Gobierno interino de Bolivia denunció que Uruguay intentó desestabilizarlo

El gobierno interino de Bolivia, encabezado por Jeanine Áñez, denunció que Uruguay intentó desestabilizarlo con el planteo que hizo ante el Mercosur para que se le aplicara a ese país la cláusula democrática que habilita a llegar hasta la expulsión.

El ministro interino de la Presidencia, Yerko Núñez, defendió ante los medios en La Paz que el gobierno provisional es plenamente constitucional y está reconocido por otros países y por organismos como la Unión Europea. Núñez que el objetivo de las autoridades es la convocatoria de nuevas elecciones, tras haberse anulado las del pasado 20 de octubre, en las que había sido declarado vencedor Evo Morales entre denuncias de fraude formuladas por opositores.

El miércoles Uruguay pidió en el Consejo de Mercado Común del Mercosur que se inicien los mecanismos para aplicar la cláusula democrática del bloque a Bolivia. Según un comunicado de Cancillería, durante su intervención el ministro Rodolfo Nin Nova hizo referencia “a la actual situación que atraviesa el Estado Plurinacional de Bolivia, cuyo presidente constitucional Evo Morales fue obligado a renunciar a su cargo, provocando un quiebre institucional que representa una ruptura del orden democrático en los términos establecidos en el artículo 3 del Protocolo de Ushuaia sobre compromiso democrático en el MERCOSUR, Bolivia y Chile”.

El subsecretario de Relaciones Exteriores, Ariel Bergamino, dijo a Radio Uruguay que la solicitud se hizo por “coherencia”:

El protocolo ya ha sido puesto en práctica el pasado con Paraguay y Venezuela. ¿En qué difiere esta situación de la acaecida en Paraguay o en Venezuela? En nada. Es una ruptura institucional.

La Tertulia de los Lunes con Carolina Ache, Hernán Bonilla, Patricia González y Manuel Laguarda.

Foto: Jeanine Áñez, presidenta interina de Bolivia. Crédito: Aizar Raldes / AFP

Viene de...
Diputado de Cabildo Abierto buscará “parar” el Ferrocarril Central

Continúa en...
Telegramas

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

8 Comentarios - Escribir un comentario

  1. El «gobierno interino» tiene toda la legitimidad que puede otorgar un golpe de estado, y es de cerno neocolonizador reaccionario: la pudiente estirpe blanca y cristiana sometiendo al indio «sub humano» al rincón de la sumisión.
    Al asco hay que señalarlo con firme esmero para que se note, porque la estabilidad del asco, no es otra cosa que el imperio de la podredumbre.

    Reply
    1. No hables pelotudeces a quienes vivimos en Bolivia nos parece un insulto que salgan a apoyar a un engendro de dictadorzuelo que quiso perpetuarse en el poder a la mala, violando la constitución y la voluntad popular!!! Y eso de la a Evo se lo sacó por ser “indio” (que no lo es) me parece una pendejada. A Evo se lo sacó por maleante, autoritario y por si fuera poco por sus vínculos con el Narcotráfico!!!

      Reply
  2. El Laguarda me parece un pelotudo que repite lo mismo ciegamente cada vez. El ejército le retiró el apoyo a Evo Morales porque no estuvo de acuerdo en salir a reprimir al pueblo para apoyar el golpe y el fraude de Morales. Y si le preocupa la quema de casas Es bueno que sepa que varias personalidades de oposición a Morales fueron quemadas y la violencia se generó por la resistencia violenta de grupos organizados y financiados por el MAS para desestabilizar al nuevo gobierno constitucionalmente designado. Así que se saque el casco y deje de inventar historias de golpe de estado!! Ven las cosas a miles de quilómetros y con una información parcial y parcializada y se creen con derecho a opinar!!! Por favor!!!

    Reply
  3. Tengo claro que Morales buscó de todas las formas posibles quedarse, quizás por esa mala costumbre latinoamericana de pensar en caudillos insustituíbles antes que en ideas y partidos. Los caudillos se creen irreemplazables y, por la vía de los hechos, no construyen sucesores con capital político. Nada crece a su sombra y cuando cae el caudillo, lo único que queda es una restauración del orden anterior.

    No conozco las leyes electorales bolivianas ni su constitución, pero sé que Morales hizo un plebiscito para ser reelegible y que lo perdió. No sé qué legalidad tenía su candidatura, entonces. Hay un fallo del Supremo Tribunal Constitucional que lo autorizó, pero eso se me hace un poco contradictorio con la necesidad del plebiscito. No logro entender el tema, sinceramente.

    También tengo claro que no es normal que los militares llamen al presidente en ejercicio para decirle que se vaya. Los militares no son jueces ni policías, no tienen ninguna autoridad para juzgar civiles ni para destituir funcionarios públicos. En una república se hace un juicio político, se destituye y si se prueba que cometió un delito electoral, se lo lleva preso. En una república, los civiles sólo respondemos ante civiles. Lamentablemente en América Latina también estamos muy acostumbrados a ver en los militares una autoridad casi sobrenatural, cuando legítimamente son funcionarios sometidos a la autoridad civil.

    Lamentablemente se discute poco y nada sobre la legitimidad de los hechos. El debate se da con alineamientos automáticos. Cada quien defendiendo sus intereses, claro. La derecha conservadora muy bien representada por esa procesión medieval que lleva ostentosamente una biblia al palacio presidencial, está convencidísima de la legitimidad del golpe militar.
    La izquierda lamentablemente a veces olvida que un gobierno para ser popular y democrático tiene que legitimarse ante las urnas y jugar el juego limpiamente.

    Reply
  4. Estimado Leonardo:
    Efectivamente Evo perdió el plebiscito de reforma constitucional que le autorizaba la reelección (51 a 49 % aproximadamente)
    ¿el contexto de aquella derrota?:
    la acusación con enorme difusión mediática -que causó gran escándalo en Bolivia- sobre una presunta paternidad irreconocida del «caudillo» (muy al «exitoso» estilo Lugo en
    Paraguay) pasada la votación se despejó el tema, ERA MENTIRA.
    Dice usted: «…no es normal que los militares llamen al presidente…», no, no lo es, es un Golpe de Estado.
    Dice usted: «…legitimarse en las urnas…» ¿cuántas actas electorales fueron impugnadas por irregularidades?, el 0.25 %; ergo, de ninguna manera matemática moverían el resultado: +del 45% y + de 10% sobre el 2do, ergo bis, ¿por tal irregularidad se puede invalidar la elección entera, amerita echar (golpe de estado) a un presidente en funciones?
    ¿El debate es por alineamientos automáticos? ¿o por hechos pautados y planeados por intereses económicos y de poder?
    Y no me gusta en absoluto la tendencia autocrática de nadie, incluido Morales.
    °
    (Nunca desarrolles una estrategia que dependa de un solo hombre, el hombre puede fallar o puede faltar)
    °
    Saludos fraternos.

    Reply
    1. Estimado Juan,

      ¿Qué relación tiene una mentira sobre un aspecto privado de la vida de Morales con un referéndum de reforma constitucional? Noticias falsas circulan en todas las elecciones del planeta. En las nuestras, sin ir más lejos pasó. Esta mentira todavía era bastante benevolente, porque ni era sobre algo con contenido político, sino sobre una cuestión de la vida privada de una figura pública.

      Parte de la tarea de un partido político es educar a sus electores para no mezclar lo público con lo privado. Morales y el MAS hace 15 años que gobiernan, tiempo de sobra de formar a sus votantes. Para eso sirve tener una ideología, para no enredarse en cosas anecdóticas y tratar de entender dónde están los diferentes intereses y quiénes los representan. Pero si uno sigue a un caudillo, ¿qué pasa si el caudillo se cae de su pedestal? Ahí estan las consecuencias de los liderazgos personales.

      Aún supusiésemos que el referendum fue fraudulento por estar realizado bajo una campaña mentirosa de desprestigio, Morales no recusó el referéndum. Lo que sucedió luego es lo que sinceramente, menos entiendo: El Tribunal Supremo Constitucional lo autorizó a presentarse a las elecciones porque sinó le estaría «negando sus derechos políticos». ¿Es así, no? Confieso que busqué información sobre el tema y entendí menos aún.

      Normalmente en un país, la norma de más alto rango es la constitución. Si entiendo el rol de este tribunal, está para valorar que la aplicación de normas de menor rango no viole derechos constitucionales. Porque la jerarquía es esa, primero la constitución, luego las leyes, luego los reglamentos, etc. Pero el impedimento a su tercera (o cuarta, depende de cómo la quiera contar) reelección está en la constitución, ¿no? Entonces, ¿este tribunal lo que hizo fue declarar inconstitucional una norma de la constitución? ¿Ṫiene sentido esto? Bueno, confieso que ahí es donde el lego jurídico que soy se pierde. ¿Puede ser una parte de la constitución inconstitucional? Debería estar mal hecha esa constitución, contener una flagrante contradicción. Y si el argumento es este, ¿para qué se hizo el referéndum? ¿No era mas simple plantearlo desde el principio? Políticamente el buscar primero el apoyo popular y luego un argumento jurídico deteriora la imagen del que lo hace.

      Parece mucho más razonable que, al perder el referéndum, el MAS hubiera tratado de construir un nuevo candidato que levantara el mismo proyecto político. Tiempo de impulsar a alguien desde 2016 parecían tener, pero se jugaron siempre a la única carta: Morales.

      Por último, dice usted «¿El debate es por alineamientos automáticos? ¿o por hechos pautados y planeados por intereses económicos y de poder?» La política es eso, es pelear por los recursos que genera la sociedad. La democracia es apenas una forma algo civilizada de dar esa pelea. ¿Se supone que la condición necesaria para un gobierno de izquierda es que la burguesía no pelee por los recursos? Bueno, si es así, pueden dejar de hacer política.

      Mi crítica a Morales va por ahí y me cuesta entender que desde la izquierda no se vean estos errores. En mi opinión el problema viene de mucho antes y es primero estratégico y luego táctico. Tampoco respaldo de ninguna manera que los militares se anden metiendo en política. Lamentablemente en América Latina nos faltan décadas para adquirir cultura institucional. Acá los militares se creen autoridades ante el poder civil (siendo que es exactamente alrevés) y la población lo ve como algo normal. Atentos saludos y gracias por sus comentarios.

      Reply
      1. Estimado Leonardo:
        Le concedo que las fake news andan por todas partes -como los tumores en metástasis que le aparecen sin avisar a cualquiera-, de ahí a que una mentira artera con consecuencias definitorias sea benévola, hay un ingenuo suspiro hacia la «banalización del mal».
        Le concedo también la inconstitucionalidad, no solo Evo no recusó el referéndum, sino que además, la «salida» aprobada por el tribunal electoral (si, avalada por el tándem Almagro & OEA) no fue óbice para que la oposición encabezada por Mesa hiciera campaña y se presentara en las elecciones, legitimándolas, y luego de perderlas, reclamara FRAUDE (palabra que no se escribió en el informe de auditoría de la OEA, auditoría habilitada por Evo, incluso aceptando que fuera vinculante y en caso de constatarse irregularidades, se procediera a efectuar un balotaje, lo cual no sucedió, ¿por qué?, porque sucedió un golpe de estado; amén de que el informe definitivo se terminó la semana pasada, deliberadamente tarde y sobre los hechos consumados.
        «Alineamientos automáticos» fue una expresión suya, la mía, en contraposición fue: «hechos pautados y planeados…»
        Mi crítica a Evo la escribí en el comentario anterior: «la tendencia autocrática de…».
        Sin embargo difiero con usted en el escalafón de importancia de críticas; lo que no solo critico sino que repudio, es al Golpe de Estado.
        Es usted muy amable en responderme.
        Saludos cordiales

        Reply
        1. Estimado Juan,

          Capaz que no fuí claro. Para mi la ignominia de que las fuerzas armadas presionen a un presidente en ejercicio para que renuncie no está en discusión. Y es clarísimo que la oposición ahora en el gobierno también tiene incoherencias en este proceso, que también aceptó jugar con ciertas reglas y cuando tuvo la ocasión, pateó el tablero. Sólo traté de poner de manifiesto la parte que me preocupa, como persona de izquierda. De la oposición no espero nada, pero de alguien que se declare de izquierda, sí.

          Lo del episodio del supuesto hijo no reconocido que no es tal, no sé cómo se sabe que eso fue definitorio. No debería ser normal que un votante de izquierda vote en un referéndum constitucional teniendo en cuenta esa historia. Esto no es un tema de que sea cierta o no, es que es políticamente irrelevante. Cuando digo que es una mentira benévola es porque se me ocurre que para enchastrar a un político debería ser más útil inventarle algún affaire de corrupción, algo que afecte a su gestión. En fin, creo que le estoy dando vueltas a los mismos argumentos. Pero a riesgo de aburrir, prefiero que quede claro mi argumento. Saludos cordiales.

          Reply

Escribir Comentario: