Radi pidió “tomar medidas más amplias” para reducir la trasmisión de covid-19

Foto: Pablo Vignali / adhocFOTOS

El presidente Luis Lacalle Pou y el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) se reunieron anoche en forma virtual durante dos horas, pero no trascendió que hayan discutido recomendaciones ni medidas para reducir el crecimiento exponencial de contagios de coronavirus.

Pero el bioquímico Rafael Radi, coordinador general del Grupo Asesor Científico Honorario, aseguró el martes que se deben “tomar medidas más amplias” para empezar a reducir la transmisión de covid-19 y, por lo tanto, la morbimortalidad y los ingresos a CTI.

En entrevista con Telemundo, el coordinador del GACH sostuvo que el mes de abril va a ser “crítico” para controlar la pandemia:

Así como nosotros en la primera conferencia de prensa del año pasado dijimos que nuestro objetivo era pasar el invierno porque allí la pandemia se entrevera con otras enfermedades respiratorias, hoy nuestro objetivo es pasar el otoño, para llegar al invierno con un plan de vacunación muy desarrollado. Abril es un mes decisivo para la marcha de la epidemia en Uruguay.

Radi aseguró que los servicios de CTI “están cerca de situaciones puntuales de saturación” si se mantienen los niveles de casos nuevos diarios de covid-19 y de ingresos a cuidados intensivos.

Más en general, señaló que Uruguay se encuentra en la situación «más grave», la fase 4, según los criterios definidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya que la transmisión comunitaria “es muy alta” y la capacidad del sistema de salud pasó a la condición de “limitada».

El científico recordó que el 7 de febrero el grupo había planteado una guía de recomendaciones que «permanece plenamente vigente».

La Tertulia de los Jueves con Gloria Robaina, Martín Couto, Daniel Supervielle y Esteban Valenti.

Continúa en...
Covid-19: ¿Se vienen «diferenciaciones» entre vacunados y no vacunados?
Telegramas



¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

2 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Me voy a extender y voy a ser polémico y crudo, perdón.
    °
    Saludé la iniciativa gubernamental de conformar el GACH y lo mantengo.
    Radi ha dejado en claro los estudios técnico científicos y las recomendaciones pertinentes que de ellos emanan, siempre lo hizo y muy bien.
    Que yo recuerde nunca antes el ámbito científico tuvo tanta visibilidad en la ciudadanía uruguaya, es cosa positiva por demás.
    Lo otro que también quedó siempre claro, es que el rol del GACH llega y termina en el suministro de información, por cierto, fundada.
    Es fácil inferir que apartarse de esa lealtad de rol, significaría entrar en el terreno político y por ende, serían parte de la carnicería y no el lugar de predadores sino en el de presas.
    Llevamos un viaje de año y poco cursando la peste hasta esta hora, la peor de la peste en nuestra comunidad, debo preguntarme a modo de pausa en balance:
    ¿en cuanto incidió el GACH en el manejo de la pandemia?
    Me contesto, a juzgar por los números de hoy, POCO; sus recomendaciones no se han vinculado lo necesario con las decisiones de los tomadores legítimos.
    Otra pregunta, ésta sin respuesta, como toda conjetura distópica:
    ¿qué hubiera pasado si las recomendaciones específicas del GACH hubieran tenido un correlato mayor en las decisiones, estaríamos igual de mal?
    Tercera pregunta dada la penosa realidad actual:
    ¿estuvo y está bien que el GACH se remitiera a esa lealtad de rol, acaso la dinámica de la enfermedad nunca los impulsó a variar de actitud e intentar adquirir mayor peso para incidir en la COSA pública que es la PESTE, se han quedado en el rincón de «laboratorio» separando con telón su lugar de ciudadanía?
    Entiendo que es válido y lógico no intentar salir de ese sitio y me hago otra última pregunta:
    ¿es útil?
    °
    Dejo constancia para terminar, que la actitud del poder político, el gobierno, también ha sido invariable en un aspecto fundamental, ha sido MONOLOGUISTA a ultranza y ya corre severo riesgo de acorazarse en burbuja.
    Es obvio que cualquier gobierno defiende sus decisiones, es mejor que cualquier gobierno defienda a los ciudadanos, a todos los ciudadanos y que lo haga sin la compulsiva necesidad permanente de justificarse en enemigos de ocasión y oportunidad, en suma, hacerse cargo.
    Saludos cordiales y otra vez disculpas por la extensión.

    Reply
  2. «…en un futuro, cuando esto pase….ahi va a ser la hora de hacer balance, si este camino era el correcto o no era el correcto…»
    El Sr. Supervielle ha dejado entrever cual será la tarea de comunicación post-pandemia del gobierno. Tratar de construir un relato de cara a las próximas elecciones que tape los cadáveres de los muertos actuales y los que vendrán. Como asesor confía en el equipo de comunicación del gobierno, en la afinidad de intereses con los empresarios de los medios y en la memoria corta de la gente, mas aún si se llega al 2024 en una coyuntura económica favorable.
    Y si se analiza fríamente el camino elegido es el único posible dada su ideología. Y no por la tan mentada «libertad». Simplemente porque tomar medidas más drásticas para reducir la movilidad implicaría la necesidad de poner plata para subsidiar a empresas y personas. Y para ello habría que endeudarse y como las deudas luego hay que pagarlas habría entonces que poner impuestos. ¿Al lobby agropecuario? ¿A los «malla oro»? Imposible, ningún perro que se precie muerde la mano del amo. Por tanto debería poner impuestos a los del pelóton y a los del camión de rezagados, que pueden aportar pero poco y por lo tanto habría que afectar a muchos. Y esos muchos son también muchos votos.

    Reply

Escribir Comentario: