Poder Ejecutivo niega asilo a ex presidente peruano Alan García

El presidente peruano Martín Vizcarra destacó ayer la negativa de Uruguay a conceder asilo político al exmandatario Alan García y opinó que esa decisión fortalece a la democracia y a la lucha contra la corrupción.

García, que está siendo investigado por supuestos sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrecht, pidió asilo el 17 de noviembre en la embajada uruguaya en Lima.

Dos semanas después, este lunes, el presidente Tabaré Vázquez informó en conferencia de prensa que el gobierno desestimaba el argumento de que el ex presidente peruano era objeto de persecución política.

(Audio Vázquez)

“En Perú funcionan autónomamente y libremente los tres poderes del Estado y es precisamente el Poder Judicial el que está llevando adelante las investigaciones de eventuales delitos económicos del ex presidente de Perú. Por estas consideraciones estrictamente jurídicas y legales es que el gobierno uruguayo –el presidente y el canciller- como lo establece la ley, no concedemos el asilo político al señor Alan García” 

(Fin audio)

La Mesa de los Miércoles con Gabriel Mazzarovich, Fernando Scrigna, Adriana Marrero y Hoenir Sarthou.

Continúa en...
MPP se opone a la eliminación del registro de antecedentes penales de menores
Telegramas

¿De qué depende el periodismo digital de En Perspectiva? Los canales digitales de En Perspectiva solo pueden sostenerse si cuentan con el aporte, mes a mes, del público que los valora. Te invitamos a ser uno de nuestros Socios 3.0. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios
¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. Si se diera la hipotesis que planteó Gabriel Mazzarovich respecto a Brasil, de creación de un nuevo delito como sería hablar del Partido Comunista o algo así, entonces debería otorgarse el asilo aún a despecho de que se lo completara con el agregado de algún delito común, porque sería claramente persecución política. Debo agregar que, si las cosas siguen como van acá, en el futuro podríamos tener como delito el ser homofóbico, por ejemplo, lo cual también sería un castigo de opinión.

    Reply

Escribir Comentario