Francia: Protestas contra Macron dejan casi 2.000 detenidos y destrozos en varias ciudades

En Francia las protestas contra el Gobierno de Emmanuel Macron organizadas por los denominados “chalecos amarillos” dejaron este fin de semana un saldo de casi 2.000 detenidos y destrozos en varias ciudades.

Después de cuatro sábados consecutivos de incidentes el ministro de Finanzas dijo ayer que las manifestaciones están provocando una «catástrofe para los comercios y una catástrofe para la economía».

El movimiento de los chalecos amarillos (llamado así por las prendas de seguridad que utilizan los automovilistas cuando se detienen en la ruta), comenzó como un grupo de protesta contra un alza de los impuestos a los combustibles pero evolucionó a otra cosa: a una movilización que protesta por la pérdida de poder adquisitivo y reclama incluso la renuncia del propio presidente.

La Mesa de los Lunes con Armando Sartorotti, Christian Mirza, Daniel Supervielle, Carolina Ache.

Viene de...
Estaciones al sur del Río Negro están sin combustibles por conflicto sindical
Talvi dijo que Sanguinetti dio por perdida la elección a manos de Lacalle Pou

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. Las manifestaciones por el clima de los Amigos de la tierra estaba prevista desde hacía tiempo ,coincidieron con la cuarta manifestación de los chalecos amarillos pero no tienen nada en común salvo en lo anecdótico: algunos les abrieron el paso.
    Esta reacción de los chalecos amarillos podría haberse dado con cualquiera de los dos presidentes anteriores porque el descontento de la ciudadanía viene desde hace mucho antes, el aumento de las tasas significó la gota que hizo desbordar el vaso particularmente fuera de las ciudades. En su mayoría los chalecos amarillos no son violentos pero vienen precedidos en las manifestaciones por la extrema derecha y detrás de ellos los antisistema,la extrema izquierda extremadamente violenta. Tampoco pierden la oportunidad los jóvenes delincuentes de los alrededores para saquear los negocios. Los partidos políticos de oposición también aprovechan. Nada más lejos del 68 que fue un movimiento estudiantil al que se unieron en masa los obreros.

    Reply

Escribir Comentario: