Julian Assange enfrenta largo juicio para evitar extradición a Estados Unidos

El creador de Wikileaks, Julian Assange, enfrenta en estos días un largo pleito judicial en Londres para evitar su extradición a Estados Unidos, que lo considera una amenaza para su seguridad y quiere juzgarlo.

El australiano fue sacado a la fuerza el jueves de la embajada de Ecuador en el Reino Unido, luego de que Quito le retirara el asilo diplomático. Ese mismo día fue acusado de violar las condiciones de libertad condicional en 2012, cuando se refugió en la sede diplomática para escapar a una acusación de agresión sexual en Suecia que no prosperó.

Por ese cargo puede enfrentar una pena de prisión de un año en el Reino Unido. Pero además deberá hacer frente a una petición de extradición de Estados Unidos por “piratería informática”, un juico que puede llevar entre 18 y 24 meses.

El arresto de Assange generó reacciones encontradas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump declinó opinar sobre el asunto pese a que durante la campaña electoral de 2016 había dicho que “amaba Wikileaks” por filtrar correos electrónicos que perjudicaron a la campaña de su opositora demócrata Hillary Clinton.

(Audio Trump)

-¿Todavía ama Wikileaks?.
-No sé nada de Wikileaks. No es asunto mío. Vi lo que pasó con Assange pero es asunto del fiscal general que está haciendo un buen trabajo

(Fin audio)

Días después el vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence dijo que Trump respaldó la exposición de información durante la elección, pero no a la organización WikiLeaks en sí misma.

Rusia, por su lado, acusó a autoridades británicas de «estrangular la libertad» con el arresto de Assange. El líder de la oposición laborista británica, Jeremy Corbyn, también instó al gobierno conservador de Theresa May a «oponerse» a la extradición ya que –destacó- “Assange expuso pruebas de atrocidades en Irak y en Afganistán».

La Mesa de Análisis Internacional con Leonel Harari, Gustavo Calvo y Rafael Mandressi.

Viene de...
Francia encara la reconstrucción de la catedral Notre Dame de Paris
Macron posterga anuncio de medidas surgidas de «El gran debate nacional»

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

2 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Assange, que no es santo, ni me inspira devoción, por lo menos -y no es desdeñable- cumplió con una de las máximas de Orwell:
    «Periodismo es publicar lo que otros no quieren que se publique, el resto son relaciones públicas».
    Si le extraditan hacia la comarca del tío Sam -al que le publicó muy reservados secretos de la categoría carne de cualquiera frita a plomo y fuego- se pudrirá en una jaula, eso si, con una suerte de halo de mártir.
    Él, que no es el bueno y en este trance tampoco, ni de lejos, es el peor.

    Reply
  2. No se qué es, si santo o mártir, ni se porqué eligió meterse con semejantes halcones, pudiendo tal vez haber optado por una vida cómoda con reconocimientos, honores y mucho dinero. Asumió un riesgo, sabía que sacrificaba su vida. A Snowden, con su formación en la CIA, le preocupaba puntualmente el espionaje al ciudadano norteamericano que ya sabemos es de índole superior al resto de los humanos. Igual a todos ellos -a la soldado Chelsea Manning- les tengo mucho respeto.Y pido libertad y garantías para todos ellos. Sus verdugos son criminales de guerra, fabricantes de mentiras, inmorales, violadores del Derecho Internacional, corruptos.
    Con toda esa runfla decadente de un lado inmediatamente me pongo del lado del más débil.

    Reply

Escribir Comentario: