnos sólo por nuestros méritos. Tanto a hombres como a mujeres se nos presume inocentes de todo delito a menos que se pruebe lo contrario.

        El tema con la movida feminista es que está generando resistencia, porque se está transformando en una agenda antihombres, que pide cargos por cuotas y que ve en cualquier hombre a un violador tapado. Eso nos aleja a los muchos hombres que creemos en la igualdad y que tenemos un natural rechazo por el machismo por ser una forma de discriminación no basada en méritos. No podemos abrazar una causa que postula que el ser hombre debe ser un estigma.

        Reply
        1. Mientras se dedican a defenderse y negar lo obvio, anoche en Canelones una mujer se salva raspando. Su pareja, un policía con restricciones, la busca, la amenaza estando armado. Tercer caso en horas. La causa feminista contra la violencia hacia la mujer es señalar al hombre que se cree DUEÑO de su pareja. No son al boleo las acusaciones ni a todos los hombres. Tengo hijos varones si el dato ayuda a que comprendan y tengan algo de empatía con esta plaga cultural que es el machismo siendo los asesinatos su más terrible expresión.
          Estas mujeres sufren maltrato a veces por años y cuando deciden abandonar la relación tóxica el hombre no acepta y mata. Increíble que todavía digan por ahí que se debería tolerar la situación porque el resultado es que aumenta la violencia. La violencia estuvo siempre no te enterabas.

          Reply
        2. Coincido en casi todo con este planteo; si acaso, sería más benevolente con el muchacho recién recibido, que hizo lo que hizo en tren de solfa y, creo, sin querer agraviar. Y quiero agregar otra cosa: ¿se dan cuenta que, pese a todas las campañas feministas contra los abusos por parte de varones, la violencia de género ha aumentado? O sea, que se revela ineficaz. Cierto s que la violencia ha aumentado en general dentro de toda la sociedad, pero esas campañas destilan crispación y encono, y con esos elementos no es posible que convenzan. Yo lo que propugno es que se hagan campañas procurando el amor, la tolerancia, la concordia, el respeto mutuo, etc.; ¿es tan difícil?

          Reply
          1. No sé Jorge si hay más, menos o igual. El darle exposición a un tema hace que parezca que creció, pero sin números duros puede ser ruido.

            Sin ponerme a estudiar, mire la información disponible en la página del ministerio del interior: Hubo en 2018 385 homicidios de los cuales 31 víctimas fueron mujeres (8% del total de homicidios). Este año vamos en 21 homicidios de mujeres, así que esperemos que no lleguemos ni cerca a las 31 víctimas mujeres de 2019. ¡que así sea!

            También bajaron los homicidios globalmente entendidos en el primer semestre de 2019 (¡50 menos!). Hay que ver en cuántos homicidios cerramos el año para hacernos una idea de la participación de las mujeres en el total de víctimas de homicidios.

            El tema con lo que plantea Sarthou, siempre mal comprendido en mi opinión, es que el problema de la violencia es global y afecta muchísimo más a hombres que a mujeres. Eso no es casualidad, porque en los hechos, el hombre machista ve como una cobardía el golpear a una mujer, excepto cuando es la propia pareja, a la que ve como su propiedad. Como su eje moral es la contraposición entre coraje (bueno y masculino) y cobardía (mala y femenina), entonces los hombres actúan para demostrar en los espacios públicos que son corajudos. Machos alfa, en términos etológicos. No es raro que un tipo termine lastimado o asesinado por cualquier conflicto o por una rapiña.. Incluso por tratar de defender a una mujer de un robo o de acoso callejero, porque es de corajudos defender a las mujeres en la calle. A la inversa, es muy raro que alguien defienda a una víctima masculina, excepto tal vez si es un viejo o un niño. La verdad es que las mujeres, fuera del ámbito familiar, tienen mucha menos probabilidad de terminar asesinadas por un conflicto con extraños. Ese 8% del total de los asesinatos así lo indican dramáticamente.

            En definitiva, el problema siempre es la legitimación de la violencia como un mecanismo de justicia por mano propia o de resolución de conflictos entre particulares. Y toda la violencia física está atravesada y catalizada por la concepción machista de la sociedad, no sólo la que afecta a las mujeres.

            Mala época esta para combatir con el peso de la ley. La ley es más bien ingrávida… y parece progresista tener leyes de aplicación liviana, excepto cuando se identifica una causa sensible de un colectivo al que se lo identifica como vulnerado. Y en esa identificación tiene mucho protagonismo el activismo de colectivos específicos.

            En fin, este asunto ni apareció en este bloque, sino al final, en la parte de los «telegramas». Lo comenté porque pienso que Sarthou es un tipo muy criterioso que jamás ha dejado de repudiar la violencia en todas sus formas. Es una injusticia que se lo descalifique como un fanático en contra de que organizaciones de mujeres protesten por algo que las atañe. El tema que plantea Sarthou no es contra la protesta, sino con cómo el sistema jurídico y las instituciones del Estado «metabolizan» esa protesta para responder a ella.

  2. ¿Qué deja…?
    A mí me deja dudas, habrá tiempo venidero para evacuarlas.
    No es bueno laudar por anticipación, se necesita el testimonio de hechos realizados.
    ¿Qué espero?
    Equivocarme, pues soy escéptico en cuanto a la amalgama multicolor.
    ¿Y si no me equivoco?
    No me desvela, tampoco es tener razón lo que me convalida.
    El tiempo no se detiene ni se apura, no es de esencia ansiosa, esta suerte está echada, veremos que depara.

    Reply
  3. Tertulia un poco vacía, mucha frase superficial y cháchara linda, y poco análisis sin sacarse las camisetas, mucho libreto como armado de antemano. Qué sé yo, tal vez estamos cansados y en modo Fin de Año, reconozco que no debe ser fácil para el programa. Ni Sarthou, con quien la mitad de las veces discrepo y la otra mitad concuerdo, y siempre debo reconocer su análisis adecuada y naturalmente filoso, salvó la plata.

    Reply
  4. Algunos comentario sobre los ministerios:

    Interior: Larrañaga va a dilapidar su capital político. La gracia de ser el sheriff mano dura que tiene todas las soluciones y no le hacen caso es estar siempre criticando desde afuera. El problema de la inseguridad es jurídicial y penitenciario, no policial. Lo judicial no lo puede resolver el poder ejecutivo y lo penitenciario sale mucha plata (es decir, impuestos que los ricos no quieren y los pobres no pueden pagar) ¿Dentro de un tiempo veremos «renunciaaaaaa Larrañaga!» escrito en las redes y por los muros de las ciudades? Me queda claro que Larrañaga luego de este gobierno no va a tener ninguna chance de pelear por el liderazgo del PN.

    Trabajo: Mieres va a ser el ministro más antipático del gobierno, el que se va a encargar de bajar el salario real para aumentar la rentabilidad del capital. Flaco favor le hacen dándole este ministerio a alguien que pretende venderse como una izquierda alternativa al FA.

    Educación: Hay que tener en cuenta que el MEC es un ministerio débil y que influye poco y nada en educación. Aún asi, es donde tengo algunas esperanzas, más por lo que da Silveira y Riveiro no son. Pienso que si hay un sitio en el que el FA hizo un desastre fué en la filosofía que guió su política educativa. Y me refiero específicamente a su modelo pedagógico y a su visión del rol social de la educación, no me refiero a pagarles salarios decorosos a los docentes o invertir en infraestructura o en material pedagógico (como las ceibal), que por supuesto que es lo correcto desde cualquier punto de vista. La autodesignada «pedagogía crítica», basada en la idea de que la educación formal y disciplinar es una forma de opresión, es el problema. Gente como Buzzetti, que piensa que repetir está mal porque «estigmatiza» o gente como Romano, que dice que la educación no debe ser meritocrática explican cómo se pueden tener resultados académicos peores invirtiendo mucho más dinero.

    Ya le escuché decir a da Silveira que eliminar la repetición es descartar una posible solución y que quiere cargar las tintas en la formación básica en lengua y matemática. Eso ya es un soplo de aire para quienes pensamos que el pensamiento complejo se construye primero sobre lo disciplinar y sobre el conocimiento básico.

    Economía y OPP: Nada nuevo bajo el sol. Un clásico gobierno de derecha, que cree que el mercado asigna recursos mejor que el Estado. La carrera profesional de gente como Alfie–un planificador que seguramente no cree en la planificación–está normalmente asociada a los agentes económicos que dan vida al etéreo y ubícuo «mercado» y, circunstancialmente, llegan al Estado para decirnos que no es con Estado con lo que se desarrolla el país. Aunque a Zapata le alegre que Arbeleche sea mujer, será un neoliberalismo cargado de estrógeno, pero neoliberalismo al fin. Al materialista que soy le importa poco la identidad sexual de quien gobierna el ministerio de economía.

    Industria: Siempre ha sido para mi un misterio qué hace un ministerio de industria de un país sin fábricas. Sé que Paganini es un tipo que goza de prestigio académico entre sus pares, pero sinceramente no tengo idea de qué tanto se puede hacer desde ese ministerio. El nivel de primarización de la economía parece indicar que la industrialización del país no ha sido una prioridad desde la época de Luis Batlle. Dudo que este gobierno venga a cambiar eso, pero por lo menos pone a un tipo preparado.

    Reply
  5. De terror el gabinete. Y no es verdad, es decir, es una reverenda mentira que el MIDES no actuaba lo suficiente en el interior. Qué se puede esperar de este gabinete? Neoliberalismo crudo. Eso es lo que hay que esperar.

    Reply
  6. No es esperanzador pero no se podía esperar otra cosa. Neoliberales en la economía-con todo lo que eso implica ajuste salarial, privatizaciones, baja de impuestos a los ricos y demás- sumado a conservadores en lo social, y por primera vez un tema nuevo con el que lidiar: la religión a dos frentes católicos y pentecostales. Digo lidiar porque los primeros querrán tocar la laicidad (Sturla como punta de lanza son conocidas sus manifestaciones al respecto) y los segundos volvernos a un moral propia de la Edad Media y contra los cambios liberalizadores de la sociedad. Las mujeres las primeras víctimas ni que hablar.Nada es blanco y negro seguramente hay gente honesta, capaz y con una visión moderna general, no solo mercantilista. Ojalá la correlación de fuerzas esté a favor de ellos.

    Reply

Escribir Comentario: