Marcos Galperín, CEO de MercadoLibre: “Logramos democratizar el comercio”

Marcos Galperín, fundador de MercadoLibre, contó en entrevista con En Perspectiva cómo funciona la plataforma de comercio electrónico más importante de América Latina y brindó su visión sobre el futuro de las transacciones comerciales en internet.

Además anunció que en breve lanzará en Uruguay una plataforma de pagos digitales que permite abonar compras por internet dentro y fuera de MercadoLibre utilizando computadoras y celulares. También aventuró que en la próxima década el comercio electrónico evolucionará hacia la distribución de productos mediante el uso de drones.

EN PERSPECTIVA
Viernes 22.5.15, hora 8.16.

EMILIANO COTELO —“Un latinoamericano nunca le va a comprar algo que no vio y que no tocó a alguien que no conoce.”

Esa conclusión lapidaria surgió por unanimidad, a fines de los 90, en una encuesta realizada a 20 estudiantes latinos en la escuela de negocios de Stanford, en EEUU.

Quien estaba interesado en el dato era el argentino Marcos Galperín, que por aquel entonces ya estaba pronto para lanzar MercadoLibre.

Galperín se quedó perplejo: “¿Cómo es posible que algo tan obvio no se vea?”, se preguntaba.

Después la idea, efectivamente, funcionó. Hoy MercadoLibre está presente en 13 países y es la plataforma de compras y ventas por internet más importante de América Latina.

Vamos a hablar sobre esa historia, pero, sobre todo, sobre el futuro del comercio electrónico.

Para eso recibimos en estudios a Marcos Galperín, CEO y fundador de MercadoLibre.

MercadoLibre es una marca muy conocida. Sin embargo, muchos quizás no la hayan utilizado y una proporción todavía mayor probablemente no tenga clara la variedad de opciones que hay detrás. Entonces, ¿qué es MercadoLibre?

MARCOS GALPERÍN —MercadoLibre es una plataforma de comercio electrónico donde podés comprar y vender realmente de todo. Además de eso, en varios países de América Latina tenemos una plataforma de pagos digitales, que vamos a lanzar en Uruguay en breve, que permite también pagar compras por internet tanto en MercadoLibre como fuera de MercadoLibre, tanto en las computadoras como con los celulares. Y tenemos una herramienta que permite comprar publicidad online para llevar tráfico, ya sea productos dentro de MercadoLibre o fuera, que se llama Mercado Ads.

EC —¿Quiénes son sus competidores?

MG —Competimos principalmente con las grandes plataformas que generan mucho tráfico. En general se crean plataformas como Google y Facebook, que generan mucho tráfico, pero después el comercio electrónico es la mejor manera de monetizar ese tráfico. Google también de alguna manera junta compradores y vendedores, solo que la compra no sucede en Google, te vende publicidad y la compra termina sucediendo en otros sitios. Pero directa o indirectamente junta compradores y vendedores. Facebook está empezando a meterse allí también.

Más a nivel regional competimos con clasificados gratuitos y con otras plataformas de comercio electrónico.

EC —Últimamente se ha visto mucha publicidad de OLX, tiene una presencia fuerte en los medios. Es un actor relativamente nuevo.

MG —Sí, en otros países de América Latina también ha estado haciendo mucha publicidad desde hace ya un par de años. Es un grupo sudafricano. Los clasificados gratuitos existen desde 1999 en todos los países de América Latina. Tienen un producto interesante en el sentido en que permiten publicar gratis. Son un jugador más.

EC —Usted los llama “clasificados gratuitos”. Parece haber una intención de marcar la diferencia. MercadoLibre es bastante más que eso.

MG —No, ellos se definen así. Por el contrario, creo que somos muy parecidos. El nombre con el que ellos se autodefinen es engañoso, porque en MercadoLibre cualquiera que quiera publicar gratis puede hacerlo. El tema es que si realmente querés vender vas a tener que destacar tu producto de alguna manera, y ahí tenés que terminar pagando. Creo que ellos todavía no lo están haciendo porque son todavía medio nuevos, en otros países del mundo también cobran. El modelo intenta ser bastante parecido, pero nosotros le hemos agregado todo un ecosistema de pagos, de reputación, hacemos todo un análisis de prevención de fraude. Esa parte sí es muy distinta, sin poner nombres de empresas, creo que el producto de las plataformas de comercio electrónico es muy superior al producto de clasificados gratuitos que por definición dicen “yo no intervengo en la compra y venta”, mientras que nosotros nos estamos metiendo cada vez en ese proceso.

EC —¿Y cómo se lleva MercadoLibre con EBay, en la competencia o en la coordinación? ¿Cómo es?

MG —Las dos cosas. Tenemos una relación interesante, porque ellos son accionistas de MercadoLibre, tienen casi el 20 %, es uno de los principales accionistas. Somos competidores a través de PayPal, que compite con MercadoPago, y ellos son dueños de un clasificado gratuito que en Argentina se llama A la Maula y en México tiene otro nombre que no recuerdo ahora. También hacen mucha publicidad, tienen mucha presencia en los medios.

EC —¿Tienen repartidas las regiones?

MG —No, nosotros estamos en toda América Latina y ellos en algunos países donde consideran que pueden tener una oportunidad de competirnos, nos compiten a través de este sitio de clasificados gratuitos.

EC —¿Cuán diferente es MercadoLibre hoy de como se lo imaginó hace ya más de 15 años, cuando cursaba su MBA en la escuela de negocios de Stanford?

MG —Lo imaginé bastante parecido a lo que tenemos hoy. De hecho por ejemplo MercadoPago estaba en el plan de negocios original, del 99. Pero evolucionó muchísimo MercadoLibre, empezamos siendo un sitio de subastas de cosas usadas y rápidamente pivoteamos a precio fijo. Hoy el 97% se vende a precio fijo.

EC —Sigue existiendo el instrumento de la subasta, el remate.

MG —Sigue existiendo, a un grupo de gente le encanta, y para ciertos productos es muy interesante, para los productos usados o que uno no sabe bien qué valor pueden llegar a tener, pero es el 3% de las transacciones. Y el 80 % de lo que se vende es nuevo. Empezamos siendo un sitio principalmente de compra y venta entre individuos y hoy el 80 % de lo que se vende lo venden pequeñas y medianas empresas, que han hecho de las ventas en MercadoLibre una forma de vida. Y cada vez más estamos trayendo a medianas y grandes empresas a publicar en el sitio.

EC —Me llamó la atención el concepto de “tiendas oficiales”. Uno podría suponer que MercadoLibre es una gran pesadilla para los shoppings o tiendas de determinado tipo de productos, por ejemplo electrodomésticos. Sin embargo, ustedes han conseguido construir una especie de sinergia con varias de esas empresas. ¿Cómo es esto?

MG —Históricamente, desde que empezamos, tratamos de incorporar a las grandes marcas a publicar en el sitio y no lo lográbamos. Finalmente hace un par de años mejoramos mucho nuestro producto con MercadoPago, MercadoEnvíos, y generamos este espacio que se llama Tiendas Oficiales, que les permite tener su marca mucho más cuidada y bien mostrada en nuestra plataforma, separada, en un espacio propio. Hemos sido muy exitosos, tenemos más de 700 tiendas oficiales. Tenemos marcas como Walmart y Fravega en Argentina, y en Brasil Ricardo Electro, que es el principal retailer de electrónicos y electrodomésticos en ese país, publicando y vendiendo millones de dólares a través de la plataforma. Acá en Uruguay también tenemos marcas muy buenas publicando a través de Tiendas Oficiales, aun cuando todavía no tenemos MercadoPago.

EC —Para decirlo gráficamente, estamos ante MercadoLibre funcionando como un shopping, como un centro comercial dentro del cual no solamente están esas transacciones uno a uno entre personas, sino que también una tienda importante, un comercio importante de plaza abre sus puertas y lo usa, se conecta con sus clientes.

MG —Exacto. Hemos logrado democratizar el comercio. Google democratizó el acceso a la información, que antes lo tenían unos pocos que podían entrar a las bibliotecas, etcétera, y hoy en día cualquiera tiene acceso a toda la información prácticamente del mundo en dos clics. Facebook democratizó la capacidad de la gente de organizarse y expresarse. Y nosotros democratizamos la capacidad de la gente de acceder al comercio.

EC —¿Qué es eso de que democratizaron el acceso al comercio?

MG —Por ejemplo, si uno vivía en el interior de Uruguay –y lo mismo sucede en toda América Latina, Uruguay es Montevideo, la ciudad importante, en Argentina es Buenos Aires, en Brasil hay tres o cuatro, en México también hay tres o cuatro, pero son pocas, en Chile es Santiago, en Perú es Lima–, si no vivía en la ciudad principal, no tenía acceso a los productos. Hoy si no existiese MercadoLibre y estás en el interior del Uruguay y querés comprarte un teléfono celular último modelo, un iPad, cualquier cosa, una impresora o lo que sea, no solamente un electrónico, no tendrías acceso. Había una persona que llevaba eso cada tanto, te cobraba lo que quería, o tenías que aprovechar un pariente que viviera en la gran ciudad que te lo llevara. Hoy cualquiera puede comprar los mejores productos a los mejores precios en igualdad de condiciones, no importa dónde viva.

EC —¿Igualdad de condiciones? ¿Y cómo pesa en el precio el factor transporte, traslado?

MG —Tenemos un producto que todavía no está en Uruguay, pero va a estar pronto también, que depende de MercadoPago, se llama MercadoEnvíos. Por ejemplo en Brasil, donde más de la mitad de las ventas se producen a través de MercadoEnvíos, un tercio viene con envío gratuito, el envío está metido en el precio. Hacia eso va el comercio electrónico, mucho va a venir con envío gratuito, el precio del envío estará incluido en el precio, del mismo que las cuotas sin intereses, que están incluidas en el precio. Todo el mundo accede a lo mismo, al mismo precio, a la misma financiación y el mismo costo de envío. Eso es increíblemente democrático e igualador.

Y lo mismo sucede para los vendedores. Antes en toda América Latina pasaba lo mismo: había una, dos, tres familias que dominaban el comercio, y si querías tener una distribución medianamente nacional –porque la distribución no era muy nacional, por lo que hablábamos antes–, tenías que pasar por esas familias. Ahora cualquiera que tenga un buen producto lo puede vender, tiene una plataforma nacional e incluso regional, y lo vende en igualdad de condiciones. Eso generó mucha competencia, por eso al principio nos costaba tanto traer a los grandes retailers, que eran los que controlaban el comercio. No nos querían porque le habíamos abierto la puerta a mucha gente que antes no podía participar si no era a través de ellos.

Creo que MercadoLibre y el comercio electrónico hemos llegado a un estadio en que se dan cuenta de que más vale subirse al tren que tratar de detenerlo. Las grandes marcas están yendo adonde están los consumidores, a las plataformas como MercadoLibre.

EC —Otro concepto que ustedes manejan es el de que este es un sistema amigable con el medioambiente. ¿Cómo es eso?

MG —Si querés comprar algo y vivís en el interior de Uruguay, tenés que viajar 300 kilómetros o hacer que alguien viaje 300 kilómetros para recibirlo, tenés que pelearte para estacionar en un shopping, etcétera, no es algo muy ecológico. El comercio electrónico es muchísimo más eficiente y muchísimo más barato, utiliza muchos menos recursos de transporte que el comercio tradicional. Llegado a un extremo, un producto que se importa y se va a distribuir desde una barraca cerca del puerto va a los distintos compradores en los distintos lados de Uruguay sin tener que viajar a intermediarios, distribuidores, etcétera.

***

EC —Manejemos algunos números. Decíamos que está en 13 países; ¿cuántos “vendedores” y “compradores”, o mejor dicho, cuántos usuarios tiene MercadoLibre hoy?

MG —Usuarios registrados tiene más de 120 millones. El año pasado hubo 30 millones de personas que compraron y vendieron en el sitio, 23 millones de compradores y 7 millones de vendedores. Y, más interesante, hay 150.000 personas que viven de vender en MercadoLibre.

EC —¿Cómo es eso?

MG —Son las pequeñas y medianas empresas que te comentaba que han hecho de vender en el sitio su forma de vida. Empieza con alguien, un productor y un producto, un importador, un distribuidor que empieza publicando una cosa, dos, 10, 50, y termina teniendo tres, cinco, 10, hasta 80 empleados que se enfocan exclusivamente a vender en MercadoLibre.

EC —¿Cuánto dinero se mueve por día a través de compras y ventas?

MG —El año pasado se hicieron 101 millones de transacciones por más de US$ 7.000 millones. En este momento se están haciendo 3,5 compras por segundo en toda América Latina por MercadoLibre.

EC —¿Cuántas personas trabajan en la empresa?

MG —Hay 3.000 empleados, de los cuales 450 están acá en Montevideo.

***

EC —Hay una cantidad de preguntas, mensajes. Por ejemplo, Alberto recuerda que yo pregunté por la eventual competencia o cooperación con EBay, y agrega que no hubo ninguna pregunta sobre Amazon. “¿No son competidores? Ellos empezaron con libros y hoy son un gran shopping, además venden tecnología, software en la nube y fuerza de proceso. ¿No es MercadoLibre un competidor de Amazon?”

MG —Potencialmente sí, de hecho ya hace tres años que anunciaron que iban a lanzar en Brasil. Por ahora en Brasil tiene una presencia muy pequeña. Sin dudas Amazon es una empresa que admiramos muchísimo porque hace las cosas muy muy bien. Esa experiencia que uno tiene cuando usa Amazon en EEUU es la que nosotros queremos que uno tenga cuando utiliza MercadoLibre en América Latina. Una experiencia en que está el pago incluido, con una garantía de compra, incluso con devolución incluida, con envío gratuito, rápido y eficiente y que se puede trackear. Hemos hecho muchísimo progreso en algunos países, en otros menos, es muy difícil de implementar, por eso es que Amazon todavía no está en América Latina, porque son cosas complejas de ir implementando, y cada conexión con medios de envío, con medios de pago es distinta en cada país de América Latina. Por eso todavía no somos competidores de ellos, pero seguramente lo vamos a ser.

EC —Usted hablaba de realidades distintas país por país. Un oyente consulta a propósito de los impuestos. “¿Qué impuestos paga MercadoLibre? ¿Quién paga?”

MG —MercadoLibre paga los mismos impuestos que cualquier empresa, impuesto al valor agregado, ingreso bruto, ganancias, etcétera. Creo que la pregunta se refiere al mito que había al principio: MercadoLibre tiene muy buenos precios porque nadie paga impuestos. Es un mito total, eso está quedando cada vez más demostrado, porque en la mayoría de los países de América Latina somos los mejores socios de las autoridades impositivas.

EC —¿En qué sentido?

MG —Porque es mejor que haya una base de datos digital donde uno tiene registrado todo lo que se vendió, a qué precio, quién lo vendió, cuándo, quién lo compró y qué dijo el comprador de esa compra. Una vez por mes mandamos un archivito; en muchos casos por ley nos exigen que informemos de los vendedores de más de equis volumen quiénes son, quiénes les compraron, etcétera. Es el sueño de las autoridades impositivas. Si uno va a vender algo sin pagar impuestos y lo vende en su negocio o en una plaza o en la calle, nadie se entera; si lo vende en MercadoLibre es muy fácil que las autoridades impositivas se enteren. En países como Brasil, donde ya el 90 % de las compras se pagan a través de MercadoPago, esas compras terminan en el circuito financiero, ese dinero termina en las cuentas bancarias de los vendedores. Es todo muy oficial y transparente.

EC —La relación de Marcos Galperín con Uruguay es algo más que comercial. Vive acá desde hace 13 años, desde el 2002. ¿Por qué se mudó a nuestro país?

MG —Me vine en el 2002 en un momento en que en Argentina había muchos disturbios. Yo estaba viajando muchísimo, nuestro primer hijo tenía un año, y por eso, más razones familiares –la mayor parte de mi familia estaba aquí– vinimos a vivir a Uruguay, donde también están mis padres y en ese momento también estaba uno de mis hermanos. Nos sentimos muy cómodos, muy a gusto, los colegios son excelentes, es una ciudad que tiene un tamaño que me hace sentir muy cómodo –las megaciudades no me gustan demasiado, no me siento muy cómodo en las grandes urbes–, y a la vez tiene muy buena conexión con el mundo, tiene vuelos diarios a EEUU y a Europa. Es como vivir en el interior de Argentina, pero si vas al interior de Argentina los colegios no son tan buenos como en Montevideo, y además estás mucho más aislado, no tenés vuelos diarios a Europa y EEUU.

EC —De todos modos la residencia acá tiene sus matices. ¿Cuántos días por semana está en Uruguay y cuántos días viajando?

MG —Típicamente estoy de jueves a la noche a martes a la mañana en Montevideo, estoy cinco noches acá y dos noches en Buenos Aires. Lo que pasa es que lo que es típico no sucede muy a menudo.

EC —Además, decidió instalar en Montevideo uno de los centros más grandes de MercadoLibre, el tercero después de los de Argentina y Brasil. ¿Por qué?

MG —El origen fue un tema sindical que tuvimos en Argentina, el gremio nos invadió las oficinas y no nos dejaba trabajar. Me angustié mucho porque dábamos asistencia a toda América Latina desde Buenos Aires y como por dos días no pudimos ni siquiera contestar mensajes. Decidimos abrir un centro acá y nos fue muy bien, empezó con 50 personas, 100, 200, y hoy tenemos 450; y empezó siendo atención al cliente y hoy hacemos mucho más que eso.

EC —¿A qué se dedica la filial de MercadoLibre en Uruguay?

MG —Hacemos cuatro cosas: hacemos atención al cliente para toda América Latina de habla hispana; prevención de fraude para toda América Latina de habla hispana; hacemos tecnología, tenemos 35 ingenieros haciendo productos que se usan en toda América Latina, por ejemplo hicimos las Tiendas Oficiales con ese equipo.

EC —Se desarrolla tecnología acá.

MG —Sí, tenemos 35 ingenieros acá que desarrollan tecnología para toda América Latina. Las Tiendas Oficiales las hicimos acá.

EC —El sistema que permite que dentro de MercadoLibre operen tiendas.

MG —Sí, por ejemplo entrás a la página argentina y vas a ver la tienda oficial de Walmart o de Fravega. Hay más de 700 tiendas oficiales en toda América Latina, y eso se hizo desde aquí. También tenemos el equipo de operación comercial que atiende a los grandes vendedores y a las grandes tiendas oficiales que están en Uruguay.

EC —Que están en zona franca y fuera de zona franca. ¿Cómo es eso?

MG —El equipo que atiende la operación de Uruguay está fuera de zona franca. Zona franca es solamente para actividades para toda América Latina, no para Uruguay.

EC —Hablemos de MercadoLibre y algunos de sus puntos críticos, sensibles, interesantes. Por ejemplo, recién habló de prevención de fraude, ese es uno de lo rubros que se manejan desde acá. ¿Qué es eso?

MG —Cuando empezaste la nota decías que todo el mundo me decía que en América Latina nunca alguien que no conocía a alguien iba a comprarle un producto que nunca vio ni tocó. Pensaban que iba a haber muchísimo fraude. Justamente para evitar eso, para diferenciarnos de los clasificados gratuitos, que hacen muy poco o nada para prevenir fraude, tenemos un equipo muy grande, y además tecnología muy sofisticada de inteligencia artificial y redes neuronales para prevenir fraudes. Porque claramente puede suceder que si le estás comprando a alguien que nunca viste ni conocés un producto que nunca tocaste ni viste hay una posibilidad de fraude. La realidad es que los casos de fraude en MercadoLibre son ínfimos, tenemos un programa de protección al comprador y todo el sistema de reputación, que funciona muy bien. Lo mejor de todo es que pronto vamos a lanzar en Uruguay MercadoPago. Si uno paga por MercadoPago, está cubierto.

EC —¿Cómo se opera en ese sistema de prevención de fraude, en particular en lo de la reputación? Porque tengo este mensaje de Ignacio: “MercadoLibre como herramienta de venta para pymes es muy efectivo, es un buen canal para realizar negocios. Yo fui usuario. El único problema que le veo son las famosas reputaciones. Está en manos de cualquier persona que tenga una cuenta juzgar a la otra parte. Mi experiencia con un falso cliente que arruinó mi reputación como vendedor y la falta total de garantía y seguridad por parte de MercadoLibre hicieron que me desligara completamente como comerciante de ese canal”.

MG —En MercadoLibre cada comprador puede opinar sobre el vendedor, y a veces las opiniones de los compradores a los vendedores no les gustan, y a veces tanto no les gustan que se enojan y dejan de vender. Tenemos un sistema de mediación de calificaciones…

EC —¿Cómo es?

MG —Si realmente vemos que la calificación fue injusta la damos de baja. Pero es muy difícil que la demos de baja, generalmente respetamos las opiniones de los compradores. El vendedor tiene que darse cuenta de que siempre va a haber alguno que va a estar desconforme y preocuparse por el promedio. Si tenés 99 % positivo y hay un 1 % que está desconforme y te deja mala reputación, es así.

EC —¿Esa es la solución? ¿Así nomás se arregla?

MG —Aquellos a los que no les gusta pueden no publicar en el sitio. En las Tiendas Oficiales, que es un espacio más curado, la reputación está […]. De todas maneras nosotros miramos la reputación, el comprador la puede dejar, y si vemos que el vendedor está recibiendo muchas calificaciones negativas lo podemos suspender y dejarlo afuera.

EC —¿Hacia dónde va el comercio electrónico?

MG —El comercio electrónico va a crecer muchísimo, está creciendo muchísimo desde hace 15 años y va a seguir creciendo muchísimo. Va hacia la incorporación de pagos, hacia la incorporación de envíos.

EC —Esa herramienta también requiere algo de explicación. ¿Cómo es ese servicio?

MG —Hoy en MercadoLibre alguien compra y después tiene que coordinar con el vendedor el pago, etcétera, eso está sucediendo en Uruguay.

EC —No hay una forma de pago obligatoria.

MG —No.

EC —Se puede pagar con tarjeta de crédito, se puede pagar a través de una red de pagos…

MG —Exactamente, Abitab, Red Pagos o la que sea. Y se puede pagar en efectivo contra entrega.

EC —Hay distintas posibilidades. ¿Entonces?

MG —Eso está bueno porque hay mucha gente que tiene miedo a poner la tarjeta por internet, eso le da confianza. Pero al vendedor que vende mucho volumen le genera mucho trabajo, porque en cada venta tiene que ver cómo coordina con cada comprador. El vendedor que vende mucho volumen prefiere estar recibiendo pagos y haciendo los envíos y no estar coordinando con cada comprador si se acreditó el pago, etcétera. Entonces se está yendo hacia eso, a que el vendedor reciba pagos y no órdenes de compra. Se está yendo a que el comprador pueda financiar sus compras ya sea a través de tarjetas u otras formas de financiamiento, a que reciba el producto y lo pueda trackear online con envío gratuito. Se está yendo a los teléfonos celulares principalmente y rápidamente, un porcentaje muy alto de nuestras transacciones ya son hechas desde las aplicaciones de los teléfonos celulares.

EC —¿Qué porcentaje?

MG —No lo divulgamos, pero es alto.

EC —Está claro que es creciente, pero ¿en cuánto anda?

MG —No lo divulgamos. El último número que divulgamos, hace como un año, era 15 %.

EC —¿Qué pasó de ahí en adelante?

MG —Siguió creciendo.

EC —A 50 % no llegaron todavía…

MG —Todavía no, pero está creciendo mucho. Creo que en dos, tres años vamos a estar en torno al 50 %.

EC —¿Entonces?

MG —Está buenísimo. Para empezar, para la gente que tiene menos poder adquisitivo comprar un celular es mucho más fácil que comprar una computadora, contratar un plan de banda ancha, etcétera, y además permite comprar en cualquier lado. Creo que eso va a ayudar mucho a que el comercio electrónico siga creciendo y sea cada vez más masivo.

EC —En una entrevista que le hicieron en el diario La Nación usted decía que había dos temas de futuro que lo estaban ocupando: los pagos digitales y la logística y distribución. ¿Cómo está MercadoLibre en ese aspecto en este momento?

MG —Está atado a lo que decía de los pagos, en los lugares donde hemos implementado fuertemente MercadoPago estamos creciendo muchísimo en todo lo que es meternos en el envío, generar los envíos gratuitos, que la gente los pueda trackear. Y no me sorprendería que en la próxima década estemos metiéndonos en la administración de galpones, que nuestros vendedores nos manden su inventario y nosotros, que tenemos más capital y acceso a mejor tecnología, enviemos desde allí a todo el país.

EC —¿Hacerse cargo también de la distribución?

MG —Sí; no en todos los casos, pero los vendedores que tienen mucho volumen nos están pidiendo ese servicio.

EC —Por un lado el depósito, ¿y también el transporte?

MG —No necesariamente, hay redes de transporte que se pueden utilizar.

EC —¿Y la fantasía de los drones?

MG —Creo que esa fantasía va a ser realidad mucho antes de lo que el mito urbano cree.

EC —Amazon habla de esa posibilidad.

MG —Amazon no lo está haciendo por un tema de regulación, pero creo que este año lo va a implementar, creo que en Canadá.

EC —¿Ustedes lo tienen en el horizonte?

MG —La tecnología la tiene todo el mundo, no es una tecnología muy complicada. Es un tema de regulación y también de cuánto puede volar el drone, por dónde, que no se quede sin batería. Obviamente hay muchos detalles, pero en la próxima década va a suceder.

EC —¿Qué más, qué encuentran ustedes mirando más adelante todavía el comercio electrónico?

MG —Creo que esos van a ser los principales desafíos. La parte móvil, la parte de logística, la parte de pagos, de financiamiento, brindar en general una gran experiencia. La verticalización, en cada categoría hemos ido brindando una experiencia distinta, si navegás la parte de inmuebles de MercadoLibre no tiene nada que ver con la parte de autos, que a la vez es muy distinta de la parte de moda. Creo que va a haber categorías cada vez con más detalles de acuerdo a lo que se transaccione.

EC —¿El mercado electrónico por esta vía va a liquidar a los suplementos de avisos clasificados de los diarios?

MG —Esa es una tecnología bastante obsoleta.

EC —Esa es una de las canchas de competencia para ustedes, en la que da la impresión de que están avanzando muy firmemente.

MG —En la mayoría de los países de América Latina los avisos clasificados de los diarios prácticamente no existen más, acá sí tienen una presencia importante. Es un producto que no me gusta.

***

EC —¿Hay algún otro proyecto en carpeta?

MG —No te lo puedo decir.

EC —Pero hay…

MG —Tenemos muchos.

EC —¿Vinculados con el comercio electrónico o con otras áreas del emprendedurismo?

MG —Yo participo mucho en cosas de emprendedurismo porque me gusta y me gusta apoyar ese ecosistema. Pero eso lo hago en mi tiempo libre, como inversor en proyectos de emprendedores que conozco que están haciendo cosas interesantes relacionadas con la tecnología.

***

Transcripción: María Lila Ltaif

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. AIDA ARACELI PALACIOS · Edit

    Hice una compra hace mas de 20 dias, en mercadolibre en Monterrey N.L., Mexico, casi de inmediato la cancele pero el banco BANAMEX ya habia hecho la transferencia de fondos a Uds, el vendedor no recibio el dinero y no tengo forma de recuperarlo, tengo los comprobante que el banco emite, asi que necesito que me apoyena resolver esto pronto

    Reply

Escribir Comentario: