FA consideró de “extrema gravedad” uso de picana eléctrica durante un arresto

Foto en Home: Jorge Larrañaga en la sede de Jefatura de Policia de Montevideo. Crédito: Javier Calvelo / adhocFOTOS

El Frente Amplio pedirá que la Cámara de Representantes se expida sobre el caso de dos policías que fueron formalizados por abuso de autoridad, luego de que uno de ellos utilizara una picana eléctrica contra un detenido que estaba esposado. 

En una declaración emitida ayer, la bancada de la oposición consideró que el hecho es de extrema gravedad y convoca “a todos los partidos políticos y organizaciones sociales a trabajar en conjunto para garantizar el accionar democrático de la Policía”.

También ayer, en declaraciones a Teledoce, el ministro del Interior, Jorge Larrañaga dijo que «no se puede menoscabar a la Policía» cuando se trata de «un hecho aislado que se da en un entorno excepcional sin ninguna ulterioridad». 

El ministro recordó que fue el propio Centro de Comando Unificado del Ministerio del Interior el que dio cuenta a la Justicia sobre lo que había pasado:

Yo le quiero decir que la famosa picana de la que se habla, primero no se sabe si la misma está funcionando, segundo, se vende en Mercado Libre a 590 pesos y es más fina y más chica que una caja de cigarrillos y a su vez tiene linterna. Y tiene una mínima percepción de lo que significa armamento no letal sobre la base de baterías… y de ahí a catalogarlo poco menos como una picana susceptible de tortura ya es de una grandilocuencia y un absurdo muy importante.

La Tertulia de los Miércoles con Cecilia Eguiluz, Agustín Iturralde, Patricia González y Hoenir Sarthou.

Viene de...
IM generará mil puestos de trabajo para personas afectadas por la emergencia sanitaria

Continúa en...
Telegramas

 

¿Mirás nuestros videos, escuchás los audios, leés las notas que subimos a la web? La continuidad de esos servicios depende de que tú contribuyas a financiarlos. Te invitamos a ser Socio 3.0 de En Perspectiva, asumiendo un abono mensual. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios

Comunicate al 2902 5252 – interno 109

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

2 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Algunos comentarios sueltos:

    1. Armas no letales no hay ninguna, ni las manos. Todo depende de cómo se use y del estado de salud de quien recibe el ataque. Una picana eléctrica de estas descarga entre 15000 y 30000 volts de una corriente de muy baja intensidad. El principio es que si la corriente es baja, aunque la diferencia de potencial sea alta, quema, acalambra, pero en general no mata. Pero, esto no es tan así por ejemplo con alguien que tenga un marcapasos o algún problema de conducción cardíaca. Si alguien quiere hacer la prueba y tiene un auto con bobina de encendido, que prenda el motor, agarre la carrocería con una mano para estar a masa y el cable de la bobina con la otra. En esos voltajes la corriente salta incluso a través del forro del cable (o de la ropa). Eso permite tener una experiencia de lo que es un picanazo que puede dar un dispositivo del tamaño de una linterna. En definitiva, el razonamiento de Larrañaga es ingenuo o busca confundir. Pero lo peor de todo es que desplaza el eje de la discusión de la pertinencia y la corrección de un procedmiento a la apariencia subjetiva que tenga el dispositivo que se usó.

    2. Cualquiera que haya visto alguna vez un arresto sabe que es raro que el arrestado se entregue sin oponer resistencia. Eso implica ejercer violencia sobre él para quebrar su voluntad de resistir. En ese sentido sería deseable que este tipo de armas y los diferentes gases irritantes, menos letales que una pistola, se usen para arrestar causando el menor daño físico posible. Esas armas deberían ser homologadas por la policía, suministradas por la policía y estar sujetas a un entrenamiento y un protocolo de uso. Acá el problema parecería ser que le dieron una descarga a un esposado, es decir, a alguien que ya estaba detenido. Ningún protocolo sensato autorizaría a darle descargas a alguien esposado.

    3. Los policías no son cuentapropistas pero se compran sus propias «herramientas». El material que se les brinda es mínimo. Un policía conocido me contaba no hace mucho que aún al día de hoy, si quieren esposas, se las tienen que comprar. ¡Antes hasta las balas compraban! Eso genera que no haya control sobre la calidad del material que se usan ni de su peligrosidad. Por otra parte, el Ministerio del Interior considera que no debe darles formación para usar equipamiento que no suministra y, por lo tanto, no se hace responsable de su uso. En definitiva, los policías se compran lo que pueden pagar en el mercado, lo usan como les parece porque no reciben entrenamiento y, si algo sale mal y es políticamente inaceptable, les hacen un sumario. Es malo para el policía y para el ciudadano que puede ser arrestado y no sabe ni como lo van a arrestar.

    4. Se preguntaba González qué se debe reprimir. Desde una óptica policial creo que hay una sola respuesta posible: el delito. Si un tipo está robando autos en la calle y un policía lo ve en flagrante delito, debe arrestarlo. ¿Qué otra cosa va a hacer? A veces parece que nos vamos acostumbrando a que hay leyes que son para cumplirlas y otras que no.

    Reply
  2. Por que no se le pregunta al Ministro por que no se provven a la policía de mas cámaras personales,menos denuncias falsas y menos maltrato policial.

    Reply

Escribir Comentario: