Proyecto de Ferrocarril Central obtuvo autorización ambiental de Dinama

En estos días y durante dos meses vienen desarrollándose los trabajos de preparación para la construcción de las vías férreas del Ferrocarril central, una obra fundamental para la instalación de la segunda planta de celulosa de UPM II.

La obra de 273 kilómetros que unirá el puerto de Montevideo con la ciudad de Paso de los Toros obtuvo el lunes la autorización ambiental de la Dirección Nacional de Medioambiente (Dinama). A partir de esta resolución comenzaron las tareas previas de la construcción que implican desarrollo de cartografía, limpieza, desmalezación y señalización con mojones.

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, explicó ayer que la autorización ambiental habilita 48 viajes diarios de trenes en total, uno cada media hora. De esas frecuencias, UPM utilizará 14 (7 de ida y 7 de vuelta) para sacar su producción. El resto corresponde a 16 viajes destinados al transporte de otras cargas y 18 frecuencias destinadas exclusivamente para trenes de pasajeros.

Sobre las expropiaciones de padrones, Rossi dijo que hay 30 expedientes en la justicia, de un total de 651 que se han requerido para el proyecto.

El Movimiento por un Uruguay Sustentable denunció que durante el proceso de autorización ambiental hubo insuficiente información sobre los impactos de la obra. Ayer el grupo ambientalista anunció que presentará ante el Poder Ejecutivo un recurso de revocación contra el decreto del Poder Ejecutivo que declaró de «Interés Nacional y Urgente Ejecución» las obras del Ferrocarril Central.

La Mesa de los Jueves con Oscar Sarlo, Esteban Valenti, Fernando Scrigna y Martín Couto.

Continúa en...
Sindicato pretende instalar “control obrero” en MontevideoGas
Telegramas

¿De qué depende el periodismo digital de En Perspectiva? Los canales digitales de En Perspectiva solo pueden sostenerse si cuentan con el aporte, mes a mes, del público que los valora. Te invitamos a suscribirte y ser uno de nuestros Socios 3.0. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

3 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Humildemente creo que faltó algún enfoque en esta Mesa.
    Pienso que la habilitación de DINAMA al tren no se debería analizar independientemente del proceso de UPM2 y de la declaración de interés nacional y urgente consideración; así como tampoco debería analizarse la forestación independientemente de la cuestión de las cadenas globales de valor y la forma (sitios) en que se toman las decisiones.
    En segundo lugar, y sin emitir opinión sobre el proceso que terminó con la aprobación ambiental, tengo claro que para buena parte de la población la sensación (sea ésta real o no) es de falta de transparencia. Y no es buena esa suspicacia.
    En tercer término, creo que faltó -como es normal que ocurra en Uruguay- incorporar con mayor rigor la cuestión ambiental en la discusión. No tenemos aún el hábito de incorporarla en genuino pie de igualdad con otras dimensiones más clásicas (jurídicas, económicas, sociales, laborales, etc.). Mientras siga siendo la Cenicienta de la historia se tendrá sólo una mirada parcial -por tanto incompleta y equivocada- del asunto.
    Finalmente, y también es natural que ocurra en un país en el que el 95% de la población es urbana, se soslaya involuntariamente el sentir de una parte del sector productivo que ve en el desarrollo del modelo forestal una injusticia de base debido a los beneficios que se le otorgan, que son vistos -con razón- como una competencia desleal con otras actividades productivas. No entender eso impide comprender las múltiples reacciones que se generan y que atraviesan partidos políticos, ideologías y clases sociales.
    Existe, además, una dimensión humana de la contracara del modelo en el pago chico por sus efectos negativos -que los tiene, y muchos- que, por ese desconocimiento, no está siendo debidamente tenida en cuenta.

    Reply
  2. Como antiguo participante en varios procesos expropiatorios (aunque no a nivel masivo como éste), me parece que, si de 600 trámites, sólo en 30 casos se fue a la vía judicial, pueden considerarse acertadas las gestiones. Cuáles fueron las causas de esas discrepancias, sólo se podrá saber viendo cada caso. No me parece que sean casos de expropiación total; puede haber muchos casos de expropiación parcial, donde no se hayan contemplado bien todos los perjuicios.
    Y con respecto a Esteban Valenti, me permito destacar que Durazno y Tacuarembó (al menos en el entorno de Paso de los Toros) no son comparables a Soriano, Río Negro o Colonia, departamentos cuyos suelos los hacen ideales para la agricultura a gran escala. Es por eso que en esos departamentos no ha habido agricultura de secano y sí explotación ganadera y, recientemente, forestal. Y la agricultura que se ha desarrollado últimamente, lo ha sido en base a tecnificación, con sistemas de riego y aplicación de agroquímicos, lo cual se ha visto reflejado en la calidad de las aguas del Río Negro.

    Reply

Escribir Comentario: