Los viajes de Cristóbal Colón. La historia y la imaginación

Los viajes de Cristóbal Colón. La historia y la imaginación

«Lo más parecido que tenemos en la historia a un viaje intergaláctico es el primer viaje de Colón», dice Alberto Márquez, en vísperas de un nuevo aniversario de la llegada del navegante, cartógrafo y almirante Cristóbal Colón al continente que más tarde llamaríamos América, para empezar a repasar lo que sabemos y para intentar comunicar el asombro y las infinitas repercusiones de ese hecho. 

3 de agosto de 1492, Puerto de Palos. Con el auspicio de los Reyes Católicos o mejor dicho, de Isabel la Católica en particular —Isabel I de Castilla que, según explicó el invitado, «llegó a vender sus joyas para poder financiar esta expedición»— Colón, un hombre de ciencia, podría decirse, un estudioso activamente interesado en los mapas y en la forma del mundo, convencido de que podía llegar a las Indias «por el otro lado», pone a prueba su ruta alternativa.

32 días de navegación, entonces, y una tenue luz en el horizonte: tierra a la vista. 33 días y ese momento de infinita perplejidad, el momento en que Colón y su famélica tripulación desembarcan en la Isla de Guanahaní, en las Bahamas. Después vendrían Fernandina, Isabela, Cuba. El Nuevo Mundo.

A fray Bartolomé de las Casas debemos el relato del primero de los viajes de Colón. ¿Qué más sabemos, fuera de lo que se cuenta allí? ¿Qué podemos imaginar, luego, en base a lo que sabemos?

Una conversación con el profesor de historia Alberto Márquez.

Imagen: Primer desembarco de Cristóbal Colón en América. Dióscoro Puebla. 1862

Oír con los ojos
T04P31
Emisión: 10.10.2020

***

Enlaces externos
Oír con los ojos, cuenta en Instagram
Oír con los ojos, cuenta en Twitter

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: