¿Cómo se explica la buena votación de Cabildo Abierto?

Con apenas seis meses de existencia, el partido Cabildo Abierto obtuvo 10,88% de los votos, tres senadores y once diputados en las elecciones del pasado domingo.

Desde que el Frente Amplio debutó en una elección en el año 1971, no pasaba que un partido nuevo alcanzara el umbral del 10 % de los votos.

¿Cómo se explica este éxito? Ayer entrevistamos aquí En Perspectiva al líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos. Dijo que su partido surge en respuesta a la “soberbia” de las autoridades:

Creemos haber representado un pedido de la gente que nadie escucha. Hay como una soberbia de distintos gobiernos que no escuchan, que están de espaldas a la realidad, que niegan la crisis y nosotros los ponemos arriba de la mesa y decimos a esto hay que buscarle solución.

La Tertulia de los Miércoles con Hernán Bonilla, Fitzgerald Cantero, Teresa Herrera y Edgardo Rubianes.

Viene de...
¿Cuán viable es la coalición de gobierno opositora?

Continúa en...
Telegramas

***
Foto en Home: Acto de Cabildo Abierto, partido liderado por el general retirado Guido Manini Ríos. Ricardo Antúnez / adhocFOTOS

¿Mirás nuestros videos, escuchás los audios, leés las notas que subimos a la web? La continuidad de esos servicios depende de que tú contribuyas a financiarlos. Te invitamos a ser Socio 3.0 de En Perspectiva, asumiendo un abono mensual. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios
¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

9 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Sra Herrera: Es MUY PREOCUPANTE que a usted «le preocupen» los 260 mil uruguayos que votaron por Cabildo Abierto; esas personas son «menos» que usted ? No tienen derecho a votar lo que ellos entiendan conveniente aunque no coincidan con usted ? Ese comentario refleja una INTOLERANCIA que, muy modestamente, a mi también me preocupa.
    Lo digo sin tener ninguna relación con Cabildo Abierto y sin haberlo votado, pero esa actitud de tantas personas de «menospreciar» a los que piensan diferente me produce un gran rechazo.
    Gracias por el espacio.
    Saludos.

    Reply
  2. Los votantes de Cabildo Abierto, encontraron en Manini, un referente de derecha que antes tenían en los partidos tradicionales. En esta elección no estuvo Bordaberry, no estuvo Trobo. Lacalle de Herrera se llamó a silencio. Los blancos y colorados se «corrieron al centro » buscando la forma de competir con el Frente y le sacaron 200 mil votos. Perdieron «por la derecha » ese 10 % que votó a Cabildo Abierto. No hay mucho más que eso.

    Reply
    1. María Julia Cammás · Edit

      Coincido con el Sr. Palé, es lamentable oir el menosprecio de la gente por no estar de acuerdo con sus pensamientos y mas aún , con el tonito de superioridad que aplican en sus comentarios. Y, Teresa Herrera debería dejar su estilo porteño , máxime que hace tantos años que emigró a Uruguay, donde pudo desarrollar su trabajo.

      Reply
  3. Todo un fenómeno, el General en «trámite express» alcanzó (por la ultraderecha) lo que tanto quiso Mieres (por la ¿moderación?) y fracasó: ser el NECESARIO para gobernar.
    Sin diplomacia, dijo que no tiene que negociar con Talvi, de una, lo ninguneó y que va a hablar con el «dueño del circo» (dejando en claro quién es el payaso y que el payaso no es él y que tampoco se va a dejar domesticar)
    Tono duro y marcial, talante autoritario, la némesis de la sonrisa de Sartori en su gesto, conversador parco, que no explica, que ordena y juzga, actitud patriarcal, poca empatía y sobrado rigor.
    Sus colaboradores terminan por definirle, son derechistas y hasta simpatizantes o actores mismos de la dictadura, muy religiosos (en dos versiones cristianas: católicos algunos, los mas, neopentescostales de cuño norteño) y todos, eso sí, nacionalistas.
    Sus votos, muchos, acaso responden a la necesidad de un líder severo, con un toque mesiánico y populista, para desesperados y angustiados.
    El señor es culto, licenciado en historia y de espíritu restaurador.

    Reply
        1. No nos olvidemos que Manini Rios representa al 10% del electorado. No me gusta, pero expresa un electorado que hay que entenderlo y preocuparse por él.

          Su forma de hablar la encuentro de lo mejor que tiene como herramienta política. En particular dijo lo que yo hubiera dicho de Talvi. Fue Talvi que dijo que no quería ni hablar con él, así que ahora le corresponde a Talvi desdecirse y construir el puente.

          El discurso de Manini está lejos de los recursos emotivos, de las sonrisas ensayadas, de los eufemismos melosos cuidadosamente escogidos, que huelen a estafa. Hay políticos que se creen Robin Williams actuando en La Sociedad de los Poetas Muertos. Es el caso de Lacalle Pou en esta elección o de Mujica en la anterior. Luego ganan y la montaña pare un ratón. Nos enteramos que en realidad es poco lo que se puede hacer, que gobernar se trata de remendar un poco las cosas sin romper mucho y de elegir ganadores y perdedores porque la sábana siempre es corta. Pero en el momento del discruso, están a punto de dar vuelta la historia.

          Manini es llano, casi lacónico, como sin ganas de convencer. Sinceramente me gusta que cuando me hablan no pongan mucho empeño en lo emotivo. Eso instintivamente me genera confianza. Y ojo que estoy lejísimos de simpatizar con lo que Manini representa. Pienso que es un tipo artero, justamente,que no es tan sincero como su manera de hablar puede transmitir. Ya se mandó unas cuantas que no quiero detenerme a detallar.

          Pero su forma de comunicar es muy buena. Hizo campaña con 2 pesos y obtuvo lo que no pudo Novick con millones y un electorado objetivo similar.

          Reply
          1. Estimado Leonardo:
            Para serle honesto, Manini -en su comunicación y en su fuerte, la estrategia- me recuerda en buena parte, a Putin, y Putin me desagrada casi tanto como Trump (que mas me desagrada por agregar las condiciones de bruto y falaz).

  4. Muy buenas todas las apreciaciones de los radio escuchas, y concuerdo con todas ellas. Manini interpretó a la necesidad de muchos uruguayos. Tengo varios amigos y conocidos, que no son ningunos «miliqueros» y sin embargo ven con muy buenos ojos al candidato como encarnando la autoridad y orden que se ha perdido.
    Gracias por el espacio!!

    Reply

Responder a Leonardo Nidingas Cancelar la respuesta