Polémica: Los parlamentarios no deben rendir cuentas de sus viáticos

En el último año los diputados gastaron en viáticos de viajes US$ 150.655 y devolvieron solo US$ 7.313, lo que representa menos del 5 % del total. Los datos figuran en un informe difundido el lunes En Perspectiva a partir de la información oficial publicada por el Poder Legislativo en su sitio web.

El reglamento indica que los representantes sólo deben redactar, al regreso de su viaje, una nota muy sumaria sobre sus gastos, donde anotan: transporte “tanto”, comida “tanto”, alojamiento “tanto”. Esa rendición de cuentas no exige presentar las boletas.

La senadora Lucía Topolansky y el diputado Alejandro Sánchez anunciaron que su sector impulsará que se legisle sobre el uso de viáticos por los legisladores. La idea surgió este fin de semana en el 10º Congreso del Movimiento de Participación Popular (MPP), aunque en la declaración que emitió esa fuerza política el asunto no estuvo planteado.

La Mesa de los Miércoles con Teresa Herrera, Carina Novarese,Rafael Porzecanski y Guillermo Fossati.

Continúa en...
Brasil: Temer se aferra a la Presidencia y responde a denuncia del fiscal general
Telegramas

Informe relacionado
Viáticos en el Parlamento: Cuánto gastan, quiénes devuelven, qué transparencia existe

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

5 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Da un poco de náuseas ver que siguen repitiendo que Uruguay está apartado de América Latina en lo que respecta a la corrupción. En Uruguay hay tanta corrupción como en el resto de la región pero no tenemos un marco jurídico que permita desnudar nuestros pecados y además nos conocemos todos, así que menos aún nos arriesgamos a denunciar a nuestros propios amigos o parientes. Las instituciones en Uruguay no «funcionan de otra forma», no sean ingenuos.

    Y sí, gastas viáticos de más es corrupción. También es corrupción robar para financiar campañas, aunque no haya provecho personal.

    Reply
    1. No hay maco juridico sin dudas. Tambien en lo que respecta a television no existe periodismo de investigacion ni de archivo…
      Somos un esperpento social

      Reply
  2. No coincido, con todo respeto, ni con el señor Juan Pedreyra ni con el señor Bruno Díaz. Creo que el Uruguay en un panorama latinoamericano es menos corrupto que otros países. Por varios motivos. Uno, por nuestra pequeñez. Somos un barrio de Buenos Aires o San Pablo. Otro por nuestra tradición democrática, años de partidos añejos con tradición republicana, con políticos de vocación. No digo que no exista algún nivel de corrupción, en todos los partidos en todas las instituciones. Sí lo existe. Pero no como otros países. Es lo que dicen además organismos internacionales, que seguramente tienen más elementos que nosotros, simple oyentes. Finalmente existe periodismo de investigación. En la televisión, como el programa de Aldo Silva y en otros medios, como En Perspectiva.
    Cordiales saludos

    Reply
  3. Esa falla que señalan a los viáticos es consecuencia del mismo sistema, que se aplica a todos en la Administración Pública incluso a los funcionarios de carrera. Si tenés que ir a un lugar distinto de tu sitio habitual de trabajo, te pagan los costos del traslado y te dan, además, una partida extra, a tanto por día o fracción, y con eso tenés que arreglarte para alojamiento, comida y todos los demás gastos que estimes necesario,sin dar cuenta de cuáles son éstos. Si te sobra plata, te la quedás, y si te falta, no podés reclamarla. Parece que habría que ir, en algunos casos como los cargos políticos, a un sistema por el cual uno rinda cuenta de sus gastos y devuelva lo que le hubiere quedado de los adelantos (o cobre las diferencias, en caso que no hubieren sido suficientes).

    Reply
  4. Posiblemente la corrupción en Uruguay sea inferior a de los otros países del barrio, pero seguramente los tertulianos están al tanto de su manifestación en diversas formas.
    ¿No han conocido concursos de méritos estatales diseñados de forma tal para qué sean ganados por determinadas personas? ¿No han sabido de agencias de publicidad de determinados organismos del estado qué también hacen, gratuitamente o casi, la publicidad electoral de sus jerarcas (y no me estoy refiriendo exclusivamente al ejemplo reciente en Ancap sino a varias situaciones y en distintos gobiernos)? ¿No se han enterado de contrataciones basadas en criterios básicamente de amistad o vínculos políticos?
    No estaremos tan mal como otros, pero no estamos bien.

    Reply

Escribir Comentario: