¿Vale la pena mantener la herramienta del prereferéndum?

La posibilidad de realizar un referéndum contra la Ley Integral para las personas trans fracasó el domingo en la “jornada de adhesión”, al alcanzar sólo un tercio del apoyo exigido por la Constitución.

La jornada de votación, también conocida como prereferéndum, le costó a la Corte Electoral, según trascendió después, unos 8 millones de pesos. Además, el Estado deberá asumir los costos de otorgar jornadas libres a los funcionarios que trabajaron en las mesas de votación.

Esto ha instalado el debate en torno al instrumento del prereferéndum.

El referéndum es una consulta popular que un grupo de ciudadanos promueve para derogar total o parcialmente una ley ya promulgada. El mecanismo está previsto en el inciso 2 del artículo 79 de la Constitución, y exige que los promotores cuenten con el apoyo del 25% del padrón electoral comprobado en el plazo de un año a partir de la promulgación de la ley cuestionada.

Una posibilidad es recolectar firmas y presentarlas dentro del año de promulgación de la ley. Una vez que la Corte Electoral verifica que se ha alcanzado el mínimo requerido, realiza la convocatoria a la consulta popular.

Pero hay otro camino, el camino corto, que se introdujo en la ley 17.244. En este caso, los impulsores SOLO deben conseguir las firma del 2% del total de inscriptos para votar, dentro de los 150 días contados desde la promulgación de la ley. Si la Corte Electoral verifica que la cantidad es correcta, entonces convoca a una jornada de adhesión, o prereferéndum, con mesas receptoras en un formato parecido al de una elección nacional, donde las personas deben pronunciarse a favor de la consulta.

La Mesa de los Miércoles con Edgardo Rubianes, Fernando Scrigna, Teresa Herrera y Hernán Bonilla.

Viene de...
Nin Novoa acusó a EEUU de meterse en la campaña electoral

Continúa en...
Telegramas

¿De qué depende el periodismo digital de En Perspectiva? Los canales digitales de En Perspectiva solo pueden sostenerse si cuentan con el aporte, mes a mes, del público que los valora. Te invitamos a ser uno de nuestros Socios 3.0. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios
¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

2 Comentarios - Escribir un comentario

  1. La Democracia Directa es parte fundamental de la Democracia como tal.
    Más allá de porcentajes e implementaciones. El argumento del costo es un argumento de mentes estrechas. Todos sabemos que para los gastos del Estado el costo de la jornada del pasado domingo fue mínimo. Con todo respeto pensar así es «poner la carreta delante de los bueyes».
    Por otra parte para los funcionarios públicos debería ser su obligación concurrir sin mayores contrapartidas que el día libre el lunes siguiente y un día más de su licencia anual.

    Reply
  2. No entiendo cómo nadie criticó a la Corte Electoral por su actitud de convocar al pre-referéndum de forma aislada. Si ya sabía que tendría que hacerse, y la fecha era tan cercana a las elecciones internas, ¿por qué no aprovechó esa instancia para realizar la consulta? Que no diga que era complicado o que podía prestarse a confusión, porque era simplemente agregar una papeleta para que la votase quien quisiera (y quien no, no la incluía); exactamente como tendrá que hacerse en las elecciones de octubre, que simultáneamente se deberán recabar las adhesiones por el plebiscito constitucional.

    Reply

Escribir Comentario: