Propusieron instalar un memorial a la pandemia de Covid-19 en la rambla del Buceo

El estudio Gómez Platerio, dedicaco a la arquitectura y el urbanismo, presentó al presidente Luis Lacalle Pou una proyecto de memorial a la pandemia a instalarse en la rambla de Montevideo.

La construcción, que costaría 1.3 millones de dólares y sería pagada con donaciones privadas, estaría sobre las rocas, cerca de la escollera este del Puerto del Buceo. Una pasarela que saldría desde el muelle existente en ese lugar conduciría a un gran disco cóncavo horizontal, hecho de hormigón, cuyo centro, vacío, dejaría ver las rocas y las olas.

El viernes pasado, en entrevista aquí En Perspectiva, el director del estudio, Martín Gómez Platero, aclaró que no se trataría de un monumento a las víctimas de Covid-19.

Queremos un espacio público que nos haga siempre recordar que el ser humano es parte de un ecosistema pero no es el centro, ya que siempre vamos a estar subordinados a la naturaleza.

Y ese fue el objetivo que nos guio para hacer esto: que este espacio público nos recuerde constantemente cuál es nuestro lugar en este ecosistema. Para nada esto es un monumento a decir que le ganamos a la pandemia ni que esto está terminando. Todo lo contrario: es un recordatorio para hacernos cada día un poco más humildes y reconocer dónde es que estamos parados como seres humanos.

La Tertulia de los Lunes con Martín Bueno, Pablo Carrasco, Ana Laura Pérez y Daoiz Uriarte.

Viene de...
Imputado en la Operación Océano critica actuación de la fiscal

Continúa en...
Telegramas

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

5 Comentarios - Escribir un comentario

  1. ¿Es que vamos a suprimir la farola de estribor para la gente que quiere entrar al puerto de Buceo? Porque no veo nada más que el disco de hormigón en el extremo de la escollera.
    Además me parece un caballo de Troya del cardenal Sturla . Cuando la obra se efectúe, ya van a querer meter el monumento a la virgen en el centro del disco de hormigón (esto último es en broma, por supuesto)

    Reply
  2. Me parece que va a ser un adefesio, o un galimatías, que nadie va a entender su significado, como pasó con el monumento a Luis Batlle, que todo el mundo lo llama «los cuernos de Batlle» (pobre «Luisito»). Además, poner semejante obra justo en un punto de la costa va a ser un elemento de desnaturalización, contrario a lo que predican. Recuerdo lo que fue, por ejemplo, las torres inconclusas de lo que iba a ser el aerocarril a la Isla de las Gaviotas.

    Reply
  3. Diego Roselli Mailhe · Edit

    Si fuera un parque, un espacio verde, con bancos para sentarse, hamacas y juegos para los niños, por ejemplo, un lugar donde las personas vayan a tomar sol, a encontrarse, etc., entonces yo lo vería con otros ojos y no dudaría.
    No sé por qué, pero un memorial ubicado ahí, un disco cóncavo de hormigón… No sé, no me parece que agregue mucho.
    Por otra parte, si la gente quiere donar monumentos, mientras no afecte el ambiente, cumpla con las normas municipales y demás, yo no veo razón para oponerse. Lo done quien lo done.
    ¿Un monumento religioso? Tampoco. Venga de dónde venga, mientras cumpla con las pautas municipales y no atente contra nada ni nadie.
    A mí no me ofende ninguna manifestación religiosa, venga de donde venga. Si alguien se siente ofendido por la imagen de la Virgen, la Mâe Iemanja, la Estrella de David o la Luna Creciente, debería revisar su mundo interno.
    Laicidad es eso: admitir a todos, sin preferencias. Prohibirlos no es laicidad, es otra cosa.

    Reply
  4. Un disco de hormigón sin centro como recuerdo de la peste que aún cursa su periplo y todavía, por vigente, no es memoria sino presente incierto; frente al mar en plena costa, hormigón armado para que allí, en su seno de ausencia central mueran las olas.
    No tiene de humana humildad nada, tiene si de vanidad y veleidades que no se someten a la naturaleza, por el contrario, se plantan e implantan para dominarla (yo, el humano superior te hago esto porque tu me has dado la peste, natura ingrata y rebelde)

    Ni piedra ni árbol, una sartén de durísimo hormigón.

    Reply
  5. En ambas tertulias la conceptual fue Ana Laura, sin dejar de considerar los aportes jurídicos de los abogados de la mesa . Sobre Carrasco hago silencio.
    Creo q sería fructífero discutir en una tertulia q es ser liberal. Parece un libre albedrío!!!! Si quiero. Si me gusta. Si me lo regalan. Si me conviene.

    Reply

Escribir Comentario: