El archivo de Oír con los ojos – Conversaciones con Fernanda Trías

El archivo de <em>Oír con los ojos</em> – Conversaciones con Fernanda Trías

Primero en estudios, en el momento en que se acababan de publicar los relatos de No soñarás flores (HUM). Más tarde, desde su estadía en la Casa de Velázquez, en Madrid, en plena redacción de Mugre Rosa. Por último, desde su confinamiento en Bogotá, en junio de 2020, con la novela ya terminada pero todavía con fecha de publicación incierta.

En No soñarás flores hay muchas magias momentáneas; hay una mirada verdaderamente personal; hay personajes del todo convincentes que no le tienen miedo a la tristeza; hay autobiografía y ficción en mitades que sólo la autora puede distinguir, lo que es decir, buena literatura. De la extrañeza a la manera de Felisberto, o mejor dicho, de un tipo de extrañeza particular, del todo ajena a lo fantástico que interesa a Fernanda Trías: «en realidad, no hay nada más raro que ponerse a mirar un objeto común y corriente, y cuanto más lo mires más raro te va a parecer»; -que recuerda, en el otro extremo, aquello de Borges: «no menos monstruoso era yo, que lo percibía con ojos y lo palpaba con diez dedos con uñas»; (El libro de arena)-, al «hiperrealismo sensorial» como se lee en la contratapa de No soñarás flores (HUM), perfectamente ilustrado por «lo de los olores»; en el cuento que da título al volumen; Fernanda Trías conversó con Fernando Medina sobre:

-La cotidianidad como materia prima para la ficción. Los desvelos literarios del extranjero, sus muchas identidades: «En Europa y en Estados Unidos yo soy latinoamericana; en Colombia, rioplatense; en Argentina, uruguaya…»
-La técnica del punto del vista (Cf. Henry James) y sus posibilidades. En Inzúa, uno de los mejores, más vívidos relatos del volumen, Trías parte de un trabajo documental para llevar a la escritura de ficción una voz y una mirada singularísimas, grabadas y desgrabadas en una serie de entrevistas.
-El cuentista como lector de poesía. El bello título del volumen es una variación de un verso de Ida Vitale. Lo que puede aportar a la composición de ficciones la profesión de traductor.
-Los talleres literarios como forma de comunidad. Levrero, La novela luminosa, «el ejercicio radical»; (FT), las dilaciones fatales del escritor; lectores derrotados y lectores que atraviesan la parte angustiosa del libro y alcanzan algo que sería como el centro del laberinto.

Emitida el 9 de diciembre de 2017 en Radio El Espectador

Entrevistar escritores es difícil, ya que no necesariamente les interesa hablar sobre sus libros o dilucidar lo que quisieron decir. Por otro lado, es más bien torpe por parte de un entrevistador pedir a los escritores que cuenten qué hay de real en una cierta novela o cuento. Si el interés del diálogo con un escritor es el ilusionismo de sus libros, tan poderoso a veces, las preguntas deben ir en otra dirección, y no en la de revelar los trucos, que por lo demás no existen como tales. La mejor esperanza de un intercambio con un escritor de excelencia -Fernanda Trías claramente lo es- es provocarlo para que comparta, en este caso con los oyentes de un programa de radio, digamos, muestras de las mismas inquietudes que lo mueven cuando inventa, cuando compone, cuando escribe. Si Fernanda Trías es una gran entrevistada es por su generosidad: para pensar cuando contesta, para acompañar en su curiosidad a quien le pregunta. En este diálogo con Oír con los ojos, los temas fueron:

-Su residencia en la Casa de Velázquez, en Madrid, y la beca para escritores como privilegio-oportunidad-reto-problema.
La ciudad invencible y No soñarás flores (HUM) fueron logros narrativos importantes de los últimos años. ¿Qué puede compartir acerca de su nuevo libro, en preparación?
-Sus lecturas de este momento. Para anotar: Mircea Cărtărescu, Ana Blandiana, Herta Müller.
-Un capítulo siempre abierto en Oír con los ojos: en el siglo XIX, para poder publicar o para ser tomadas en serio, Jane Austen publicó de forma anónima; las hermanas Brontë, con seudónimos masculinos; Mary Anne Evans, cambiando su nombre por el de George Eliot. La cronología de la desigualdad es extensa. ¿Qué tanto mejor, dos siglos después de Jane Austen, es hoy la situación para las mujeres de talento que escriben?

Emitida el 31 de marzo de 2018 en Radio El Espectador

Decir «una de las mejores plumas» no es demasiado afortunado, por anacronismo y por fealdad, pero decir escritoras o narradoras puede hacer pensar, a lectores apurados, que solo se la está cotejando con otras autoras mujeres. Entonces, por ahora, habrá que decir que Fernanda Trías es una de las mejores plumas de la literatura uruguaya actual.

En junio de 2020 faltaban todavía algunos meses para la publicación de Mugre Rosa. Las primeras ideas para esta novela y su extraña conexión con el mundo de los libros médicos formaron parte de esta última conversación.

Emitida en Radiomundo el 1 de junio de 2020

Sobre Mugre Rosa (ya publicada), en octubre de 2020

***

Enlaces externos
Oír con los ojos, cuenta en Instagram
Oír con los ojos, cuenta en Twitter

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: