¿Qué utilidad tiene la veda de publicidad electoral?

El viernes pasado finalizó la veda de publicidad electoral en prensa escrita, radio y televisión.

Si bien en estos 30 días previos a las elecciones internas se dará la fase más intensa de la propaganda política, hace ya meses que circulaban avisos partidarios, por dos razones: porque en prensa, radio y TV podían emitirse siempre que incluyeran información sobre actos políticos y actividades habituales del funcionamiento de los partidos; y porque la ley no incluía ninguna prohibición para la publicidad electoral en vía pública ni en Internet.

Ahora que la veda terminó por completo, podemos discutir: ¿Tiene sentido una veda “más o menos” como la que tenemos en Uruguay? ¿Para qué sirve?

La Mesa de Análisis Político con Daniel Chasquetti, Daniel Buquet, Federico Irazabal y Fernanda Boidi.

Continúa en...
Alberto Fernández, candidato kirchnerista, se reunió con dirigentes del Frente Amplio
Telegramas

¿De qué depende el periodismo digital de En Perspectiva? Los canales digitales de En Perspectiva solo pueden sostenerse si cuentan con el aporte, mes a mes, del público que los valora. Te invitamos a suscribirte y ser uno de nuestros Socios 3.0. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. Parece que muchos consideran que la publicidad electoral es algo malo. Yo pido que piensen, por ejemplo, en lo que son las elecciones de concejos vecinales y presupuesto participativo en Montevideo. Se conoce su fecha porque ponen un aviso en la prensa, sin mayor destaque. Los candidatos no se sabe quiénes son; no hay publicidad de sus nombres, y menos de sus ideas respecto a los cargos para los que se postulan. Si uno quiere enterarse, tiene que ir a la página de la Intendencia y buscar en el sitio en que se encuentran, donde sólo se dan datos filiatorios: nombre, edad, actividad, y poco más. Y algo parecido sucede con las propuestas para el presupuesto participativo. Consecuencias: las votaciones andan en el orden del 10 % de los habilitados, o aún menos. No cuestiono la legitimidad de los resultados, pero evidentemente, no es algo representativo de la ciudadanía.

    Reply

Escribir Comentario: