Entrevista central, jueves 11 de noviembre: Maricruz MaGowan

Entrevista con la economista Maricruz MaGowan.

EN PERSPECTIVA
Jueves 10.10.2016, hora 8.14

EMILIANO COTELO (EC) —Para muchos, pensar que Donald Trump accedería a la Casa Blanca era casi una locura.

(Audio Donald Trump)

I pledge to every citizen of our land that I will be president for all of Americans, and this is so important to me.

(Fin audio)

EC —“Juro a todos los ciudadanos de esta tierra que seré el presidente de todos los estadounidenses. Y esto es muy importante para mí”, decía quien hasta bien entrada la madrugada del miércoles era el candidato republicano. Ahora, ya podemos hablar de él como presidente electo de los Estados Unidos.

¿Quién es Donald Trump? ¿Qué puede esperarse del gobierno que llevará adelante en los próximos cuatro años?

Vamos a conversarlo con la economista Maricruz MaGowan, de origen boliviano, pero residente en Estados Unidos desde hace más de tres décadas. MaGowan es integrante del Comité Nacional Republicano, ha sido vocera de la campaña de candidatos republicanos a la presidencia, en particular de la de Trump, en coordinación con esa organización política desde el año 2008. Ha sido impulsora y entusiasta de quien ahora va a gobernar Estados Unidos.

¿Dónde la hemos encontrado esta mañana, a esta hora, tan temprano?

Está conmigo en estudios Roberto Porzecansky, que es doctor en Relaciones Internacionales y vivió 10 años en Estados Unidos, donde fue corresponsal de En Perspectiva.

La victoria de Trump fue una sorpresa para muchos analistas que no creían que un hombre tan alejado de lo que comúnmente se espera de un candidato lograra ganar estos comicios. ¿Cuáles cree que fueron las claves del éxito?

MARICRUZ MAGOWAN (MM) —Muchas. Ante todo la gente estaba lista para un cambio, porque esta administración, se diga lo que se diga, bajó mucho la calidad de vida, la calidad de los servicios de salud y más que todo la economía. Se bajó el concepto de trabajar a tiempo completo de 40 horas a 30 horas, lo cual significó para mucha gente un corte inmediato de su ingreso de 25 %. La gente empezó a tener dos, hasta tres trabajos, y aún no le alcanzaba, las estampillas de comida –la gente a la que no le alcanza para comprar su mercado– subieron de 26 millones a casi 50 millones. O sea, la situación era muy desesperante.

Por otro lado, en la parte política, el presidente Obama empezó a sacar decretos presidenciales para cualquier cosa en la que el Congreso no estaba de acuerdo con él. Esto no solamente les que cayó mal a los republicanos, sino también a gente que está acostumbrada a vivir en un país que es conocido por ser un país de leyes.

Y luego, en la parte de la señora Clinton, una señora a la que sí hay que agradecerle, como dijo el señor Trump, sus tres décadas o más de vida política, sin embargo no tuvo logros de los cuales pudiera hablar y sí bastantes escándalos e incluso […] con cosas que podrían considerarse fuera de la ley, como fue establecer un servidor privado siendo secretaria de Estado y mezclar los negocios de la Fundación Clinton con su posición de secretaria de Estado, lo cual tampoco está permitido. Eso hizo que el FBI empezara a investigarla a ella y a las personas que trabajaron con ella.

Creo que todo eso, el hecho de que el señor Trump no era político, que no debe favores a nadie, que es un hombre de negocios, un hombre acostumbrado a caerse y a levantarse, que es muy importante, porque Estados Unidos en este momento está en bancarrota, debemos más que el tamaño de nuestra economía, entonces ¿quién mejor que él sabe cómo salir de una bancarrota y ayudarnos? Y es un constructor, ha hecho su dinero construyendo, construyendo edificios, campos de golf, casinos, y acá necesitamos que se reconstruya inmediatamente toda la infraestructura, nuestros puentes están viejos, los caminos, los aeropuertos. Él va a ponerse a trabajar en todo eso.

Y no olvidemos del muro, está prometiendo hacer un muro altamente tecnológico para que los cárteles de la droga no puedan seguir construyendo túneles como lo hicieron todos estos años, túneles que pasan por debajo del límite de la frontera entre México y Estados Unidos.

Creo que todas esas cosas vinieron juntas y la gente salió en masa, gente que nunca había votado. Y no nos olvidemos de los evangelistas, creo que el señor Trump les debe mucho a los evangelistas. Noventa millones de evangelistas en los Estados Unidos estuvieron en cadena de rezar y apoyo abierto, gente que nunca había votado, y el 85 % de los evangelistas en Estados Unidos fueron por Donald Trump. Y hay un porcentaje bastante significativo también de hispanos que votaron por Donald Trump.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: