Colorados tienen la mejor chance de llegar al balotaje en 20 años, según Opción

Según la última encuesta de la consultora Opción, realizada en julio, el Partido Colorado está en la mejor posición para llegar a segunda vuelta en 20 años.

El sondeo de intención de voto, divulgado el miércoles, dice que el Frente Amplio lidera con el 27%, dos puntos más que en la anterior medición, previa a las internas. Le sigue el Partido Nacional con 23%, lo que implica una caída de 7 puntos con respecto al anterior sondeo. En tercer lugar se encuentra el Partido Colorado con 19%, habiendo crecido 6 puntos con respecto a junio.

Cuarto se ubica Cabildo Abierto con 10%, y un crecimiento de 4 puntos. El Partido de la Gente aparece quinto con un 2%, y luego Unidad Popular, PERI y Partido Independiente aparecen con 1% cada uno. Los indecisos cayeron de 21% en junio a 16% en julio.

Opción afirma que “con el actual nivel de intención de voto, el PC se posiciona con posibilidades competitivas interesantes de cara a una eventual segunda vuelta, en la medida que su crecimiento es la contracara de un descenso importante de intención de voto del Partido Nacional”.

Ayer de noche en Florida, Talvi celebró el resultado de la encuesta. “El Partido Colorado se había transformado en poco más que un perrito faldero del Partido Nacional, pero hoy esto es una carrera entre tres”, dijo en un acto de su primera gira luego de las internas

Opción también resaltó el crecimiento de Cabildo Abierto, que en julio recogió las preferencias de 1 de cada 10 electores y que mejoró 4 puntos su intención de voto respecto a junio. Según Opción, la “medición confirma que el electorado de Cabildo Abierto es principalmente de nivel educativo medio o bajo y residente en el interior del país”.

La Mesa de los Viernes con Oscar Ventura, Fernando Butazzoni, Juan Grompone y Ana Ribeiro.

Viene de...
La tertuliana Ana Ribeiro tercera candidata al Senado por Alianza Nacional

Continúa en...
Uruguay es la “nueva bisagra del narcotráfico global”, según Deutsche Welle

***
Foto en Home: Ernesto Talvi. Crédito: Twitter.

¿De qué depende el periodismo digital de En Perspectiva? Los canales digitales de En Perspectiva solo pueden sostenerse si cuentan con el aporte, mes a mes, del público que los valora. Te invitamos a suscribirte y ser uno de nuestros Socios 3.0. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

5 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Aunque me exponga a los insultos de los abundantes e infelices TROLLS que por este medio pululan-el único en el que pueden tener el sueño remoto de cierto protagonismo-voy a exponer lo que pienso: TALVI luce ante los medios como una persona centrada, honesta, de aburguesada bonhomía, y yo no dudo de que posea tales cualidades. Empero, està aprendiendo a «jugar» en las lìdes políticas, ya que en otras ya lo ha hecho desde hace tiempo, por ejemplo al frente del Banco Central en gobiernos de neta derecha (Lacalle). Una de sus jugadas ha sido elegir a alguien que goza de cierto prestigio en el ámbito educativo como vice, desplazando al dinosuario de pobladas cejas aunque en la interna salió segundo. Otra, ya màs arriesgada y de impresvisibles consecuencias, la de desairar a «PEDRO» frustrando sus aspiraciones a volver al Senado. Ahora bien, me apena mucho que puedan votarlo frentistas «desencantados» o batllistas de la vieja guardia, aunque èl haga todos los deberes para figurar en el dichoso «CENTRO» y hasta juguetee con la socialdemocracia. TALVI es un liberal formado en la escuela de Chicago y no sè què tan alumno brillante. Yo lo encuentro màs bien simplón y estructurado. Las ideas y propuestas que hasta ahora se le conocen, poco y nada tienen que ver con las de Don Josè Batlle y Ordòñez, prócer de este país y adelantado social y político. Este señor a veces parece delirar con su latiguillo del «pequeño país modelo» y nos pone de ejemplos a Chile y Paraguay, sociedades profundamente desiguales y-en el caso del segundo país mencionado-con un elevadìsismo porcentaje de trabajadores totalmente desprotegidos de leyes sociales amparantes. Muchos se llamaràn a engaño con respecto a èl, me temo. Habrà que esperar a octubre para confirmarlo.

    Reply
    1. Le agrego, Laura: Talvi habla maravillas del Uruguay de los 50, es decir el del neobatllismo. A mí me va muchísimo el proyecto neobatllista y a don Luis lo considero el último Batlle que merece llamarse batllista. Ese Uruguay era un país amortiguador, de economía mixta y que buscaba fomentar el desarrollo industrial por la vía de la substitución de importaciones. Se podrá criticar, decir que había que desmantelarlo porque era insostenible, pero dió de comer y pagó buenos sueldos, protegiendo los derechos de los trabajadores y generando cadena industrial. ¿Qué del Uruguay neobatllista puede tener Talvi? Me parece un tipo respetable que tiene su estructura y su matriz ideológica. Claro siempre que no se quiera trasvestir en lo que no es. Hay que tener memoria y recordar sus opiniones desde CERES, que además es un think tank del pensamiento liberal y financiado por la crema del empresariado nacional. Así como viene, vistiendo las plumas de la cara más intervencionista del batllismo, es una estafa intelectual. Debería aprender de su mentor, Jorge Batlle, que decía lo mismo, opinaba lo mismo, pero era totalmente transparente y eso no le impidió ser presidente.

      Reply
  2. Leí con atención ambas opiniones y creo que incurren en el error de que los tiempos hoy no son del primer Batllismo y tampoco lo son del segundo y en consecuencia, Talvi, plantea adecuar el Batllismo al hoy sin perder su escencia y en esa adecuación nos debemos una nueva reforma valeriana y por eso la elección de Silva como vice y la negativa a Sanguinetti como vice y a Bordaberry porque ambos serían un freno importante en esta nueva etapa del batllismo, que ha expulsado por suerte elemento de derecha que marcharon a cabildo abierto. Basta ver la sarta de disparates que se dicen en las redes sobre Talvi. En cuanto a los batllistas de la vieja guardia y frenteanplistas desencantados que lo siguen, son la garantía de políticas modernas y de alto contenido social porque se han dado cuenta que el mundo cambió para bien o para mal y la ideología se debe adaptar a los nuevos desafíos sin perder la escencia del Batllismo y eso al partido le costó 20 años en el llano y al frente amplio con sus contradicciones y anclado en el 60, le costará una durísima derrota. No espero los a le que escribo sí creo recibiré varias puteadas de ambas veredas pero es lo que siento y veo sucede hoy en Uruguay

    Reply
    1. Estimado José. Personalmente luego de leerlo quedé con más dudas que certezas. Nos dice que la escencia del batllismo ya no es la política del primer batllismo ni la del segundo. Pero entonces no entiendo porqué Talvi quiere rememorar un pasado anacrónico y manifiesta la voluntad de «volver» a ese pasado. A usted, que lo cree superado, ¿no le genera miedo? Usted nos habla de nombres que sí, por contraposición a otros que no. Sanguinetti no, Bordaberry tampoco, ese es el pasado. El presente es Silva. ¿Ha logrado usted identificar alguna diferencia ideológica o filosófica fundamental entre Talvi y Sanguinetti o entre Talvi y Bordaberry? ¿Y entre Silva y Sanguinetti (que es su mentor)? ¿Cuándo esas diferencias se hicieron públicas y notorias? Porque para los simples mortales es sólo un tema de imagen: elegir nombres sin pasado para mostrar una imagen renovada. Diferencias y aggiornamientos no son estrategias electorales, deben ser ideología.

      Una nueva reforma vareliana en el Uruguay suena muy bien. ¡Figúrese que a alguien ya se le ocurrió decir que Netto es un nuevo Varela! ¡Hay que animarse! Me imagino a Netto como a esos niños que se ponen los zapatos de los adultos y salen a mostrar su hazaña. Pero la reforma de Varela se hizo bajo el gobierno de Latorre, en un tiempo en el que el jóven Pepe Batlle criticaba severamente en la prensa a Latorre. ¿Será que Talvi es el Latorrismo del SXXI? Ojo, con esto no estoy dudando de las convicciones democráticas de Talvi. Lo que le quiero decir es que con argumentos de que soy lo mismo, pero diferente, cualquier cosa se puede afirmar.

      Batlle en cambio fué artifice de los liceos departamentales… y tuvo el buen tino de no tocar la reforma escolar de Latorre. Sabio don Pepe. Ahora, la segunda reforma vareliana de Talvi consiste en dinero para construir 136 liceos, pero a la hora de definir una estrategia pedagógica, acuerdan con eduy21. En eduuy21 está Opperti, operador político desde siempre afín a Sanguinetti. También está Da Silveira, que es asesor de Lacalle Pou, varia gente del FA y Martínez se ha declarado varias veces afín a eduuy21. Entonces ¿define eduy21 al batllismo del S XXI de Talvi? Descubrimos que en el Uruguay hasta los herreristas son batllistas.

      En general desconfío de los aggiornamientos ideológicos. Cuando uno ya no cree en determinados postulados, mejor es inventar algo nuevo con un nombre nuevo. ¿En qué sentido Talvi sería mas batllista que Lacalle Pou? Difícil saber siendo que no discrepan en nada. ¿Será que de forma póstuma Herrera y Batlle se encontraron y descubrieron que en el S XXI piensan lo mismo? Sinceramente, tiendo a pensar que el PC maneja la marca batllismo como una marca registrada. Es una estrategia de marketing, no los culpo porque en el medio político de hoy, todos juegan al marketin. Hoy en día la política es sobre todo vender humo, hacerse votar y después, si te he visto, no me acuerdo. Batllismo es una marca con buena imagen en Uruguay.

      Una última: ¿vió que nadie lo insultó? Este espacio está limpio, por ahora, de trolls. Eso me gusta y de hecho es el único sitio en internet en el que escribo opiniones. Ojalá que la gente que modera los comentarios mantenga un férreo control sobre el tema. Se precisan más lugares así.

      Reciba un saludo cordial

      Reply
  3. Señor Leonardo, muchas gracias por tan esclarecedor aporte. La memoria es esencial al momento de decidir nuestro voto, sin duda.
    También en lo que compete a la MUY decisiva elección de quienes estarán al frente de las Intendencias.
    Fíjese el desastre en el que sumergió el ex Intendente Germán Coutinho, actual senador colorado, a la comuna salteña.
    Fue necesaria la casi hercúlea gestión de un hombre joven y comprometido, para sacarla adelante.
    Adjunto enlace : http://www.quintoelemento.uy/2016/08/luego-de-la-tormenta-siempre-llega-la-calma-salto-recupero-el-grado-inversor-otros-tiempos-compromisos-cumplidos/?fbclid=IwAR3i3JLY_BxVT342RSKtB5NnpmnW8-lnxetJEIcXar44P4Tp2-6sErZ8Ma0

    Cordiales saludos.

    Reply

Escribir Comentario: