¿El gobierno critica demasiado a la administración pasada?

Foto: Javier Calvelo/ adhocFOTOS

“El gobierno actual no cesa de enviar señales de oposición, y muchas veces de agravio, a los gobiernos anteriores del Frente Amplio, desconociendo por completo los aportes que esos gobiernos puedan haber hecho”.

“Yo deseo que a este gobierno no le pase lo que nos pasó a nosotros. Lo que el país necesita no es soberbia, ni exclusión, ni mucho menos agravio. Por ejemplo: cuando una ministra de Economía dice en el Parlamento, cada tres frases, que ellos son transparentes, parece estar diciendo que nosotros no lo fuimos”.

Las frases son de Danilo Astori, exministro de Economía y también exvicepresidente de la República, en entrevista con el diario El Observador publicada ayer.

La Tertulia de los Martes con Gabriel Budiño, Agustín Iturralde, Juan Pedro Mir y Carina Novarese.

Viene de...
Comenzaron las clases con el objetivo de presencialidad plena a corto plazo

Continúa en...
Telegramas

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

5 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Mi opinión es que Lacalle Pou está perfectamente alineado con esa estrategia agresiva y no pierde oportunidad de decir que la administración frentista fue un desastre en TODO, lo cual no es verdad. El abanderado número uno de esa estrategia es el Ministro de Educación y Cultura y lamentablemente lidera en esa coalición. Lo que tiene pensado para la Educación es siniestro. Y como sabe que no sólo se enfrenta a un partido político, el FA, sino que se enfrenta a todo un país que tiene sus raíces de identidad nacional en los conceptos de la escuela pública, gratuita y obligatoria como principios varelianos, necesita ensuciar y acusar de malversación y de gastos exagerados, ya sea en alimentación escolar como en los cientos de rubros que son necesarios para llevar adelante el derecho a la educación de todos los niños uruguayos. Los que ya pasamos los 60 largos, hemos visto cómo hemos pasado de reclamar más presupuesto para la educación de manera implorante y sin resultados durante décadas, a un partido en el gobierno que sí aumentó el presupuesto de manera considerable y efectiva, con muy buenos resultados al contrario de lo que dicen, pero que ahora es acusado poco menos que de haber cometido delitos por garantizar el derecho a la educación, como lo tiene que hacer cualquier estado.. Es un planteo que no se sostiene.

    Reply
    1. Señora: yo también paso los 60 largos, y me formé en la escuela pública, obligatoria, gratuita y (le faltó agregar) laica, en todos los sentidos. Y recuerdo cómo en aquellos tiempos las maestras (eran mayoría frente a los maestros) nos enseñaban, lenguaje, matemática, historia, geografía, ciencias naturales, etc.; con esmero y dedicación. Y además infundían respeto, hacia los mayores y hacia nosotros mismos. Y ahora veo que parece que enseñan con desgano; no importa la expresión correcta o el saber hacer las cuentas; no se saben cosas elementales de nuestra historia y de nuestra geografía; se anda con desaliño y no le importa a nadie, y así vemos falta de respeto hacia los demás en varios lados. Y nada de eso parece importar a las autoridades. ¿Esos son los resultados que celebramos tras un gobierno que aumentó los recursos de manera considerable como Ud. dice?

      Reply
  2. ¿El gobierno critica demasiado a la administración pasada?
    Si.
    °
    ¿El gobierno se autojustifica en la administración pasada?
    Si.
    °
    ¿El gobierno necesita un «enemigo» a modo de espejo para sentir su ser?
    Añejo problema político, si.
    °
    ¿El gobierno se siente «amenazado» por la oposición?
    También si.
    °
    ¿El gobierno elige como vara de medirse a si mismo, la contraposición con la anterior administración?
    De nuevo, si.
    °
    ¿El gobierno está urgido en erigir una épica propia?
    Si, desde antes de ser gobierno y por sobre todo y más que nada.

    Reply
  3. Creo que es un mal de muchos políticos de nuestro país el apasionarse en el debate.
    Esa pasión en algún momento se transforma en negación e incluso en odio ante el adversario político.
    Así se niega casi todo. Casi todo lo que hace o hizo el oponente político.
    Se usan frases sin sentido real, números de titulares que solo aumentan la grieta. Nada más.
    Para los actos públicos y para la televisión se llenan la boca del sentido democrático de los uruguayos y de sus políticos. En la práctica, se enceguecen tanto que pierden en perspectiva el bien superior, el país. Continuamente enjuician el accionar del gobierno o de la oposición. Destilan resentimiento y a veces odio. Son en ese sentido malos uruguayos, perniciosos a los intereses de la Patria. No son los únicos, la mayor parte de las organizaciones sociales defiende con uñas y dientes sus intereses corporativos. Sean gremiales empresariales, sindicatos, asociaciones civiles, etc.

    Reply
  4. Los criterios de las autoridades de Enseñanza han cambiado hace ya mucho tiempo.
    Yo también estoy en los sesenta largos.
    Les puedo decir que percibí ya en los noventa una nueva política en la enseñanza.
    Por ejemplo se empezó a utilizar la ortografía fonética. Se aceptaba que los chicos escribieran «como escuchaban». Los resultados están a la vista.
    No se si volvió al sistema anterior, pero el daño ya estaba hecho.
    En concreto, no es solo responsabilidad de los 15 años de gobierno del FA. Viene de antes. Es también – la falta de respeto a los demás, el individualismo – algo característico de la cultura occidental en la que vivimos.
    Tengamos presente que hace un par de años algunos referentes de la enseñanza, por suerte pocos, empezaron a cuestionar la promesa de la Jura a la Bandera de los niños y la Jura propiamente dicha de los alumnos de Liceo.
    Obviamente, poco sentido de colectivo y Patria.
    Otro detalle es la impunidad en que madres de alumnos golpean a los maestros. La única solución por ahora, es un paro de maestros. Un paro que perjudica a todos los niños de todas las escuelas.
    El sentido light de la sociedad actual parece que no habilita para medidas ejemplares para esas madres. Por ejemplo, la prisión domiciliaria y el traslado del niños o los niños de esa escuela.

    Reply

Escribir Comentario: