Aparecieron dos carteles que dicen: «La JUP (Juventud Uruguaya de Pie) está de vuelta»

La Federación Nacional de Profesores de Secundaria (Fenapes) pedirá al Codicen que investigue la presencia de un cartel en la entrada del liceo Dámaso Antonio Larrañaga, que decía “La Juventud Uruguaya de Pie está de vuelta. No al referéndum de la LUC. ¡Fuera comunistas de las instituciones!”.

El vicepresidente de Fenapes, Marcel Slamovitz, dijo que el cartel estuvo colgado desde las 8 de la mañana de ayer hasta poco antes del mediodía, y hasta el momento “no se sabe quién lo colocó ni quién lo bajó”. 

Slamovitz agregó que el sindicato aspira a que el Consejo de Educación Secundaria actúe, “porque esto provoca violencia”. En su opinión, el consejo, “que ha actuado con los carteles sindicales en rechazo a la LUC”, debería “actuar inmediatamente e investigar esta situación”.

La Juventud Uruguaya de Pie (JUP) fue un movimiento político de extrema derecha, nacionalista y anticomunista que funcionó entre 1970 y 1974, que estuvo además envuelto en múltiples episodios de violencia.

La Tertulia de los Miércoles con Hebert Gatto, Pablo Carrasco, Ana Laura Pérez y Daoiz Uriarte.

***
Entrevista relacionada:

Dosmil30: La JUP, el grupo masivo de extrema derecha en el Uruguay de los años 70. Entrevista con Gabriel Bucheli

Viene de...
A siete meses de la emergencia sanitaria, ¿cómo nos cambió la vida la pandemia?

Continúa en...
Telegramas

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

2 Comentarios - Escribir un comentario

  1. El cartel que muestran está en una baranda existente en la esquina de Av. Centenario y Jaime Cibils, en la vereda, no en el liceo, por lo que en ese sentido, no hubo violación a la laicidad. No sé los otros casos. Por lo que respecta a la JUP, nunca compartí ni sus puntos de vista ni sus actitudes violentas. De todos modos, si actúa como grupo de opinión y no recurre a ese tipo de actitudes, no hay nada de que acusarla, por más que no se esté de acuerdo con sus opiniones. En todo caso, el Ministerio del Interior debería hacerle un seguimiento por sus servicios de información e inteligencia para prever que no caigan en actos de violencia o apología de la misma.

    Reply

Escribir Comentario: