Telegramas

Telegramas. La Tertulia de los Viernes con Oscar Sarlo, Álvaro Pérez, Gonzalo Pérez de Castillo y Juan Grompone.

Viene de...
A raíz de la Ley de Urgente Consideración: ¿Cuál es el límite a la autonomía de la ANEP?
¿Qué señales da el gobierno electo sobre su política exterior?

¿Mirás nuestros videos, escuchás los audios, leés las notas que subimos a la web? La continuidad de esos servicios depende de que tú contribuyas a financiarlos. Te invitamos a ser Socio 3.0 de En Perspectiva, asumiendo un abono mensual. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios
¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

3 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Lo que hablan estos señores de la taquigrafía demuestra que no saben un carajo de la profesión.
    Pura opinión sin fundamentos… lamentable…
    El programa se debería haber llamado «Hablemos sin saber»…
    «que los taquígrafos borran lo que les piden de la versión taquigráfica» jajaja señores eso lo vota el plenario, los insultos quedan, no se puede dejar una versión taquigráfica sin un contexto consistente y entendible para cualquier ciudadano, mientras las maquinas no entiendan esto, la taquigrafia tiene lugar y mi opinión tienen para rato.
    Lo peor es que es un medio y vuelcan a la población opiniones totalmente absurdas… estos son los medios que tenemos, dando opiniones y volcando a la gente una tendencia totalmente equivocada. desastre…

    Reply
  2. He leído algunas versiones taquigráficas de debates parlamentarios. Me parece que, cuando aparece alguna expresión vitriólica o subida de tono, en la transcripción se usan los términos: «murmullos…»; «hilaridad…»

    Reply
  3. En el año 2020, mantener el costo que significa transcribir taquigráficamente
    las sesiones parlamentarias, pudiéndolo hacer infinitamente mas barato y
    con mayor exactitud, contando hoy con todos los medios tecnológicos para
    guardar dichas sesiones en videos calidad HD insuperable.
    Por Dios !!
    Que manera de despilfarrar los dineros del erario público en cuestiones
    obsoletas, cuyo único propósito es seguir metiendo gente en el Estado con
    generosos sueldos, muyyy por encima de los sueldos medios en Uruguay.
    Sencillamente es un despropósito !!
    El peso del Estado es cada vez mayor.
    Los bolsillos de Juan Pueblo están cada vez mas vacío.

    Reply

Escribir Comentario: