Elecciones en EEUU: Joe Biden toma la delantera y Trump no se prepara para la derrota

El impulso del candidato del Partido Demócrata, Joe Biden, a la Casa Blanca, pareció fortalecerse esta madrugada con el conteo de votos en el Estado de Georgia, crucial en la batalla por la Presidencia. En ese Estado, Biden supera ahora por unos pocos sufragios a Trump, según destacaron varias cadenas de televisión más temprano.

Ayer Trump reiteró, sin aportar pruebas, que hay fraude en las elecciones de su país, en las que él se considera ganador. Ayer, en conferencia de prensa, el mandatario dijo que los demócratas intentaban “robarle”:

Si cuentan los votos legales, gano fácilmente. Si cuentan los votos ilegales, pueden intentar robarnos la elección.

Más temprano en la tarde había comparecido ante los medios el candidato demócrata Joe Biden, que se mostró confiado en su victoria, al aparecer junto a su compañera de fórmula Kamala Harris. Insistió en que los votantes deben ser pacientes y en que el resultado se conocerá muy pronto.

Cada voto cuenta. Seguimos sintiéndonos muy bien acerca de dónde están las cosas. No tenemos ninguna duda de que cuando el conteo finalice, la senadora Harris y yo seremos los ganadores.

La Tertulia de los Viernes con Alejandro Abal, Marcia Collazo, Juan Grompone y Gonzalo Pérez del Castillo.

Continúa en...
Cuentos infantiles sobre comunicación y respeto: Cuarta consigna del Concurso de Cuentos
Telegramas

***
Foto en Home: La gente celebra el liderazgo de Joe Biden fuera del Centro de Convenciones de Filadelfia mientras continúa el conteo de votos en el Estado, el 6 de noviembre de 2020 en Filadelfia, Pensilvania. Crédito: Spencer Platt/Getty Images/AFP

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

3 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Un tema aburrido. Incluso Grompone con el «covid» tiene una postura que no me esperaba. Él que es tan inteligente debería de informarse con Medicos Por La Verdad en el mundo.

    Reply
  2. Quien parece asomar como ganador, Biden, fue el vice de Obama (como ancla conservadora de la fórmula), el buen Obama como todos los presidentes dejó algunos muertos en el ropero (un premio Nobel, promesas incumplidas, Hillary -faz de establisment-… Guantánamo…etc).
    No me entusiasma la posible victoria de éste insulso señor, si apenas espero que mienta con mayor decoro y mejor pertinencia que su contrincante, lo percibo como una ventana hacia el terreno conocido del pasado como brújula de su inspiración y de su probable obrar; esa es mi expectativa, no más que una conjetura, que no, es lo mismo que un prejuicio.
    Sin embargo la derrota posible del señor en el cargo -no puedo evitarlo- me genera cierta sonriente comodidad (entre sorna y alivio); de que un mitómano, ególatra y más que todo, inescrupuloso, se despida del sillón -trono imperial- de la mayor potencia mundial, luce como un peldaño, aunque pequeño, mejor.
    °
    ¿Y por casa?
    Si se termina de confirmar a Biden ganador, la estrategia de la «conexión Pompeo» queda apagada y en off side.

    Reply
  3. Trump es un bruto y un tipo de malos modales, pero me extraña cómo no se ve su gobierno en función de los hechos, más que de lo simbólico. ¿Tan impresionables somos por los malos modales de Trump? ¿Tanto nos sedujo Obama con sus buenos modales y su tez morena?

    Pasando raya, creo que para el resto del mundo Trump tiene un saldo positivo: no inició ninguna guerra nueva, no volteó militarmente a ningún gobierno, sólo recuerdo un magnicidio: el del general Soleimani. Desocupó Afganistán e Irak y disminuyó las tropas en Siria, También actuó de modo errático con Corea del Norte, pero en los hechos eso significó que bajara el perfil de lo que parecía un conflicto inminente. Eso es mucho más de lo que hizo Obama con el premio Nóbel que le dieron a cuenta de promesas electorales.

    También Trump replegó a los EEUU sobre sí mismos en el terreno económico, abriendo oportunidades para que otros países desplegaran su estrategia comercial y para que China y Rusia crecieran su influencia, permitiendo en los hechos ir a un mundo más multipolar. Hoy las empresas chinas han aumentado su presencia en inversiones en los países subdesarrollados, haciendo que estos países no tengan un solo interlocutor poderoso con el que hacer negocios y traer inversiones.

    De hecho la hostilidad intermitente de Trump hacia sus propios aliados de la OTAN (ofendiendo a Merkel y a Macron, por ejemplo) ha sido perjudicial para los intereses hegemónicos de EEUU. Su inestabilidad verborrágica produjo que la política exterior de países importantes se volcara a buscar otros socios más predecibles. Por ejemplo Europa intentó repentinamente cerrar un tratado con el Mercosur, que estaba trancado hacía décadas. Es que al final, de tan bruto, Trump termina siendo inofensivo.

    Otra cosa es lo que pasa adentro, ahí es claro que Trump ha significado por ejemplo que los grupos supremasistas blancos se sientan más legitimados y se animen a marcar mas presencia y tal vez a ser mas violentos que de costumbre. También es probable que la policía haya asesinado mas negros en este período que en el anterior (¿será así? porque recuerdo que con Obama también pasó varías veces…).

    Por lo que he leído, Trump ha significado también un retroceso en la cobertura de salud de los que no pueden costearse un seguro privado. Es que «la grieta» en EEUU parece que todavía pasa por ahí: ver hasta donde la gente puede o no curarse si no tiene plata para pagar. Viven discutiendo sobre la cobertura médica por lo menos desde que estaba Clinton, a pesar de ser globalmente el país del planeta que más invierte en salud en proporción a su economía. Son temas que, por ejemplo, en Europa occidental están saldados desde la posguerra.

    Reply

Escribir Comentario: