¿En qué están los proyectos para el dique Mauá y la Compañía del Gas en la rambla sur?

Ricardo Antúnez/adhoc Fotos
Ricardo Antúnez/adhoc Fotos

En la rambla sur, entre Florida y Andes, detrás de la plaza República Argentina, se encuentra el dique Mauá y las instalaciones que en su momento pertenecieron a la Compañía del Gas, que están abandonadas y que hace años esperan un nuevo destino.

EN PERSPECTIVA
Jueves 22.10.2015, hora 10.17

EMILIANO COTELO (EC) —Les propongo que se ubiquen imaginariamente en la rambla sur, a la altura de Andes, entre Florida y Andes. Del lado del río ustedes encuentran la plaza República Argentina, y detrás de ella, más cerca del río, el dique Mauá y las instalaciones que en su momento pertenecieron a la Compañía del Gas, que están abandonadas y que todos hace años esperamos que tengan un destino. Ha habido varios proyectos, el último de los cuales, en el período de gobierno anterior, fue un Museo del Tiempo que se impulsaba desde el Ministerio de Educación y Cultura encabezado por el doctor Ricardo Ehrlich.

¿Qué ha ocurrido con aquella posibilidad? Se ha estado especulando mucho en las últimas semanas con la idea de que en esa zona vaya a parar la terminal de pasajeros de Buquebus, por ejemplo. Rosario estuvo averiguando sobre este asunto.

ROSARIO CASTELLANOS (RC) —Sí, y creo que vale la pena hacer un poquito de historia. Cuando en el año 2006 Petrobras se queda con 100 % de la anterior compañía para el suministro de gas renuncia al edificio de la ex Compañía del Gas, el “edificio del reloj”, y también a las carbonerías que hacía años que no se utilizaban porque ya había dejado de producirse gas a partir del carbón –lo mismo pasó con los gasómetros–. El edificio volvió al Ministerio de Industria, Energía y Minería [MIEM], que a su vez hace un comodato para que Petrobras instale allí un centro cultural. Con ese objetivo Petrobras organizó un concurso que ganaron los arquitectos [Rafael] Lorente y [Fernando] Giordano…

EC —Tú supiste hacer una buena descripción de aquel proyecto, todos nos ilusionamos con esa posibilidad.

RC —Exactamente, pero luego Petrobras renuncia, por falta de dinero, al centro cultural. Vuelve entonces la obra al MIEM, que a su vez hace un comodato con el Ministerio de Educación y Cultura [MEC]. A partir de allí empieza el proyecto de Ehrlich de hacer el Museo del Tiempo, en lo que eran las viejas carbonerías, y alojar el Museo de Historia Natural, que está encajonado desde que salió de una de las salas del Teatro Solís y también necesitaba de una sede.

Para ello consulta a la fundación española La Caixa, unos consultores, que resuelven que el propio proyecto de Lorente y Giordano para hacer un centro cultural podía adaptarse. Efectivamente se adaptó el proyecto, que sigue siendo espectacular, extendiéndolo de manera tal que iba a ocupar por un lado las carbonerías, por otro un nuevo edificio que se llamaba “Las Gradas”, luego el Museo del Tiempo interactuando con el Museo de Historia Natural en el “edificio del reloj”. Recién en una segunda etapa –en la medida que no estamos hablando si quiera de la posibilidad de hacer la primera– podría llegar a extenderse al dique Mauá.

Digo esto porque hay una gran confusión entre la ex Compañía de Gas y el dique Mauá: si bien el origen es conjunto, cuando la compañía inglesa recibía los barcos con carbón tenía un dique que pasó a llamarse a Mauá porque él fue quien puso el dinero, en realidad hoy por hoy el dique está bajo la égida de la Armada Nacional, de hecho en este momento estaba el [barco] Capitán Miranda allí. Es decir: son dos predios, enorme cualquiera de ellos, más grande posiblemente el de la Compañía del Gas. Si ustedes entran por el único portón habilitado verán que a la derecha hay una serie de edificios amarillos, también muy antiguos, que son los que corresponden al dique, que queda como un gran tajo.

Entonces, por un lado tenemos esas dos realidades: el proyecto, por ahora quieto, del MEC, y el dique de Mauá, bajo la égida de la Armada, que efectivamente está funcionando. Ahí aparece este proyecto de terminal fluvial. Recordemos que no se renovó la concesión que se le hiciera a [el dueño de Buquebus, Juan Carlos] López Mena de la terminal que está dentro del Puerto de Montevideo, de manera que esta pasó –muy imperceptiblemente porque creo que los pasajeros ni cuenta se dan– a ser gestionada por la Administración Nacional de Puertos [ANP].

EC —De todos modos Buquebus sigue operando allí.

RC —Absolutamente, los barcos de Buquebus llegan allí, pero la terminal en sí ya no está operada por Buquebus. De cualquier modo, la ANP pensaba que esta iba a ser una situación pasajera, no pretendía quedarse con esa terminal, y para eso estaba preparando una licitación.

EC —Lo que pasa es que la terminal de pasajeros molesta en el Puerto de Montevideo tal cual funciona hoy, se necesita ese espacio para extender el trabajo con operativa de carga.

RC —Exactamente, entonces como están preparando el pliego de la licitación para la nueva terminal, están estudiando opciones de sacarla del recinto portuario, algo en lo que todos coinciden. ¿Dónde va a ir a parar?, es lo que en este momento no está definido. En el proceso de decidir distintas ubicaciones aparece la oferta de López Mena de ubicar una terminal en lo que fuera el dique Mauá, dentro del predio de la ex Compañía del Gas.

EC —¿Pero ese planteo de López Mena implica utilizar el dique mismo?

RC —En realidad puede ser, o no, pero no toca la propuesta de los dos museos, que es para el resto del predio. Parte de lo que no sabemos todavía es qué parte del predio va a utilizar. Además, según me dijeron en la ANP, falta muchísimo para poder aceptar esa propuesta que por supuesto que va a ser considerada. Fíjate que de resolverse esa opción deberían coordinar: el MEC, el MIEM, el Ministerio de Defensa, la Intendencia de Montevideo [IM]… evidentemente esa coordinación no ha comenzado. Y por otro lado también se tienen que estudiar las condiciones del punto, como las mareas y una cantidad de cosas.

EC —Supongo que también habrá que analizar qué pasa si se coloca una terminal de pasajeros allí con el impacto en el tránsito de la rambla, ¿no?

RC —Ahí viene lo que puede ser la opinión de la IM.

EC —Porque se agrega todo otro movimiento de automóviles, taxis, ómnibus, etcétera.

RC —Sin embargo, desde la ANP eso lo consideran como un punto a favor.

EC —Que en el Puerto todo eso molesta, es un hecho.

RC —Pero que esa zona, en particular, con ese muro que es un disparate, que te separa de toda la vista excepcional que tiene ese lugar, pueda surgir un movimiento particular. Ya sea por la terminal o por el museo, porque no es disparatada la opción que manifiesta Ghierra Intendente de que en caso de ceder el lugar se puede exigir como contrapartida el financiamiento del museo, que por ahora no lo tiene.

Por lo tanto, lograr mayor movimiento en una zona que está muy deprimida en un punto excepcional, no sé en qué medida no va a ser interesante estudiarlo, pero no está peleadas las dos situaciones.

EC —Pasando en limpio, y si entiendo bien, todavía no está resuelto nada de esto.

RC —No, ni de lejos.

EC —Pero si se fuera por el camino de colocar la terminal de pasajeros de Buquebus en las instalaciones del dique Mauá, eso no implicaría dejar por el camino el proyecto del Museo del Tiempo, que va por otro carril, y puede seguir adelante donde está previsto.

RC —Y pueden retroalimentarse, que es en lo que también están pensado como un factor a tener en cuenta: en qué medida no se pueden favorecer uno y otro por la proximidad y levantar un punto de Montevideo que tiene problemas, porque está triste de noche.

EC —De todos modos, ¿cuáles son los pasos a dar ahora, qué es lo que viene?

RC —De acuerdo a las autoridades de la ANP habrá de seguir estudiando todas las opciones planteadas para terminar de redondear el pliego de licitaciones. Una vez concluido este proceso se llamaría a licitación y veremos si es este lugar, Capurro u otro de los que se han manejado como alternativas.

EC —Habría una licitación en cualquier caso.

RC —En todos los casos hay una licitación pendiente a la cual, en caso de que se aceptara la sugerencia de un particular ese lleva un puntaje especial.

EC —Sí, quien propuso la idea participa en la licitación con algún punto a favor, eso es lo que está establecido en la normativa vigente.

RC —Exactamente, así que puede ser López Mena o cualquier otro, en otro lugar.

***

Transcripción: Andrea Martínez

Foto: Dique Mauá, Rambla de Montevideo (Archivo). Crédito: Ricardo Antúnez/adhoc Fotos.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. El gran problema es cuando se levanta el sur este que dura unos dias y es muy violento, y las vagantes ; no se puede dragar porque existe una gran losa a la entrada al Dique

    Reply

Escribir Comentario: