Larrañaga cesó a jefe de Policía de Montevideo por no respetar jerarquías

El ministro del Interior, Jorge Larrañaga, dijo que le solicitó la renuncia al jefe de Policía de Montevideo, Erode Ruiz, porque este no respetó la cadena de mando ya que no le informó con antelación que iba a mantener una reunión con Gustavo Leal, exdirector de Convivencia y Seguridad Ciudadana de Interior en el anterior gobierno:

En cualquier Ministerio, pero fundamentalmente en el Ministerio del Interior, hay que trabajar de manera coordinada. Respetando los mandos y las jerarquías. Eso se tiene que hacer de esa forma. El ministro tiene que tener conocimiento de instancias que puedan llevar adelante integrantes del Ministerio. Eso ocasiona una diferencia en la forma de encarar una gestión que no es salvable.

Larrañaga agregó que el Ministerio del Interior tiene toda la información sobre posibles delitos a su alcance, por lo que la reunión entre Ruiz y Leal fue una “gestión que no correspondía” realizar.

El senador del MPP, Charles Carrera, por su lado, opinó ayer que «llegó la hora de interpelar» al ministro del Interior luego de que se acumularan varios asuntos que tienen preocupada a la oposición, a los que se suman la remoción de jefe de Policía de Montevideo. Carrera aseguró que la remoción de Ruiz «demuestra que este gobierno no tenía un plan ni un programa de cambios en la Policía», y agregó que la destitución de Ruiz por haberse reunido con Leal «es una actitud que fomenta la grieta».

La Tertulia de los Miércoles con Armando Castaingdebat, Patricia González, Juan Pedro Mir y Hebert Gatto.

Continúa en...
Fiestas clandestinas en la pandemia preocupan al gobierno
Telegramas

***
Foto en Home: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

6 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Escuché la tertulia, en ella, y está bien se abordó el tema político partidario, institucional legal.
    Toda gestión pública se mide por resultados y no sólo, también importan los procedimientos.
    °
    El ministro tiene la protestad legítima de remover subalternos, que acierte al hacerlo es otra cosa; con éste cese ¿qué mensaje se da al resto de la policía? ¿cómo hacer carrera funcional y tener chance de ocupar sitios importantes de confianza? acaso ¿con total sumisión y porqué no, mera adulación? y si así no se hace ¿la consecuencia es la remoción inmediata?
    °
    Un apunte, la verticalidad y disciplina de las funciones militares y policiales son de esencia y rigor disímiles en un estado de derecho ¿por qué? si bien a ambas se les otorga el uso de la fuerza, se les da para fines distintos, con equipamiento, formación y objetivos diferentes; no es equiparable una guardia civil con objetivos civiles que un ejército, no, no lo es.
    °
    Retorno al punto del principio, la mesa y el tratamiento del asunto -ayer también escribí sobre el tema en la entrevista al senador-: EL CIUDADANO, LAS VÍCTIMAS MUY EN ESPECIAL, ¿qué beneficio, qué mejora, qué justicia, qué reparación, qué QUÉ, obtienen con éste tenor de disputa partidaria discursiva?
    °
    Empezar a perder el rumbo, que es sin duda de SERVICIO a la POBLACIÓN, comienza con verse a uno mismo antes y primero que a la tarea encomendada.

    Reply
  2. A Leal aparentemente le dieron información los vecinos de las víctimas (y de los delincuentes) porque confían en él… y sospecho que confían menos en ir a la comisaría y hacer la denuncia, porque sinó no había necesidad de irlo a buscar. Al menos es su versión y nadie la ha desmentido, ni el mismísimo Larrañaga.

    Creo sinceramente que Larrañaga no hubiera recibido a Leal ni hubiera permitido que Leal le diera la información a Ruiz. Y el asunto es que Larrañaga no toleraría que Leal apareciera como alguien que desde afuera del MI le saca las castañas del fuego al MI con información relevante.

    Larrañaga está embretado en su propia estrategia de campaña, de tratar de vapulear el trabajo de Leal. Es esa la estrategia que Castaingdebat repite en esta mesa, con el desmedido énfasis en lo simbólico que tristemente tiene la política hoy día: «Leal representa el fracaso del gobierno anterior». Es un poco irracional, como lo es la política hoy día. Leal fue un funcionario de ese gobierno, clave ciertamente, pero no es un símbolo, no representa nada, es una persona. Su gestión fueron políticas concretas, que merecen ser valoradas racionalmente.

    Si la política de seguridad del FA fracasó, lo que fracasó es el paquete entero, que incluye un sistema carcelario, un sistema judicial y una reforma del CPP que votaron TODOS (y que no se hacen cargo de la cuota parte de culpa que tienen). Si un sistema fracasa, no necesariamente todas sus partes están mal. Si hay algún problema con la gestión de Leal, ése problema debería ser su gestión: el PADO, los operativos de saturación, los mirador, los gavilán. ¿Qué de todo eso está mal? ¿Está mal detectar las zonas rojas y reforzar ahí la vigilancia? Eso es el PADO. ¿Está mal desplegar una tarea de inteligencia en los barrios con más delincuencia y luego saturar la zona con efectivos y llevarse delincuentes detenidos? ¿Está mal detener vehículos para ver si quienes los usan tienen documentación o si son robados? Leal fue un funcionario que con enorme entereza logró primero hacer aceptar que reprimir es necesario a una parte del FA que es muy refractaria a esa idea.

    Este problema no va a tener solución hasta que no deje de ser visto como una estrategia electoral. Es eso lo mejor que tenía esa reunión entre Leal y un jerarca de este gobierno: demostrar que a jerarcas de ambos bloques políticos les importa más extirpar la cultura del delito que apostar a que el que gobierna fracase para poderlo criticar y sacarle votos. Larrañaga se mostró como un bruto, un político prepotente con un ego más grande que sus ideas. Una pena para quienes votaron a Larrañaga esperanzados de que combata mejor el delito y para quienes votamos con Leal. Ése Leal que una vez Lacalle dijo en una entrevista que era un corajudo y que lo quería colaborando en el ministerio.

    Reply
    1. Muy bien Larrañaga ud es el ministro y no puede dejàrse tomar el pelo por ningùn subàlterno y estè sujeto LEAL què le vayà alcahueteàr a su jefe BONOMI

      Reply
  3. qué lamentable en qué se ha convertido Heber Gatto.
    Sí, da para interpelación. A Bonomi lo llamaron a interpelar como cuarenta veces por mucho menos. Sorprende la tibieza en el análisis, a nadie le sorprendía que el anterior Ministro fuera sometido de forma impiadosa un día sí y otro también a tener que explicar hasta los mínimos detalles de su cartera. Que Larrañaga tenía el derecho de hacerlo es una cosa, ahora, cómo queda Larrañaga frente a la opinión pública es muy otra. Y les aseguro que queda mal!

    Reply
  4. Sra Ana un ministro es la màxima autoridad, y en una cartera comò el MI Larrañaga es firmè y lo veò trabajando muy bien, lo què pasà què estabamos mal acostumbrado a otros tiempos què parecià un boliche con parroquianos y cuàlquiera mandabà y dècia los disparatè què uruguay era comò el SALVADOR, O GUATEMALA ibamos a eso y estè cambio nos salvo a todos..muy bien por LARRAÑAGA

    Reply

Escribir Comentario: