El papa Francisco denunció en México la exclusión a los pueblos indígenas

Durante la misa que ofició ayer en la San Cristóbal de las Casas, ubicada en uno de los estados más pobres de México, el Papa Francisco lamentó que, de muchas formas y maneras, se haya querido “silenciar y callar” a los pueblos indígenas, y llamó a pedirles perdón.

En su tercer día de visita al país de habla hispana con mayor cantidad de católicos, Francisco pronunció un duro alegato contra “el dolor, el maltrato y la inequidad” que sufren las comunidades originarias.

Desde el viernes de noche, cuando llegó a México, Francisco denunció el narcotráfico y la corrupción en varios disertaciones dirigidas a la clase política y a los obispos. En particular, fue crítico con la jerarquía eclesiástica mexicana. El sábado de mañana, en un mensaje dirigido a los obispos, dijo, entre otras cosas: “No se necesitan príncipes, sino testigos del Señor” y, en otro orden, agregó: “No se dejen corromper por el materialismo trivial ni por las ilusiones seductoras de los acuerdos debajo de la mesa”.

Este fue uno de los temas tratados en La Mesa con Lucila Servitje, Florencia Pereira y Carlos Loaiza.

Continúa en…
Venezuela: Oposición busca recortar el mandato de Maduro
Telegramas del martes

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: