Venezuela, Cuba y Nicaragua no serán invitadas al acto de traspaso de mando

El gobierno electo definió ayer que al acto de traspaso de mando del 1º de marzo no se invitará a las autoridades de Venezuela, Cuba y Nicaragua.

La decisión se tomó ayer en una reunión entre el presidente electo, Luis Lacalle Pou, y el futuro canciller, Ernesto Talvi.

A la salida del encuentro Talvi sostuvo que en ninguno de esos tres países hay “democracias plenas”.

La definición que hemos hechos en términos políticos es que claramente ni Cuba, ni Venezuela, ni Nicaragua son democracias plenas hoy. En algunos casos, la violación de los derechos humanos es sistemática.

Para la ceremonia del 1º de marzo está confirmada la presencia del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, y del rey de España, Felipe VI. También es prácticamente un hecho que estarán los presidentes de Colombia y Chile.

Talvi viaja hoy a Brasilia para reunirse mañana con el canciller de Brasil, Ernesto Aráujo. Se espera que allí dialoguen sobre la situación de Mercosur y la posibilidad de flexibilizar el funcionamiento del bloque.

La Mesa de los Miércoles con Gonzalo Baroni, Teresa Herrera, Margarita Machado y Gabriel Mazzarovich.

Viene de...
Laura Raffo lanzó su candidatura a la IM y prometió un programa “práctico”

Continúa en...
Telegramas

Foto: Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores, Venezuela. Crédito: Yuri Cortez / AFP

¿Mirás nuestros videos, escuchás los audios, leés las notas que subimos a la web? La continuidad de esos servicios depende de que tú contribuyas a financiarlos. Te invitamos a ser Socio 3.0 de En Perspectiva, asumiendo un abono mensual. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios

Comunicate al 2902 5252 – interno 109

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

2 Comentarios - Escribir un comentario

  1. ¿Es coherencia, realmente, como dicen Baroni y Machado? ¿Elegir 3 países como los únicos sin democracia plena se puede sostener? Menos mal que los países que nombraron Mazzarovich y Herrera son democracias plenas, sino capaz que no invitamos al gobierno chino, que es nuestro pirncipal socio comercial. Explican que el tema es que estos 3 están cerca… así que a Colombia no la invitamos pero a Corea del Norte, ya mandamos invitación, ¿no? Es una dictadura, pero queda lejos. Hace tiempo los norcoreanos quisieron establecer una embajada en Uruguay y recuerdo que la lejanía de esa dictadura a la derecha vernácula no le alcanzó para no poner el grito en el cielo.

    De puro mal pensado que soy ¿No será que el tema con esos 3 países, así como con Corea del Norte, es que la economía está mayormente en manos del Estado? ¿Será eso lo único que realmente molesta y todo lo de la democracia y los DDHH una mera excusa? ¿Será que nuestra derecha tiene la misma ceguera ideológica que dice que tiene la izquierda? Como ven, hoy estoy para las preguntas retóricas. Porque las respuestas ya las conocemos todos, son evidentes.

    Talvi haría bien en decir explícitamente lo que piensa, explicar que lo de la democracia y los DDHH no es un eje, sino que el tema es de quién es el aparato productivo de los países y, sobre todo, cuál es la agenda geopolítica de EEUU. Es más digno que tratar de hacer piruetas en el para tratar de negar lo que es obvio.

    Reply
  2. La política exterior.
    Se elige como argumento para la no invitación a tres países (con los que mantenemos relaciones) que no son democracias plenas, error de inicio y precipitación (el adjetivo plena, es tan importante como el sustantivo democracia), pues mantenemos relaciones diplomáticas con montones de países que no lo son, de ello trata la diplomacia, de relaciones respetuosas y en lo posible abiertas; el lenguaje cuenta y hace a la pericia o su falta en tales asuntos.
    De última no dar explicación es menos malo que dar una con criterio erróneo, sobre todo después de haber publicitado la llamada de Mr. Pompeo luce como una alineación sumisa.
    Va a disponer el nuevo gobierno de ocasiones varias para exponer su postura y votar resoluciones, en los muchos organismos multilaterales que nuestro estado integra, ese es el modo prudente y adecuado de actuar en diplomacia.
    Gonzalo habló en defensa de la medida, diciendo que denota coherencia y previsibilidad. El presidente electo ha repetido que a la política exterior no la manejará por ideología, a poco de asumir, este hecho rompe la citada coherencia ya que rompe los ojos que esta decisión tiene obvio fundamento ideológico.
    ¿La política exterior debe ser previsible? ¿En qué sentido?
    Sí, por supuesto en el sentido de la seriedad, la que nos valida como interlocutores; no en el sentido de la posiciones que no ofrecen margen para negociar (alma de la diplomacia: puede ser un si, un si parcial, un puede ser, puede ser un distanciamiento; lo que no debe ser es un no, se puede dejar la puerta entornada, mas no es sabio cerrarla)

    Reply

Escribir Comentario: