INAU cuestionó novela turca basada en matrimonio infantil

Esposa joven es una telenovela de origen turco que se estrena el próximo lunes a las 22 horas por Canal 4. Según la promoción del canal, esta serie narra la vida de una niña de 13 años, “con grandes planes para el futuro, cuya vida cambia por completo cuando es forzada a casarse con un desconocido y millonario joven”.

El anuncio motivó que el Instituto del Niño y del Adolescente (INAU), Inmujeres, Unicef y ONU Mujeres solicitaran al Canal 4 que no lo emitiera más en horario de protección al menor, un pedido al que la empresa accedió.

En un comunicado conjunto estas organizaciones puntualizan que las relaciones de pareja de adultos con niñas y adolescentes «encubren situaciones de violencia» y atentan contra el derecho a la libertad y al desarrollo saludable de las jóvenes.

Además recuerdan que Uruguay ratificó diversos tratados internacionales que recomiendan la edad mínima para contraer matrimonio en los 18 años».

En 2013, a través de la ley de matrimonio igualitario, Uruguay subió la edad mínima para casarse con consentimiento de los padres o tutores. Antes regía el Código Civil de 1930, que permitía a las mujeres hacerlo con 12 y los hombres con 14. A partir de la ley, la edad mínima es 16 años con consentimento de los padres.

Este fue uno de los temas tratados en La Mesa de los Viernes con Ana Ribeiro, Juan Grompone, Gonzalo Pérez del Castillo y Mauricio Rosencof.

Continúa en...
Siete de cada diez uruguayos rechaza venta de marihuana en farmacias
Telegramas del viernes

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

3 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Me parece encomiable la actitud de Canal 4, que accedió a trasladar el horario de emisión de esa telenovela, que por los anuncios tiene escenas de violencia, para fuera del horario de protección al menor. Y no comparto la propuesta de quienes piden que no se emita en absoluto, emulando a la dictadura cuando prohibió películas como Emmanuelle o El Último Tango en París. Al final de cuentas, es exhibición de una cultura diferente a la nuestra; que quien quiera la vea y saque luego sus conclusiones. Y de paso, me permito señalar la flagrante contradicción entre pretender que no se permita el matrimonio de menores de 18 años y aceptar (y hasta incitar a) que cualquier persona pueda «disfrutar de su sexualidad sin inhibiciones», incluso por debajo de aquella edad.

    Reply

Escribir Comentario: