Telegramas

Telegramas. La Mesa de los Martes con Daniel Supervielle, Edgardo Rubianes, Adriana Marrero y Fernando Scrigna.

Viene de...
Talvi y Sanguinetti no apoyaron una nueva candidatura de Bordaberry al Senado
PCU consideró «irresponsables» las declaraciones del FA sobre Venezuela

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

3 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Tal como viene ocurriendo reiteradamente en los diálogos políticos nacionales, en los bloques de hoy surgió el tema de la «democracia plena». Comparto un fragmento de un ensayo, «Quo Vadis Uruguay» que sale ahora en agosto. Refiere al tema:

    ¿ESTAMOS BIEN O ESTAMOS MAL?

    Estamos relativamente bien pero en varios aspectos vamos regular.

    Pero lo peor (¿o lo mejor?) es que se podría ser y estar mucho mejor. No debemos caer en la tentación de la autocomplacencia y conformamos con lo que hoy tenemos. No da para resignarnos.

    A inicios del 2019 se dio a conocer el Índice de Democracias del periódico The Economist. Uruguay se mantiene entre los 20 países considerados democracias plenas (15º).

    Índice de Democracias, The Economist, 2018

    Puntaje Global de Uruguay: 8.38 (sobre 10), según 5 sub indicadores:
    a) Proceso electoral y pluralismo: 10
    b) Libertades civiles: 9,71
    c) Participación política: 6,11
    d) Funcionamiento del gobierno: 8,57
    e) Cultura política: 7,5

    Lo previo puede llenarnos de orgullo. Pero sólo con democracia no se resuelven los problemas. Tampoco se logra el desarrollo y el progreso. Hay que mejorarla y complementarla.

    Comparto unas dudas:

    • ¿Democracia política plena en lo social y lo territorial?
    • ¿En lo educativo, se puede afirmar que sea plena?
    • ¿Democracia con equidad de género plena?
    • ¿Generamos compromiso medioambiental efectivo?
    • ¿En seguridad, salud, derechos y obligaciones?
    • ¿En la interrelación de la ciudadanía con el Estado y el gobierno, hay transparencia y se rinden cuentas?
    o ¿Un Poder Judicial – sin autonomía económica – que depende de los humores presupuestales del P.E.?
    o ¿La Constitución toqueteada por el poder de turno?
    o … y muchas más que no es el momento de analizar.

    Hay suficientes elementos para extraer 5 conclusiones:

    1) Nuestro mundo está lejos – muy, muy lejos – de alcanzar el status de democracias plenas. Lo cual constituye un formidable desafío que resulta una maravillosa oportunidad.

    2) En UY no debemos “tragarnos la pastilla”, estamos lejos de lo que a todas luces podríamos lograr si nos lo propusiéramos. Nuestro 15º puesto da la pauta de lo mal que está el mundo. Es más, si nos lo propusiéramos, podríamos estar a la cabeza. Sin mucho esfuerzo. Hemos sido demasiado autocomplacientes. UY está muy, muy cerca del lograr estar a la cabeza.

    3) Una golondrina no hace verano. Recordar – si vamos a manejar datos estadísticos – de hacerlo con criterio; i.e. al destacar aquellos donde calificamos “bien” agregar ítems que nos dan regular o mal. No hagamos lo del avestruz, escondiendo la cabeza cuando algo disgusta. Miremos el conjunto al detalle.

    4) Urge revisar las escalas de indicadores internacionales con porcentajes de evaluación que van del 1 al 10, y se otorgan “10” graciosa ¿o estúpidamente? ¿El fin de la historia? ¿La excelencia entre nosotros? NO. Hay mucho por mejorar.
    Hoy, mañana, el siglo y el milenio que viene. Que el rango sea del 1 al 15, y que del 11 al 15 se reserve para los ideales, hacia lo que se tiende, las utopías. Las zanahorias que nos mantienen tentando, desafiando y caminando. Tema a exponer en cuanto organismo internacional participemos, i.e. ONU, OEA, Bancos, FAO, UNESCO y cuantas siglas surjan. En suma: Plantear racionalidad y coherencia en los foros del mundo incoherente.
    Evoco a UY campeón olímpico en 1924, 1928 y mundial en 1930 y 1950. Se logró porque: a) El fútbol estaba en sus inicios y b) Esas generaciones soñaron, se esforzaron y lucharon por lo máximo: lograron lo óptimo. Hoy podríamos aspirar a ser una democracia cuasi plena. Y nos quedaría mucho por hacer.
    5) Uruguay puede mejorar su democracia, pero sobre todo la estructura, organización y funcionamiento del Estado.
    No vamos a darle la razón a Borges al decir: «La democracia es un abuso de estadística». ¿Qué sugiero? UY podría ser “campeón” en varias áreas si va por la esencia y no la apariencia en los rankings; i.e. el auténtico esfuerzo por la democracia plena, el modelo en innovar, desarrollar y progresar. ¿El escollo?: Sobra imaginación y falta acción. Muchos sueños y nos sobreviene la somnolencia; La siesta nacional. Hay que sacudir la modorra y poner manos a la obra. Reflexionar sobre la democracia y los partidos políticos. Hoy parece imprescindible que la juventud haga un profundo análisis crítico sobre estos instrumentos.

    Reply
  2. En efecto Emiliano, Venezuela ha sido y es tan funcional al circo político local que cuanto malabarista, tragasable, encantador de serpientes o payaso hay en la vuelta no resiste la tentación de mostrar sus habilidades. Es lamentable pues mientras acá el objetivo es recolectar algún votito allá la cuestión es sobrevivir.

    Reply
  3. Muy oportuno y compartible el comentario de Gonzalo Pou. Parte de reconocer una realidad: la ubicacion de UY en el ranking mundial elaborado con las pautas descriptas. Realidad que suele ser cuestionada por la oposicion o cuando se dice que por determinada postura en politica internacional el oficialismo no es democratico. En los hechos desde el año 2006, cuando se empezo a implementar, hasta la fecha, Uruguay ha ido ascendiendo en el ranking desde el lugar 26 al 15. Es decir bajo gobiernos frentistas la democracia se expandió en el pais de acuerdo a The Economist ! Ahora bien, como dice Gonzalo, eso da cuenta por un lado como esta el mundo. Y si, sólo 4.5% de la población mundial vive en lo clasificado como democracias plenas. Por otro, compartiendo las carencias reales que existen aun hoy en el pais y que Gonzalo detalla, nos indica todo lo que debemos seguir haciendo para darle contenido y seguir expandiendo nuestra democracia plena. No descansarse y a seguir en el trillo.

    Reply

Escribir Comentario: