Secundaria prohibió la utilización de tapabocas contra la LUC en liceos

Una resolución del Consejo de Educación Secundaria que prohibió el uso en los liceos de tapabocas con leyendas contrarias a la Ley de Urgente Consideración generó una controversia entre las autoridades de la educación, los gremios de profesores y el Frente Amplio.

El Consejo de Educación Secundaria sostiene que esos tapabocas, que lucen la inscripción #EducarNoLUCrar, violenta el Marco Normativo Nacional que “prohíbe en lugares y en horas de trabajo toda actividad ajena a la función, reputándose ilícita la dirigida a fines de proselitismo de cualquier especie”.

La directora general de Secundaria, Jenifer Cherro, dijo a Telenoche que la distribución de estos tapabocas, producidos por la Federación Nacional de Profesores de Secundaria (Fenapes), fue una acción “corporativista” y “mezquina”:

Los liceos no son carteleras sindicales, por favor, apelemos a la racionalidad y al respeto de la opinión del otro, es demasiado tiempo atropellando derechos, yo soy respetuosa de las normas y las normas están para cumplirse.

El dirigente de la Asociación de Docentes de Secundaria (ADES) Javier Iglesias indicó a La Diaria que en el correr de esta semana el sindicato va a presentar un recurso administrativo y una denuncia ante la Institución Nacional de Derechos Humanos. El gremio docente entiende que la medida atenta “contra la libertad de expresión y sindical” y “coincide con la amenaza en la LUC de regular los sindicatos y el derecho a huelga”.

Este lunes se pronunció sobre el tema el ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira. En su cuenta de Twitter escribió que un docente “está en situación de superioridad psicológica, funcional y simbólica respecto de sus alumnos”, por lo que “debe autolimitarse en lo que dice y en lo que hace. Cuando ese ejercicio de responsabilidad profesional se aplica a las ideas y opiniones, lo llamamos ‘laicidad’”.

La Tertulia de los Miércoles con Ana Laura Pérez, Carina Novarese, Guillermo Fossati y Fernando Butazzoni.

Continúa en...
Lacalle Pou sostuvo que Uruguay “retrocedió algunos” casilleros en el combate a la pandemia
Telegramas

***
Foto en Home: Concentración contra la Ley de Urgente Consideración (LUC), frente al Palacio Legislativo. Crédito: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS

¿Mirás nuestros videos, escuchás los audios, leés las notas que subimos a la web? La continuidad de esos servicios depende de que tú contribuyas a financiarlos. Te invitamos a ser Socio 3.0 de En Perspectiva, asumiendo un abono mensual. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios

Comunicate al 2902 5252 – interno 109

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

7 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Es increíble que docentes no sepan el concepto de laicidad. La Corporación Docente debe entender que no es propietaria de la educación

    Reply
  2. Diego Roselli Mailhe · Edit

    ¿Por qué no hablar de religión en una escuela?
    Eso sí que no es laicidad.
    Hablemos de religión, de religiones, de todas ellas.
    ¿Qué es un bautismo? ¿Por qué algunas religiones bautizan a sus adeptos? ¿Qué es el «bar mitzvá»? ¿Por qué unas cuantas personas en el mundo, millones, se arrodillan en una alfombra a ciertas horas y se ponen a rezar haciendo reverencias? ¿Por qué hay señoras que están siempre con la cara cubierta y la cabeza cubierta? ¿Por qué algunos hombres no pueden andar por la calle con la cabeza descubierta? ¿Y mujeres que no pueden mostrar su cabello y usan peluca todo el tiempo?
    Un niño ve eso en televisión, en miles de imágenes. Y no entiende nada, pero si le llega a preguntar a la maestra, esta le contestará que no se puede hablar de eso. ¿Y por qué?
    ¿Qué mensaje quedaría en el niño en ese caso? Posiblemente quede con la idea de que es algo malo, algo de lo que no se habla.
    No. Eso no es laicidad.
    Lo hemos aceptado como tal, por años, en este país.
    Estamos equivocados.

    Reply
    1. Estimado Diego: una cosa es hablar de las religiones como objeto de estudio. Eso está bien si la materia lo justifica, si es parte del cuerpo de ideas necesarias para desarrollar el programa. Otra cosa es la identificación de las personas que allí están con ciertos signos religiosos (o políticos).

      El problema que nadie mencionó en la tertulia es el efecto de la majada sobre las ovejas descarriadas. Es como cuando una barra empieza a saltar y a cantar que «el que no salta» es porque piensa o adhiere a tal o cual cosa. ¿Cómo sería, por ejemplo, que una alumna llegara con el rostro descubierto a un aula donde todas las otras alumnas tengan una burka? ¿Cómo sería usar la burka en clase, por ejemplo, frente a un profesor que ostensiblemente tuviera un crucifijo o una estrella de David en el pecho? Hablar sí, como tema antropológico, histórico y filosófico. Manifestar pertenencia o adhesión es otra cosa y pienso que la laicidad está para eso, para que cada quien pueda mantener ocultas sus creencias frente a «la majada» y frente a «la autoridad» del docente.

      Reply
  3. Fue el chispazo de Emiliano el mas fermental de los aportes en este tema: «razonemos por el absurdo, ¿si un docente llevara una pancarta al aula?…».
    °
    Por el mismo absurdo, ¿si el aula está presidida por una cruz o una estrella de seis puntas…etc, dentro de un colegio religioso, con docentes «sacerdotes», con templo y oración y doctrina, lo cerraríamos?, ¿o porque es privado y pago (con habilitación pública) está eximido de palabras tales como: proselitismo, doctrina y laicidad?. Sí, el absurdo es develador.
    °
    ¿Es un tema político partidario el tapabocas?, luce como que no, parece puntual (sobre una ley que atañe específicamente a educadores y educandos).
    Los adolescentes son jovencitos, no son estúpidos, al contrario, son listos, críticos y escrutadores (en especial con sus padres y ¡bingo! sus docentes).
    °
    Sí se puede inferir sin desatinos, que la cuestión está bañada de política, ética, como afirmaron los contertulios; más agrego que el fondo último de la cuestión son los límites y cada cuestión de límites se trata entre prohibición y libertad. No es menor en absoluto este asunto (aún cuando parezca trivial el hashtag en el tapabocas que lo desató), porque una cosa es un tapabocas y otra es, taparles la boca (prefiero las bocas sin tutelas ni censuras, aún asumiendo el pleno riesgo del error)
    °
    FENAPES es un sindicato que no me simpatiza por sus constantes estrategias áridas por demás; menos, bastante menos, me simpatiza la LUC (y no sólo por el capítulo educativo, también por el de seguridad, la desinclusión financiera y algunos relevantes otros etc).
    °
    El ministro marcó poder, que tampoco es igual a marcar autoridad.

    Reply
  4. Reitero lo que expresé en otros medios. Laicidad, en lo político, no es sólo abstenerse de expresar apoyo a un candidato o a un partido o fracción política; es también no portar elementos que sean favorables a una posición política, como lo es el rechazo (o también el apoyo) a una ley en discusión. Y, en lo religioso, no es violatorio de la laicidad que una persona (alumno o docente) porte un distintivo con un crucifijo. o la estrella de David, o la medialuna musulmana. Y esto, entre nosotros, que somos bastante laicos incluso las personas creyentes, puede que no sea mayor problema, pero en Francia por ejemplo, hemos visto que no se ha permitido el ingreso a mujeres que, por ser musulmanas, llevan el pelo cubierto y un velo en el rostro, y eso es violatorio de su sensibilidad.

    Reply
  5. Pensar que en Salto expulsaron a una famosa Directora de Liceo con una extensa carrera profesional porque una señora repartió estampitas de la Virgen María. PORQUE FENAPES TIENE DOS CONCEPTOS DIFERENTES DE LA LAICIDAD?
    PORQUE NO SE COMENTÓ ESTE HECHO EN LA TERTULIA DEL MIERCOLES 24 DE JUNIO?

    Reply

Escribir Comentario: