Conflicto en frigoríficos abre debate sobre medidas sindicales y representatividad

El diputado del Partido Nacional, Pablo Iturralde, convocó al ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, a la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Representantes «para explicar la actuación de la cartera a partir de los hechos (…) acaecidos en la puerta de la planta Frigo Salto, de propiedad de Somicar S.A.”

Iturralde se refiere al episodio que difundió en un video el periodista Martín Olaverry, donde se ve cómo un grupo de trabajadores discute con el presidente del Pit-Cnt de Salto, Carlos Cattani, al que le explican por qué ellos sí quieren entrar a trabajar a la empresa, a pesar del paro de 24 horas decretado por la Federación de Obreros de la Industria Cárnica y Afines (Foica)

(Audio trabajadora de Frigo Salto)

“Ustedes tienen todo el derecho de reclamar lo que quieren, pero nosotros como ciudadanos tenemos derecho a trabajar. La empresa nos citó, y nosotros queremos trabajar»

(Fin audio)

El presidente de Foica, Ariel Yakes, explicó que lo que detonó «esta movida» fue «el despido arbitrario», el pasado lunes 16 de abril, de Óscar Larrosa, empleado de Frigo Salto y también presidente del sindicato de esa empresa.

La Mesa de los Lunes con Adriana Marrero, Casilda Echevarría, Gabriel Mazzarovich y Pablo Carrasco.

Viene de...
20 de mayo: Tuvo lugar la 23ª Marcha del Silencio, con varias particularidades

Continúa en...
Telegramas

***
Foto en Home: Sede del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Crédito: Presidencia de la República.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

2 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Los verdaderos trabajadores quieren trabajar. Un despedido seguramente por no querer trabajar, como es sindicalista (seguramente no quiere trabajar), impone que lo «defiendan» todos porque sus «amigos» sindicalistas arrogantes, imperativos, egoístas, prepotentes, que se piensan dueños del derecho de los verdaderos trabajadores. Siempre es más fácil hacer presión cuando son muchos y en grupo como habitualmente hacen los sindicalistas que muchas veces hacen esas «encerronas» a los trabajadores que individualmente quieren trabajar. Porque el sindicato a veces no es una institución representativa de los trabajadores, son muchas veces el delegado sindical que no trabaja el que aprovecha para tener las «licencias sindicales», para estar en casa o con amigos tomando mate, vino y haciendo asados. Sabemos todos que los sindicalistas apremian a los trabajadores individuales que quieren trabajar y que no los dejan en paz, haciéndoles la vida imposible. La mujer que se impuso sí que fué valiente, porque no sólo defiende su trabajo trabajando, sino que defiende su fuente laboral y la de sus compañeros de trabajo. Linda forma de resolver situaciones tiene este señor mazzarovich a las piñas como él mismo dijo…. seguramente apañado en un grupito patotero de sindicalistas……..

    Reply

Escribir Comentario: